Ursula Haverbeck, la 'abuela nazi' que negó el Holocausto y se negó a entrar en la cárcel
  1. Mundo
condenada en varias ocasiones

Ursula Haverbeck, la 'abuela nazi' que negó el Holocausto y se negó a entrar en la cárcel

Existe una corriente de pensamiento cuyo eje central es negar que seis millones de judíos fueran asesinados por la Alemania nazi, o que el régimen dirigido

placeholder Foto: Ursula Haverbeck, la 'abuela nazi', condenada a prisión | EFE
Ursula Haverbeck, la 'abuela nazi', condenada a prisión | EFE

Existe una corriente de pensamiento cuyo eje central es negar que seis millones de judíos fueran asesinados por la Alemania nazi, o que el régimen dirigido por Adolf Hitler tuviera intención de acabar con determinados sectores de la población. Si bien es una corriente de pensamiento, lo cierto es que el negacionismo del Holocausto es un delito tipificado por el Código Penal alemán, entre otros, al considerar que se trata de un intento por ocultar o justificar un periodo oscuro de la Historia. Ursula Haverbeck es una de las mujeres que siguen este pensamiento, y sus afirmaciones en este sentido la han llevado a la cárcel. Con 89 años.

Su avanzada edad (tiene 89 años) le ha valido el mote de 'Nazi-oma' ('abuelita nazi'), y sus afirmaciones —y escritos—, más de una condena a prisión. Pero hasta ahora se había librado de entrar en la cárcel. Su última condena fue ratificada el pasado mes de agosto: en noviembre de 2016, la Justicia alemana la sentenció a dos años y seis meses de cárcel por negar que Auschwitz fuera un campo de exterminio nazi. Sin embargo, y a pesar de que el 23 de abril era la fecha límite para que la anciana entrara en prisión, nunca se presentó en la institución penitenciaria.

Por eso, la Fiscalía tuvo que tomar medidas. "Después de que la condenada no se presentara en la institución penitenciaria pertinente dentro del plazo, los fiscales de Verden emitieron el 4 de mayo de 2018 una orden para ejecutar la sentencia, e instaron a la Policía a que la implementaran", señala el Ministerio Público en un documento, recogido por la prensa alemana. La mujer fue detenida el lunes 7 de mayo en su vivienda en la ciudad de Vlotho, tal y como confirmó la agencia DPA.

Haverbeck es autora de varios artículos publicados en la revista 'Stimme des Reiches' —'La voz del Reich'— que circula entre círculos ultraderechistas, y donde sostiene que Auschwitz era un campamento de trabajo donde no se gaseó a nadie.

Contra Haverbeck se habían dictado ya varias condenas por negar el Holocausto, los últimos procesos, muy seguidos. En dos ocasiones, la lectura de la sentencia derivó en altercados protagonizados por sus seguidores ultraderechistas y en todas ellas, presentó un recurso a una instancia superior. En septiembre de 2016, la 'abuelita nazi' había sido acusada de incitar al odio racial después de que en febrero enviara una carta al alcalde de Detmold, Rainer Heller, insistiendo en su tesis de que el campo de exterminio nazi no era más que un campo de trabajo. En este caso, Haverbeck abandonó la sala entre risas y ovacionada por algo menos de medio centenar de seguidores ultraderechistas.

Un año antes, había sido condenada a otros diez meses de cárcel por asegurar en una entrevista que el Holocausto era "la mayor mentira y la más duradera de la Historia". Estas palabras las pronunció durante el juicio contra Oskar Gröning, conocido como el 'contable de Auschwitz', quien llegó a pedir perdón a las víctimas —aunque negó haber participado de forma activa en la selección de los deportados—.

"Una causa perdida"

Después de sus palabras, la 'abuelita nazi' admitió ante los tribunales haber pronunciado ese comentario. "Sí, claro que lo dije", afirmó, antes de desafiar a los presentes a que demostraran si realmente Auschwitz fue o no un campo de exterminio. Durante el proceso, el magistrado Björn Jönsson respondió diciendo que no tenía sentido debatir con una persona que no era capaz de "aceptar ningún hecho". "Tampoco tengo que demostrar que el mundo es redondo", respondió la anciana.

El magistrado lamentó que la mujer, siendo "tan activa" a su edad, dedicara su energía "a difundir tonterías tan espeluznantes". "Es una causa perdida", añadió. Sin embargo, la ultraderecha alemana se siente orgullosa de una figura como la de Ursula Haverbeck, que se presenta en su página web como "representante del revisionismo histórico" y "luchadora intrépida por la verdad".

Holocausto Nazismo
El redactor recomienda