Elecciones Italia: Bruselas se queda muda ante el ascenso de Salvini y la incertidumbre en Italia. Noticias de Mundo
el líder de la liga quiere ver la muerte del euro

Bruselas se queda muda ante el ascenso de Salvini y la incertidumbre en Italia

Italia se encuentra al borde de un bloqueo político. Y el candidato que pretende formar gobierno es Salvini, que despierta la simpatía de Le Pen, Trump y todo aquel que considere que la UE es el mal

Foto: Mateo Salvini, candidato de la Liga Norte (LN) a las elecciones de Italia, da una rueda de prensa en la sede del partido en Milán. (EFE)
Mateo Salvini, candidato de la Liga Norte (LN) a las elecciones de Italia, da una rueda de prensa en la sede del partido en Milán. (EFE)

Pasó. Justo lo que la Unión Europea más temía. Italia, la tercera potencia del euro, se encuentra al borde de un bloqueo político. Y, para mayor escarnio, el candidato que pretende formar gobierno es Matteo Salvini, que despierta la simpatía de Marine Le Pen, Donald Trump y todo aquel que considere que la UE es el mal. Por ello, aunque no hay cosa que le siente peor a la Unión Europea que la incertidumbre política, nadie sabe si será peor el remedio que la enfermedad.

De las elecciones italianas celebradas este domingo en el país transalpino han surgido dos ganadores claros, el Movimento 5 Stelle de Luigi di Maio y La Lega de Salvini. Sin embargo, ninguno con la mayoría suficiente para formar gobierno y las coaliciones son improbables. Justo este domingo, cuando Alemania lograba la luz verde para un Gobierno de “Gran Coalición” tras meses de negociaciones, Italia ha entrado en vía muerta. Y la Unión Europea -en pleno Brexit, con su proyecto reformista en pañales, un presupuesto europeo que pactar y una recuperación económica que apuntalar- no puede permitirse perder a Roma en el combate.

Ante este panorama, los líderes europeos han optado por guardar un tenso silencio, a la espera de ver cómo se desarrollan los acontecimientos. "Tenemos confianza en las habilidades del presidente (Sergio) Mattarella para facilitar la formación de un Gobierno estable en Italia”, ha asegurado el portavoz de la Comisión Europea, Margaritis Schinas. El portavoz de Angela Merkel ha coincidido en ese mismo punto: “Esperamos un Gobierno estable por el bien de Italia y de Europa”, ha dicho.

Salvini quiere ver la muerte del euro

Es posible que lo único en lo que coincida Bruselas y Berlín con Salvini es en el deseo de se forme un Gobierno en Italia. El líder de La Lega ya ha dejado claro, secundado por la Forza Italia de Silvio Berlusconi, que consideran que Mattarella debe encargarles la formación de un Ejecutivo. Pero, a partir de ahí, el choque está asegurado. Salvini incluso ha lanzado una clara advertencia a sus socios europeos: “el euro era y todavía es una mala moneda" y, por tanto, ”el sistema de moneda único terminará”.

Emmanuel Macron también ha querido ser “prudente” ante el escenario que se abre ahora en Italia, que podría incluso desembocar en la convocatoria de nuevos comicios. Pero el presidente francés también ha ido más allá con un amago de autocrítica, al relacionar el voto de castigo con la incapacidad de la Unión Europea de responder a una de las mayores preocupaciones de los italianos: la migración. “Italia sin duda ha sufrido la presión que ha sufrido durante meses y meses, incluido una fuerte presión migratoria. Tenemos que tener esto presente”, ha dicho, según Ansa.

Di Maio, el ganador a la búsqueda de apoyos

Lo cierto es que pese a la urgencia de Salvini y Berlusconi, el partido que más votado en los comicios es Movimento 5 Stelle. Y, por tanto, Mattarella podría encomendar a Di Maio la tarea de encontrar apoyos. La retirada de Matteo Renzi de la dirección de los socialdemócratas del PD tras el batacazo sufrido en los comicios abre la puerta a que el partido, que ya se sabía abocado a formar una coalición si quería mantenerse en el gobierno, se plantee desistir del veto a M5S que hasta ahora han mantenido las fuerzas tradicionales.

El objetivo sería evitar que Salvini se convierta en primer ministro con el apoyo del centro-derecho. Di Maio ya ha hecho algún guiño al respecto, como anunciar que contaría con figuras de centro-izquierda, para su gobierno. Y tiene difícil romper la alianza Lega-Forta Italia. Por su parte, al PD le podría interesar aliarse con un socio que ha templado su postura anti-sistema y presume de no ser ni de derechas, ni de izquierdas, para empujarlo a escorarse hacia posturas defendidas por los socialdemócratas. Pero todas las opciones están abiertas.

Una sola certeza

La única consecuencia que parece clara que han dejado las urnas por el momento es que Antonio Tajani, el hombre de confianza que Berlusconi había elegido para ser primer ministro si Forza Italia encabezaba una coalición de centro-derecha, podrá seguir presidiendo el Parlamento Europeo. Aunque en la política italiana, nunca se puede poner la mano en el fuego.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios