Homosexualidad: Bermudas logra lo que Mariano Rajoy no pudo: abolir el matrimonio gay. Noticias de Mundo
primer país del mundo en hacerlo

Bermudas logra lo que Mariano Rajoy no pudo: abolir el matrimonio gay

"El matrimonio debe ser entre un hombre y una mujer", argumentó este miércoles Walton Brown, ministro del Interior del territorio de ultramar británico

Foto:

Bermudas ha hecho realidad las aspiraciones que el Partido Popular tenía hace años. Era noviembre de 2012 y el Tribunal Constitucional debía resolver un recurso presentado por el partido que actualmente gobierna para ilegalizar la ley que había convertido a España en el tercer país del mundo en aprobar el matrimonio homosexual. La respuesta del pleno del tribunal entonces fue casi unánime: 11 de los 12 magistrados avalaron la norma y rechazaron el recurso.

Este territorio británico de ultramar de apenas 60.000 habitantes se ha convertido así en el primer territorio del mundo en abolir el matrimonio entre personas del mismo sexo. La ilegalización de la unión se ha producido solo siete meses después de que fuera sido sacado adelante por el Tribunal Supremo. El gobernador de Bermudas, John Rankin, ha aprobado la ley que niega este derecho tras lograr el apoyo de las cámaras legislativas del país.

La aprobación de esta nueva ley termina con una normativa muy avanzada que permitió que el pasado 3 de junio dos mujeres se casaran en el Registro General de la capital de Bermudas convirtiéndose en la primera pareja homosexual en contraer matrimonio en este archipiélago

Uniones domésticas

"El matrimonio debe ser entre un hombre y una mujer, mientras que al mismo tiempo reconoce y protege los derechos de las parejas del mismo sexo", argumentó este miércoles Walton Brown, ministro del Interior de Bermudas. Brown, cuyo partido impulsó la abolición, defendió la medida como una forma de equilibrar el carácter socialmente conservador de la isla con los derechos de las personas homosexuales y las sentencias de los tribunales europeos, informa Reuters.

Las parejas del mismo sexo que se casaron en los meses en los fue legal hacerlo no tendrán su estado civil anulado. El fallo del Tribunal Supremo sobre la igualdad matrimonial en mayo de 2017 fue celebrado por la pequeña comunidad gay, pero también duramente criticado por una isla que es conservadora.

La legislación para reemplazar el matrimonio entre personas del mismo sexo establece "uniones domésticas" que conceden una serie de derechos, norma que se aprobó en la Cámara de la Asamblea después de un debate de horas. Esta ley garantiza “el derecho a heredar en caso de ausencia de voluntad, el derecho a una pensión de pareja, el acceso a los derechos de propiedad, el derecho a tomar decisiones médicas en nombre de la pareja y el derecho a vivir y trabajar en las Bermudas como pareja doméstica de un bermudeño”, dijo, defendió el ministro de Interior.

Ya son varias asociaciones LGBT las que han protestado por esta acción. Entre ellas se encuentra Human Rights Campaign Global (HRC Global), que en un comunicado ha criticado que “esta decisión despoja a las parejas del mismo sexo del derecho a casarse y pone en peligro la reputación internacional de Bermudas y su economía”. También Rainbow Alliance aseguró que la decisión produce que existan "matrimonios de segunda clase", lo que supone una "involución" en los derechos de la comunidad LGTB.

La decisión del gobernador de Bermudas ha provocado un raro cambio de tendencia entre los países occidentales que han optado por legalizar el matrimonio homosexual. En 2017, Australia, Alemania, Malta y Taiwán se sumaron a los 22 países que permiten las bodas entre personas del mismo sexo.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios