tras un interrogatorio de 25 horas

Imputan a Sarkozy por presunta financiación ilegal de su campaña con dinero de Gadafi

El expresidente galo afronta cargos por haber recibido, según la fiscalía, una financiación de Libia por valor de 50 millones, muy superior a la cantidad permitida por la legislación francesa

Foto: Nicolas Sarkozy, a la salida de las oficinas de la policía judicial en Nanterre, cerca de París, el 21 de marzo de 2018. (Reuters)
Nicolas Sarkozy, a la salida de las oficinas de la policía judicial en Nanterre, cerca de París, el 21 de marzo de 2018. (Reuters)

El expresidente de Francia Nicolas Sarkozy ha sido imputado este miércoles por la presunta financiación ilegal de su campaña de 2007 con dinero del exlíder libio Muamar Gadafi​ y puesto en libertad bajo control judicial, informa el diario 'Le Monde' en su edición digital. Los jueces que instruyen la causa imputan al exjefe de Estado delitos de corrupción pasiva, financiación ilegal de campaña electoral y recepción de dinero libio.

El antiguo mandatario galo ha sido sometido a un interrogatorio de 25 horas. Sarkozy acudió el martes por la mañana ante los investigadores que tratan de determinar si la campaña presidencial que le llevó al Elíseo recibió dinero del entonces líder libio Muamar Gadafi. Salvo por un receso de nueve horas durante la noche, en las que pudo ir a dormir a su casa, el expresidente respondió a las preguntas de los agentes de la división anticorrupción (OCLCIFF) que lo interrogaron en la sede de la policía judicial de Nanterre, en el extrarradio de París.

Según los medios, los investigadores cuentan con testimonios que apuntan a que Sarkozy recibió dinero del régimen libio, entre ellos el del intermediario franco-libanés Ziad Takieddine, que ha reiterado esas entregas de capital, tanto al entonces candidato como a su jefe de campaña Claude Guéant, que luego fue su mano derecha en el Elíseo y ministro del Interior. Guéant, que al igual que Sarkozy niega los hechos, está imputado en este caso, al igual que el propio Takieddine.

Entre las pruebas sobre esa financiación ilegal figura el documento publicado en abril de 2012 por el sitio de información 'Médiapart': una nota de diciembre de 2006 de Musa Kusa, el que era jefe de los servicios secretos de Gadafi, sobre la concesión de una partida de 50 millones de euros para la campaña de Sarkozy. A falta de identificar formalmente giros bancarios directos desde Libia a las cuentas del candidato Sarkozy, los investigadores han constatado que los responsables de los preparativos electorales manejaban mucho dinero en efectivo. El tercer imputado hasta ahora por el caso es el magnate saudí Khalid Bushan, al que se atribuye un giro en favor de Guéant de un millón de euros.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios