dispuesta a hablar de las tarifas a los coches

La UE titubea ante Trump: negociará, pero “no bajo la espada de Damocles”

Dijo que no lo haría, pero la Unión Europea se plantea recular ante el envite comercial del presidente de EEUU, Donald Trump

Foto: Jean-Claude Juncker ha puesto sobre la mesa a Trump una oferta de diálogo, si baja armas (REUTERS)
Jean-Claude Juncker ha puesto sobre la mesa a Trump una oferta de diálogo, si baja armas (REUTERS)

Dijo que no lo haría, pero la Unión Europea se plantea recular ante el envite comercial de Donald Trump. En la cena celebrada este jueves, la víspera de la Cumbre de los Balcanes que ha reunido en Sofía a los líderes europeos, y ante la insistencia de Berlín, las capitales se mostraron abiertas a mostrar a Trump una bandera blanca, a condición de que él baje las armas también.

"No negociaremos con la espada de Damocles sobre nuestras cabezas, por dignidad”, ha resumido el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, al término del encuentro. La Unión Europea ha vuelto a exigir a Washington que retire, de manera definitiva, la amenaza de unas tarifas del 25% al acero y el 10% al aluminio que han enrarecido el ambiente entre las dos orillas del Atlántico. El 1 de junio expira la segunda prórroga ofrecida por Trump a sus homólogos europeos, una medida que no pocos europeos ven como un chantaje.

Con el anuncio de la imposición de tarifas de manera unilateral, la Casa Blanca busca obligar a renegociar en términos más ventajosos los términos comerciales que EEUU mantiene con sus socios internacionales. El órdago ya ha funcionado con Corea del Sur y ha provocado la apertura de un diálogo bilateral con China, de resultados imprevisibles. Pero la UE dejó claro desde un momento que no pasaría por el aro. Los europeos sabían que si ceden en esta ocasión, Trump comprenderá que su juego funciona. Pan para hoy, y hambre para mañana.

Francia, España y Holanda se mostraron anoche, según el 'Financial Times', reticentes a mostrarse conciliadores para evitar sentar precedentes que avalen los métodos agresivos de Trump

La decisión de Bruselas de prometer a Washington que se sentarán a la mesa para debatir propuestas tan concretas como los aranceles que pesan sobre los automóviles estadounidenses importados en la UE (del 10%, cuando en sentido inverso es del 2,5%) es, en buena medida, un paso en esa dirección. Y todo pese a que Francia, España y Holanda se mostraron anoche, según el 'Financial Times', reticentes a mostrarse conciliadores, para evitar sentar precedentes que avalen los métodos agresivos de Trump.

Pero en la principal potencia europea, Alemania, los nervios están a flor de piel. La locomotora germana presenta un amplio superávit comercial, lo que la convierte en una economía especialmente vulnerable a las tensiones comerciales. Berlín quiere evitar a toda costa que el enfrentamiento con EEUU suba de tono. Y hasta el momento, no han funcionado las advertencia de la UE.

Bruselas llegó a anunciar a bombo y platillo que tiene una lista de medidas de represalia que impondrá en caso de que la Casa Blanca dé luz verde a los aranceles. Éstas, que incluyen iconos estadounidenses como las motos Harley-Davidson o el whisky Bourbon cuya producción se concentra en estados tradicionalmente republicanos, no hicieron sino enfurecer a Trump, que amenazó con elevar las tarifas de los automóviles europeos al 25%. Criptonita para Alemania, donde el sector automovilístico es uno de los puntales económicos.

Los cuatro puntos de la oferta de la UE

Tras mostrar el palo, la UE prueba ahora con una zanahoria. La oferta de diálogo de Bruselas se centra en cuatro puntos. El fundamental consiste en "debatir cómo mejorar el acceso recíproco al mercado, especialmente para productos industriales, incluidos, entre otros, los automóviles y la liberalización de la contratación pública". A falta del tratado de libre comercio entre la UE y EEUU -la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP) casi fue firmada bajo la administración de Barack Obama, pero que Trump condenó al limbo-, buenas son tortas.

Además, la UE plantea a Washington profundizar la cooperación energética, especialmente en el gas natural licuado, entre EEUU y la UE. También "centrarse en la cooperación voluntaria entre los reguladores de ambas partes, caso a caso, fuera del marco de las negociaciones comerciales" e impulsar una reforma de la Organización Mundial del Comercio "para garantizar la igualdad de condiciones para todos" y eliminar bloqueos.

Queda por ver, ahora, la reacción de Trump a esta oferta razonable de diálogo para unos, bajada de cabeza para otros. "Hay más expectativas que en el caso del acuerdo iraní, pero me cuesta decir que hay opciones razonables" de que funcione la oferta, apuntan fuentes diplomáticas. No en vano, el presidente de Estados Unidos ha demostrado ser "imprevisible no solo para sus enemigos, sino también para sus amigos, y eso es un problema", ha reflexionado el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios