Un GOBIERNO MS5-la Lega, más cerca que nunca

Mattarella a Italia: “Pensar que un país puede arreglárselas solo es iluso o un engaño”

Mattarella es neutral y lo contrario de la política click-bait. Pero sabe que, cuando está más cerca que nunca un gobierno de fuerzas populistas en Italia, debía lanzar una advertencia

Foto: El presidente italiano, Sergio Mattarella, a su llegada al European University Institute en Florencia (REUTERS)
El presidente italiano, Sergio Mattarella, a su llegada al European University Institute en Florencia (REUTERS)

Sergio Mattarella, un jurista que aceptó por sentido del deber seguir los pasos de su hermano Piersanti cuando su cuerpo, tiroteado por la Mafia siciliana, estaba aún caliente. Cuando asumió la presidencia de la República Italiana, era un desconocido para el gran público: Mattarella es lo contrario de la política click-bait. Y aunque sabe que su papel ahora es seguir siendo el árbitro que facilite el juego en la siempre compleja política italiana, ha decidido que ahora, cuando está más cerca que nunca el primer gobierno de fuerzas populistas en Italia, debía enviar una clara advertencia.

“Pensar que (un país) puede arreglárselas solo es una pura ilusión, o peor, un engaño consciente a la opinión pública”, ha dicho Mattarella, en un contundente discurso de apertura del “Estado de la Unión”, un evento organizado por el European University Institute en Florencia.

“La irrelevancia de las políticas de cada uno de los países europeos por sí solo, fuera del marco de referencia continental, emerge de manera inmediata”, ha avisado. Un claro recado al populista Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y al nacionalista euroescéptico La Lega, que tras meses de 'impasse' político, podrían llegar a un acuerdo de gobierno en cuestión de horas o días.

Ante la incertidumbre -la temida incertidumbre- que supone la llegada al poder de la tercera economía de la eurozona de ambos dos partidos, Mattarella se ha erigido como garante de la estabilidad. Y de la experiencia. “Todos saben que ninguno de los grandes retos a los que nuestro continente está hoy expuesto puede ser afrontada por cualquiera de los países de los miembros de la Unión, de manera individual”, ha dicho el presidente Mattarella. “Sea cual sea el tamaño”, ha apostillado.

La UE, lo reconoce el presidente italiano, no siempre cumple. No está a la altura de las expectativas de los ciudadanos. Ha olvidado hacer más hincapié en las necesidades de cada país. Y la crisis acorraló a la solidaridad y la cohesión social como valores fundamentales de la integración europea. Pero, con todo, “la respuesta es solo una: la Unión Europea”.

 Berlusconi (derecha) ha abierto la puerta a que su socio y líder de La Lega, Salvini (centro), pacte con M5S
Berlusconi (derecha) ha abierto la puerta a que su socio y líder de La Lega, Salvini (centro), pacte con M5S

Respuestas son también las que Mattarella está esperando de Matteo Salvini y de Luigi di Maio, líderes de La Lega y Cinco Estrellas, los partidos que captaron más del 50 % de los votos en las elecciones del cuatro de marzo. Ambos pidieron ayer a Mattarella 24 horas más para tratar de cerrar un acuerdo de gobierno in extremis, tras dos meses de tira y afloja.

El paso al lado dado por el Silvio Berlusconi -ex primer ministro, líder de Forza Nova y socio preferente de Salvini- ante la amenaza de perder más debería facilitar el entendimiento. Di Mayo y Salvini, una extraña pareja, negocian con redoblada presión, a sabiendas de que el presidente de la República tiene preparada una lista con la que formar un gobierno tecnocrático que evite la convocatoria inmediata de elecciones.

No obstante, la amenaza de repetir los comicios en julio planea sobre el país. Y los mercados, que hasta el momento se han mostrado tranquilos, ya han comenzado a resentirse, con un repute de la primera de riesgo italiana. La incertidumbre, como mostró la crisis del euro, tiene un precio.

El hecho es que aunque, en palabras de Mattarella, “algunos, ante un camino que se ha complicado, han cedido a la tentación de buscar en las fórmulas del siglo XIX (marcado por el nacionalismo) las soluciones para los problemas de siglo XXI”, las repercusiones de las peleas domésticas hoy en día son internacionales.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios