Estados Unidos (EEUU): La penúltima casa de los horrores de EEUU: rescatan a 10 niños torturados por sus padres
en california

La penúltima 'casa de los horrores' de EEUU: rescatan a 10 niños torturados por sus padres

Quemados, golpeados e incluso disparados con pistolas de perdigones, según la policía. Así vivieron durante años diez hermanos de entre 4 meses y 12 años en su casa de Fairfield

Foto: Ina Rogers y Jonathan Allen. (Solano County Sheriff's Office)
Ina Rogers y Jonathan Allen. (Solano County Sheriff's Office)

Una nueva 'casa de los horrores', como las de los Turpin, el matrimonio que torturó y abusó de sus tres hijos durante años, ha saluido a la luz en California, Estados Unidos. Ina Rogers (29) y Jonathan Allen (31) ha sido detenidos en la ciudad de Ferfield por haber abusado y torturados a su hijos, con edades comprendidas entre los cuatro meses y los 12 años.

La Policía dice que fueron torturados, quemados, golpeados e incluso que sufrieron disparos con una escopeta de perdigones, según informa 'The Washington Post'. La pareja ha negado todos los cargos. Los pequeños tenían todo tipo de heridas, como quemaduras, moratones y restos de haber recibido disparos con pistolas de perdigones.

La oficina del aguacil en el condado de Solano ha comentado que cuando los niños fueron rescatados se sorprendieron de lo “asquerosa e insalubre” que estaba la casa. La pared de un baño estaba cubierta de pared a pared de excrementos de animales.

Fue el hijo mayor de la familia, de 12 años, el que dio la voz de alarma. El pequeño fue hallado por la policía de California durmiendo debajo de un arbusto. Una vez que los oficiales le llevaron a su casa, se dieron cuenta de la situación en la que estaban viendo él y sus otros nueve hermanos. Según 'The Washington Post' fue ahí cuando comenzó la investigación criminal que acabó con los niños puestos bajo custodia de los servicios sociales del condado.

“Los oficiales encontraron condiciones de vida inseguras e insalubres, como basura y comida en mal estado tirada por el suelo, heces de animales y humanos, y gran cantidad de basura que dificultan la movilidad en la vivienda”, detalló el teniente Greg Hurlbut.

Sharon Henry, vicefiscal de distrito del condado de Solano, dijo que estaba "horrorizada" por las declaraciones de los niños y que la tortura se llevó a cabo en la casa "con fines sádicos".

Los oficiales encontraron condiciones de vida insalubres, como basura y comida en mal estado tirada por el suelo y heces de animales

De acuerdo con la investigación, los niños no estaba escolarizados y rara vez salían de casa. De hecho, varios de los vecinos se sorprendieron de que la pareja tuviera hijos. Jonathan Allen se declaró inocente de siete cargos de tortura y nueve cargos de abusos de menores. Se le ha impuesto una fianza de 5,2 millones de dólares. La madre, por su parte, fue arrestada por negligencia el mes pasado y puesta en libertad después tras pagar una fianza de 10.000 dólares.

"No soy un animal, no soy un torturador, no soy un monstruo" se defendió Jonathan Allen en una entrevista en la televisión KCRANews.

La abuela materna de los menores, Wanda Rogers, que ha copado la atención de los medios californianos en los últimos días ha dicho en algunos medios norteamericanos que Jonathan Allen practicaba el "satanismo" y que adoraba al diablo. “Él cogía el bebé y le golpeaba en la cara. Le ponía cinta adhesiva en la boca para que se callara”, declaró ante los periodistas.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios