La Liga y el M5S desatan el miedo en la UE por su exigencia de aumentar el déficit
"volver al estado pre-Maastricht”

La Liga y el M5S desatan el miedo en la UE por su exigencia de aumentar el déficit

Su intención es renegociar algunas cláusolas de los tratados europeos, sobre todo en materia económica, que permitan a Italia acometer un aumento del gasto

Foto: El líder del Movimiento 5 Estrellas (M5S), Luigi Di Magio (c), abandona la Cámara Baja del Parlamento en Roma, el 16 de mayo de 2018. (EFE)
El líder del Movimiento 5 Estrellas (M5S), Luigi Di Magio (c), abandona la Cámara Baja del Parlamento en Roma, el 16 de mayo de 2018. (EFE)

De la ultraderechista Liga y del antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S), que desde el pasado 10 de abril negocian a contrarreloj para alcanzar un pacto -más de dos meses después de unas elecciones que acabaron sin un ganador con mayoría absoluta-, depende que Italia tenga pronto un gobierno. Aún no lo han logrado pero, después de que ambas formaciones anunciasen que están cerca de un acuerdo, el miedo ante la posibilidad de que la tormenta italiana afecte a la Unión Europea (UE) empieza a extenderse.

Las consecuencias de un Ejecutivo integrado por los euroescépticos de la Liga y del M5S solo se conocerán cuando formen gobierno (si es que lo logran). En cualquier caso, la amenaza que ya angustia a Bruselas y a los mercados -la bolsa de Milán cerró el miércoles con una caída de un 2,32% y la prima de riesgo se disparó hasta los 152 puntos- proviene del programa de gobierno que los dos partidos negocian a estas horas para cerrar una coalición en la tercera de la Eurozona. Su intención es renegociar algunas cláusolas de los tratados europeos, sobre todo en materia económica, que permitan a Italia acometer un aumento del gasto.

En los borradores filtrados del acuerdo se incluye la reforma de varias normativas, en particular el TECG (Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza Europea) de 2012, que obliga a los países de la UE a políticas como mantener el déficit público por debajo del 3% del PIB, limitando también el déficit estructural. Un tratado que, según sus defensores, resguarda la UE de posibles crisis económicas y financieras, pero que a ojos de sus opositores ha perpetuado las políticas de austeridad.

“La estructura de la gobernanza económica europea (…) tiene que volver a ser discutida con los socios europeos, incluida la política monetaria única”, se lee en el último borrador de 40 páginas del "contrato" -así lo llaman- entre el M5S y la Liga. “El espíritu (es) volver al estado pre-Maastricht”, continúa, en referencia al acuerdo fundacional de la UE firmado en 1992. Otro borrador, tachado de “viejo” por el M5S (está fechado 14 de mayo) y cuyo contenido desapareció parcialmente de las últimas versiones, incluía la propuesta de solicitar al BCE la cancelación de 250.000 millones de euros en títulos del Estado y abandonar el euro, una opción imposible según la ley actual italiana.

En las últimas versiones del acuerdo sí se mantiene el rechazo de ambos partidos a los acuerdos trasnacionales de la UE, en particular Ceta, MESChina y TTIP. Todo con el objetivo de llevar adelante políticas de aumento del gasto, lo que permitiría a La Liga y el M5S cumplir con las promesas electorales, como la rebaja de los impuestos (Liga) y la renta mínima garantizada (M5S). Todo ello a pesar de que varios analistas hayan subrayado que todavía se desconoce cómo se financiarán estas medidas.

Encontrar el dinero

Estas posturas euroescépticas vienen de lejos, aunque ahora sus protagonistas sean nuevos, más fuertes y con un ideario más variopinto (incluso) que antes. El antiguo partido regionalista de Umberto Bossi, la Liga Norte -llamada únicamente Liga, desde el otoño pasado-, ya proponía en 2005 que Italia rompiese con el euro y adoptase como moneda "una lira ligada al dólar". Unos anhelos que, a fuerza de pactos y compromisos, el entonces primer ministro Silvio Berlusconi -quien gobernaba en coalición con la Liga- había logrado aplacar en esos años. Pero que, ahora, con un Berlusconi anciano y debilitado por la derrota electoral, han cobrado un nuevo vigor, gracias al avance de esta formación en Italia, que ha ganado unos cuatro puntos más de apoyo respecto a las elecciones de marzo, en las que obtuvo un 17%.

“Lo mejor sería desmantelar la Eurozona partiendo de los países más competitivos, de Alemania. En 2013 esto parecía absurdo (…) pero luego hemos visto el avance de (la ultraderechista y euroescéptica) Alternativa para Alemania, que ha conquistado los länder más pobres en Alemania. El euroescepticismo está creciendo”, decía el economista Alberto Bagnai, uno de los 'spin doctors' -junto con Claudio Borghi y Massimo Garavaglia- que están a cargo del Departamento de Economía de la Liga que lidera Matteo Salvini, en un reciente encuentro con corresponsales extranjeros en Roma.

Bagnai cautivó hasta tal punto a Salvini que en las pasadas elecciones lo propuso como candidato en múltiples colegios electorales, para asegurar su entrada en el Parlamento italiano. El motivo: su libro 'El atardecer del euro', en el que Bagnai pronostica el fin de la moneda única europea. Algo que este profesor universitario -antaño de izquierdas- también ha promovido a través de su blog Goofynomics, en el que llega a afirmar que el europeísmo es la ideología más sosa y fascista que existe. Con estas ideas como base, Bagnai ahora se encuentra en primera línea en la ofensiva de la Liga de llevar adelante “políticas expansivas”, para “incentivar el crecimiento y alimentar así el consumo y las importaciones”. “El Estado nacional es el lugar más apropiado para la mediación política, las estructuras supranacionales son un fracaso”, decía Bagnai, en el mismo encuentro con la prensa extranjera acreditada en Italia.

El líder de la Liga Norte, Matteo Salvini, habla durante una rueda de prensa tras su reunión con el presidente italiano, Sergio Mattarella. (EFE)
El líder de la Liga Norte, Matteo Salvini, habla durante una rueda de prensa tras su reunión con el presidente italiano, Sergio Mattarella. (EFE)

Confusión M5S

A ello se ha sumado las posturas del M5S sobre la UE, más confusas y variables, eso sí. Tanto así que el fundador Beppe Grillo ha continuado en estas semanas insistiendo en su propuesta de convocar un referéndum sobre el euro, mientras que el líder, Luigi di Maio, ha enviado en los últimos meses señales de distensión en relación con las posturas sobre el funcionamiento de la UE y la Eurozona. “La postura de Di Maio es crítica, pero no destructiva”, resumen los analistas.

De acuerdo con el equipo de profesores universitarios a los que el M5S encargó en abril comparar los programas políticos de Liga y M5S, uno de los puntos de mayor fricción es precisamente su posición sobre la Eurozona. Más aún, este tema podrían ser causa de choques en el futuro, en caso de que los dos formen gobierno.

“Si bien ambos partidos son críticos con la gestión europea de la última crisis económica, la Liga tiene una postura más dura hacia la UE que el M5S. Lo que hay en común es que quieren una renegociación de algunas cláusulas europeas”, ha explicado a El Confidencial Giacinto della Cananea, el jefe del equipo de profesores consultado por el M5S. “Otros posibles terrenos de enfrentamiento entre Liga y M5S son la OTAN y la política migratoria”, añadió.

Con todo, unas elecciones regionales victoriosas para la Liga en Friuli-Venecia-Julia han sido la antesala de este nuevo empuje de esta formación, que también ha logrado que su lenguaje xenófobo fuera incluido en el programa político común que las dos fuerzas están estudiando, aunque no está claro cuáles serían las propuestas novedosas de ambas formaciones para cumplir con sus propósitos. Y, de igual forma, también es incierta la postura definitiva que esta coalición mantendría frente a las sanciones contra Rusia. Unas sanciones que según la Liga deben eliminarse.

En todo caso, el gran colchón de amortiguamiento para la UE en estas horas tiene un nombre y un apellido: Sergio Mattarella, el presidente italiano. Él ha sido quien, tras permitir que se prolongaran las negociaciones, ya ha avisado que es necesario que se contengan ciertas derivas soberanistas y antieuropeístas. En todo caso, el camino parece todavía cuesta arriba: la previsión de la Liga y del M5S es tener listo el pacto en las próximas horas, para que sus afiliados lo voten este fin de semana. Eso, si logran decidir quién ocupará el cargo de primer ministro y quienes integrarán el equipo de gobierno.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios