macron: tenemos pruebas de que assad usó gas

Siria, primera línea de defensa de Rusia

El peligro de escalada es enorme, hasta el punto de que muchos se preguntan si Siria se convertirá en el escenario de un enfrentamiento directo entre Rusia y Estados Unidos

Foto: Víctimas del supuesto ataque químico en Duma, Guta Oriental, el 8 de abril de 2018. (Reuters)
Víctimas del supuesto ataque químico en Duma, Guta Oriental, el 8 de abril de 2018. (Reuters)

Los analistas coinciden: si Donald Trump decide finalmente intervenir en Siria está obligado a lanzar una operación de mayor envergadura que la de abril de 2017, cuando 59 misiles Tomahawk arrasaron el aeropuerto militar de Shayrat en respuesta al ataque químico de Khan Sheikhun, en el que murieron 86 personas, 30 de ellas niños.

Dada la escasa efectividad de las operaciones previas, si Trump emprende una acción militar contra el régimen sirio ésta no se limitará a bombardeos punitivos contra pocos objetivos. “A fin de que la Administración infrinja suficiente daño al Gobierno de (Bashar) Al Assad para enviar el mensaje que Trump quiere enviar, EEUU tendrá que atacar un grupo mayor de objetivos. Esto básicamente inutilizaría las capacidades militares de Al Assad”, señala Nicholas Heras, del Center for a New American Security al 'Foreign Policy'.

El peligro de escalada es enorme, hasta el punto de que muchos se preguntan si Siria se convertirá en el escenario de un enfrentamiento directo entre Rusia y Estados Unidos. No creo que llegue a producirse un enfrentamiento, pero la respuesta de Moscú a una intervención de Washington será la prueba de si Rusia va de farol o no porque Siria (concretamente la base de Tartus) es su primera línea de defensa”, explica Alberto Priego, profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE, en referencia a la estrategia A2/AD (defensa aérea) en torno a los enclaves de Kaliningrado, Crimea, Osetia del Sur (Georgia) y Tartus para frenar una hipotética campaña aérea de la OTAN. "Los rusos tienen muy buenos sistemas de defensa antiaérea en Tartus. Si Trump emprende una campaña de bombardeos no le resultará fácil", añade.

Imágenes tomadas por satélite muestran aparentemente que la mayor parte de los buques de la Armada rusa han abandonado la base de Tartus, según ha difundido este jueves la firma de inteligencia Image Satellite Internacional. Según dichas imágenes, el miércoles la mayoría de las embarcaciones que habitualmente ocupan la base la habían abandonado ante la posibilidad de un ataque estadounidense. Únicamente un submarino de Clase Kilo permanece atracado en el muelle. El presidente del Comité de Defensa de la Cámara de los Diputados, Vladimir Shamanov, ha explicado hoy que se trata de una "práctica habitual" y que su objetivo es garantizar "la supervivencia" de los buques, tanto de superficie como submarinos.

El destructor USS Donald Cook, equipado con misiles Tomahawk y el sistema antimisiles Aegis, partió el lunes del puerto chipriota de Larnaca y se encuentra ya a poco más de 50 millas náuticas (100 kilómetros) de Tartus.

Mientras, en un intento de reducir la tensión, el Kremlin ha asegurado hoy que el canal de enlace entre militares rusos y estadounidenses en Siria para evitar mayores incidentes “existe y se encuentra activado”, ha dicho el portavoz Dimitri Peskov. “En general esta línea funciona y está siendo usada por ambas partes”, ha añadido, tras ser preguntado por periodistas si las fuerzas armadas de Rusia y EEUU están utilizando un cana l para evitar bajas entre los militares rusos en caso de que Trump lance una intervención punitiva por el supuesto ataque químico en Duma.

Trump, por su parte, ha afrmado esta mañana que "nunca" ha dicho cuándo pensaba atacar Siria y que esta decisión podría ser tomada por su Administración "muy pronto o no". "Nunca he dicho cuándo se producirá el ataque a Siria. Podría ser muy pronto o no tan inmediato", afirmó Trump en un mensaje de su cuenta de Twitter. El presidente de EEUU lanzó este miércoles una amenaza directa a Rusia para que se prepare para una ofensiva con misiles en Siria.

Macron: "Tenemos las pruebas"

Mientras, el presidente francés, Emmanuel Macron, afirmó hoy que dispone de pruebas de que se usaron armas químicas en el ataque al enclave opositor de Duma, en el que se estima que murieron más de 40 personas, y que fueron usadas por el régimen de Bachar al Assad, por lo que reiteró su intención de atacar al país. "Tenemos pruebas de que se utilizaron armas químicas y que fue el régimen quien las utilizó", aseguró Macron en la televisión TF1.

La primera ministra británica, Theresa May, por su parte, ha convocado para hoy una reunión especial del Gobierno para evaluar el eventual apoyo del Reino Unido a una posible operación militar de Estados Unidos contra Siria. La jefa del Gobierno parece dispuesta a participar en la acción militar sin buscar antes el visto bueno del Parlamento, que está en receso hasta la próxima semana, informa la BBC. La líder conservadora dijo este miércoles que todo indica que el régimen de Al Asad ha sido responsable del ataque químico del pasado sábado contra la localidad siria de Duma y advirtió de que el "continuo uso de armas químicas no puede quedar sin respuesta".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios