Es "un paso decisivo"

Acuerdo entre Reino Unido y la UE sobre el periodo de transición del Brexit

Afecta a la factura del Brexit y los derechos de los ciudadanos

Foto: David Davis y Michel Barnier
David Davis y Michel Barnier

Han sido necesarias varias rondas de contactos, unos cuantos desencuentros y un fin de semana de trabajo intenso para que Bruselas y Londres puedan anunciar que han dado un gran paso adelante en las negociaciones, incluido un periodo de transición hasta finales de 2020 que permita a Reino Unido abandonar la UE poco a poco, en lugar de saltar sin red.

Es "un paso decisivo", ha señalado el negociador comunitario, Michel Barnier, antes de anunciar que ambas partes han cerrado también buena parte de los términos de su divorcio. Esto incluye dos capítulos especialmente delicados: la factura del Brexit y la protección de los derechos de los ciudadanos europeos que permanezcan en Reino Unido una vez que abandone la UE en un año y los de los británicos en suelo comunitario.


Irlanda del Norte sigue siendo la cuestión candente que complica el cierre del acuerdo. Ambas partes han hecho algunos progresos, pero aún no se ha encontrado la cuadratura del círculo que permita evitar que el Brexit suponga levantar una frontera entre este territorio y el resto de Irlanda. Los negociadores han acordado que si Reino Unido no presenta una alternativa viable, se aplicará el 'plan B': controles en el Mar del Norte, es decir, entre Irlanda del Norte y el resto de Reino Unido.

Pese a todo, "un buen acuerdo entre Reino Unido y la UE está más cerca que nunca", ha asegurado el negociador británico, David Davis. Eso sí, Barnier ha avisado que pese a los pasos dados hacia delante, hace falta aún trabajar para resolver muchas cuestiones. Y que la UE seguirá aplicando la máxima de que "nada está acordado, hasta que todo esté acordado".

Dentro de la lista de “cosas por hacer” hay aún cuestiones tan polémicas en uno y otro lado del Canal de la Mancha como el poder que tendrá el Tribunal de Justicia de la Unión Europea a la hora de controlar que Reino Unido cumple con lo acordado. Bruselas sigue insistiendo en que debe poder intervenir, pero los británicos consideran que esto no es compatible con recuperar completamente su soberanía, el objetivo que persigue el Brexit.

¿Se beneficiará Gibraltar de la transición?

Gibraltar se encuentra en una situación peliaguda y los nervios que han manifestado sus autoridades son muestra de que lo saben. El Peñón abandonará la Unión Europea en 29 de marzo de 2019 con el resto del Reino Unido, pero España y Reino Unido negocian para tratar de llegar a un entendimiento que evite levantar una frontera cerrada entre el pequeño territorio y sus vecinos del Campo de Gibraltar. Davis ha asegurado que las negociaciones con España son “constructivas” y que Gibraltar se beneficiará del periodo de transición.

Esto no está tan claro, ya que aún no ha sido cerrado, explican fuentes diplomáticas a El Confidencial. España podría vetar tanto la aplicación de la transición como cualquier acuerdo que la Unión Europea selle con Reino Unido sobre su relación futura. El objetivo del Gobierno español no es llegar a este extremo, pero sí tiene claro que recurrirá a esta opción si sus preocupaciones y demandas no son atendidas. Entre estas se incluye la gestión conjunta del aeropuerto gibraltareño, una cuestión que no ha sentado nada bien a los afectados.


Barnier ha recordado que el resto de los Estados miembros son y seguirán siendo “solidarios” con España en este tira y afloja. Los líderes europeos tendrán la oportunidad de abordar ésta y otras cuestiones durante la cumbre que celebran a finales de esta semana en Bruselas, en la que revisarán los progresos logrados y las cuestiones pendientes.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios