qué defiende y quién está detrás

Nacional y antiabortista: así es el irrelevante partido que intentó fichar a Puigdemont

Tras el rápido desmarque de Puigdemont y su formación del ofrecimiento del Partido Alemán de Centro vale la pena preguntarse qué defiende el DZP, quién está detrás de él y de dónde viene

Foto: Carles Puigdemont durante una reunión en Berlín con diputados de JxCat, el 5 de mayo de 2018. (EFE)
Carles Puigdemont durante una reunión en Berlín con diputados de JxCat, el 5 de mayo de 2018. (EFE)

“El Partido Alemán de Centro, la formación más antigua de Alemania, acordó el lunes por la tarde en su congreso federal en Dormagen ofrecer al presidente catalán en el exilio, Carles Puigdemont, la cabeza de lista para las elecciones al Parlamento Europeo de mayo de 2019”. Así comenzaba la nota de prensa que la semana pasada envió el minúsculo DZP (Deutsche Zentrumspartei) a varios medios alemanes. "Según expertos en derecho, Puigdemont puede presentar su candidatura al Parlamento Europeo, ya que que la ley electoral establece que un ciudadano de la UE puede hacerlo en otro Estado miembro cuando tiene allí su residencia", continuaba la nota.

El DZP es tan irrelevante políticamente que ninguno de los medios que recibieron la información la consideró importante. Sólo la agencia de noticias alemana dpa, a través de su servicio en español, decidió el pasado viernes tomarse la molestia de confirmar la información y también que el partido realmente existía.

Pocos minutos después de ser lanzado, el cable de dpa se colaba en prácticamente todos los medios de comunicación en castellano y en catalán del ecosistema mediático. El partido de Puigdemont, Junts per Catalunya, se veía obligado a reaccionar el mismo viernes ante las numerosas preguntas procedentes de la prensa sobre el ofrecimiento del DZP: “El 'president' no ha hablado con este ni con ningún otro partido sobre su participación en las elecciones europeas. Se trata de una iniciativa de esta formación alemana sin notificación previa. En caso de que se ofrezca oficialmente, el 'president' la desestimará porque su prioridad no son las elecciones europeas, sino la recuperación de las instituciones catalanas y la consecución de la libertad de Cataluña”.

El secretario general de DZP, Christian Otte, aseguró a dpa haber enviado la notificación a principios de la semana pasada tanto a Junts per Catalunya como al entorno de Puigdemont en Berlín. "Entendemos que podría ser una manera de desbloquear su situación en Alemania", aseguró Otte, haciendo referencia a la inmunidad parlamentaria que conseguiría el expresidente catalán en caso de conseguir un escaño en el Europarlamento. Desde Junts per Catalunya se sigue negando, sin embargo, que el partido o Puigdemont tuviesen constancia de la oferta del DZP.

Un poco de historia

Tras el rápido desmarque de Puigdemont y su formación del ofrecimiento de cualquier candidatura europea, vale la pena preguntarse qué defiende el DZP, quién está detrás él y de dónde viene.

El Zentrum colaboró activamente en aprobar las leyes que permitieron a Hitler dar un barniz de legalidad a la prohibición de partidos

El DZP fue fundado en 1870 bajo el nombre de Zentrum (Centro) en los inicios del Imperio Alemán, es decir, de la unificación bajo la estructura de un mismo Estado de los territorios con predominio de población alemana. El principal artífice de esta unificación fue el canciller Otto von Bismarck.

Defensor de valores católicos y conservadores, el Zentrum es considerado por historiadores de la Central Federal para la Formación Política el primer partido de masas de la historia moderna de Alemania: fue uno de las formaciones centrales del parlamentarismo germano durante toda la época imperial y también durante la República de Weimar, nacida de la derrota alemana en la Primera Guerra Mundial en 1918 y tumbada por el golpe de Estado nazi, que permitió finalmente la concentración de todo el poder en manos de Adolf Hitler en 1933.

Heirich Brünning, uno de los últimos cancilleres de la República de Weimar antes del golpe definitivo del hitlerismo, fue precisamente miembro del Zentrum. La elección de Brünning por parte del entonces presidente del Reich, Paul von Hindemburg, sin consultar previamente al Parlamento fue uno de los primeros pasos institucionales que allanaron la vía autoritaria y el camino al poder absoluto de Hitler.

El 5 de julio de 1933, el Zentrum, que colaboró activamente en aprobar las leyes que le permitieron a Hitler dar un barniz de legalidad a la prohibición de partidos y persecución de oponentes políticos, fue el último partido en autodisolverse ante la ya imparable dictadura nacionasocialista. No renacería hasta después de la Segunda Guerra Mundial sobre las cenizas de lo que había quedado de Alemania.

Refundación e irrelevancia

Tras la derrota del hitlerismo, el Zentrum se refundó bajo su actual nombre: Deutsche Zentrumspartei o DZP. Pese al papel fundamental que había jugado en la historia moderna de Alemania hasta 1933, la unió conservadora CDU-CSU ocupó imponentemente el espacio democristiano y conservador de la República Federal de Alemania fundada en 1949 y el DZP quedó en fuera de juego político. El primer canciller alemán tras la Segunda Guerra Mundial, Konrad Adenauer (CDU-CSU), había militado no en vano en el Zentrum antes del hundimiento de la República de Weimar.

Pese a conseguir representación en el parlamento regional de Renania del Norte-Westfalia en la década de los 50, el DZP cayó en la posguerra en la más absoluta irrelevancia política en la que hoy sigue sumido. La formación sólo cuenta actualmente con cinco concejales en Renania del Norte-Westfalia, el Estado federado que históricamente ha sido su bastión.

"Estamos convencidos de que un importante número de votantes en Alemania comparte nuestra opinión de que un activista no violento que defiende la libertad de opinión, el derecho de autodeterminación y la independencia como Carles Puigdemont no debería estar ante un tribunal, sino en el pleno del Parlamento Europeo", asegura Christian Otte, el secretario general del DZP, que reconoce a Cataluña como nación y pide el respeto al derecho de autodeterminación.

El Partido Alemán de Centro “se sitúa a la derecha de la CDU-CSU de Merkel y a la izquierda” de la ultraderechista de Alternativa para Alemania (AfD), en palabras del mismo Otte. El DZP defiende hoy las “raíces cristianas de Europa”, “el matrimonio y la familia como base de la sociedad humana”, posiciones antiabortistas, una visión liberal y socialcristiana de la economía, “la salvaguarda de la identidad alemana” y una “Europa de las patrias” con una “unión confederal de Estados soberanos”.

En las elecciones regionales de Renania del Norte-Westfalia celebradas en mayo de 2017, el DZP, con unos 600 afiliados, obtuvo 1.182 votos; en los comicios europeos de 2014, sus resultados fueron tan pobres que quedaron estadísticamente encuadrados en el 1,7% de votantes que apostaron por fuerzas minoritarias; y en las últimas elecciones federales del pasado septiembre, 6.087 electores marcaron la cruz del DZP.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios