estocolmo lo aprobará a finales de este mes

El país más progresista del mundo prohíbe la publicidad sexista en su capital

Después de tres años, Estocolmo por fin aprobará la prohibición de publicidad sexista y racista a finales de este mes de febrero, pero no es la única ciudad en hacerlo

Foto: Estocolmo se suma a la iniciativa de prohibir los anuncios sexistas. (Reuters)
Estocolmo se suma a la iniciativa de prohibir los anuncios sexistas. (Reuters)

“Sé que a mis hijas no les gusta. Se sienten mal”, decía uno de los tenientes de alcalde de Estocolmo, Daniel Hellden, del Partido Verde sueco. Para él, como recoge la BBC, conseguir que las mujeres no se sientan incómodas con la publicidad explícita o estereotipada es una “misión tanto política como personal”.

“Como ciudad, no deberíamos ser parte de este tipo de publicidad. Tengo la responsabilidad de prohibir esto”, se ha posicionado Hellden. Sus esfuerzos para eliminar no solo la publicidad sexista sino también la racista esperan dar sus frutos a finales de este mes de febrero, cuando el ayuntamiento apruebe su prohibición.

El año pasado, Facua denunció la campaña de la marca Perlan por posible vulneración de los principios de la Ley de Igualdad.
El año pasado, Facua denunció la campaña de la marca Perlan por posible vulneración de los principios de la Ley de Igualdad.

Al contrario de lo que pueda parecer en un principio, esta decisión no tiene nada que ver con el movimiento #MeToo: el partido de Hellden y el Social Demócrata llevaban peleando tres años en los que la crisis de refugiados ha ayudado a concienciar también sobre los anuncios racistas. ¿Pero cómo se decidirá si un anuncio es sexista o racista? A través de las líneas que ya propone el Ombudsman de Publicidad de Suecia, la autorregulación comercial que revisa anuncios publicitarios dirigidos al público sueco y que “guía hacia una buena ética de 'marketing”, según explican en su página web.

Esta medida no ha dejado indiferente a la Asociación de Publicistas Suecos. Su director, Anders Ericson, ha señalado que teme que esta decisión se haga en detrimento de la libertad de expresión. “Costará mucho para los anunciantes que les hagan quitar 200 carteles repartidos por Estocolmo”, ha señalado Ericson. Hellden, por su parte, ha hecho referencia a esta polémica: “No prohibiremos los anuncios sin una discusión con el resto de la comunidad”, recoge la cadena británica.

De Reino Unido a Jaén

La decisión de Estocolmo se suma a una iniciativa similar que tuvo lugar en París el año pasado, cuando el ayuntamiento votó prohibir los anuncios sexistas o degradantes en las calles, la misma dirección que tomó Reino Unido y que comenzará a aplicarse este año. En marzo de 2016, también Barcelona aprobó una medida para incorporar a las ordenanzas la prohibición de los usos sexistas en la publicidad exhibida en espacios públicos.

Justo este miércoles, el Consejo Audiovisual Andaluz aprobó una resolución para reforzar y detallar los supuestos por los que un anunciante podría incurrir en discriminación sexual, según establece ya la Ley General de Publicidad. Actualmente, esta ley establece como ilícitos tres supuestos: la presentación vejatoria de la mujer utilizando su cuerpo como desvinculado del producto, la aparición de situaciones de dominio del hombre sobre la mujer y la exposición explícita de un solo destinatario aunque el producto pueda ser usado por ambos sexos.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios