Hanif Bali, el famoso político inmigrante que no quiere más inmigrantes en Suecia. Noticias de Mundo
"aquí NO PODEMOS ACOGER MÁS REFUGIADOS"

Hanif Bali, el famoso político inmigrante que no quiere más inmigrantes en Suecia

Su crítica a la acogida de refugiados por parte del Gobierno y sus provocadores mensajes en redes han convertido al parlamentario Hanif Bali en el político más controvertido de Suecia

Foto: El parlamentario Hanif Bali, el político más controvertido de Suecia. (YoutTube.com)
El parlamentario Hanif Bali, el político más controvertido de Suecia. (YoutTube.com)

“En cuanto a los que vienen buscando refugio, no creo que tengamos tanta capacidad en este momento”. Es una frase de Hanif Bali, miembro del Parlamento sueco, respecto a la acogida de refugiados en el país. Así se pronunciaba al respecto en una entrevista que recogía la cadena BBC este mes de febrero y su posicionamiento respecto a la política migratoria no llamaría la atención si no fuera por un detalle: Bali es un inmigrante.

“Hanif Bali: el político inmigrante anti-inmigración”, titulaba la cadena británica el reportaje sobre el parlamentario. Hanif Bali pertenece al Partido de la Coalición Moderada desde 2010 y a él se le atribuye el cambio de dirección de su partido en cuanto a las políticas de refugiados. Nacido en Irán, lleva en Suecia desde los tres años, desde que sus padres, activistas políticos, lo enviaron allí temiendo por su seguridad. Tiene 30 años pero desde los 16 sus pasos le condujeron en el camino de la política.

Hanif es de los que piensa que la afluencia de refugiados está lastrando el sistema de bienestar sueco, una postura que le ha convertido en una figura controvertida en la política sueca. “Deberíamos alejarnos de este sistema de acogida de ‘contrabando’ que tenemos ahora”, aseguraba Bali en la BBC sobre la forma en la que los refugiados llegan a Europa. “Sobre el 85% de los que cruzan el Mediterráneo son hombres. Un gobierno que se llama a sí mismo feminista y superpotencia humanitaria básicamente le está diciendo a la gente: ‘podéis venir, pero solo si tenéis dinero para pagar al traficante, si eres un hombre fuerte y sano o si eres una mujer casada con un hombre fuerte y sano”.

Por eso, cuando el principal partido de la oposición dio un giro en el tema de la inmigración, todos los ojos se pusieron en Bali como principal responsable. Cuotas de inmigración, el derecho de rechazar dar asilo a quienes lo piden en las fronteras o exámenes de ciudadanía son algunas de sus propuestas.

Tuitero al nivel de Trump

“No, no es racismo señalar que la migración masiva de países con una fuerte opinión antisemita creará más antisemitismo. No es que creamos que la gente no se pueda curar del antisemitismo, es que no creemos que el país sea capaz de hacerlo”, tuiteaba el pasado diciembre. Las redes sociales han sido un factor fundamental para el despegue de Hanif. Tiene más seguidores en Twitter que el primer ministro sueco y no oculta el papel que su perfil online ha jugado en su carrera. “No habría podido estar donde estoy sin tener tantos seguidores, el partido me habría echado hace tiempo”, bromeaba en la cadena. No solo llama la atención su presencia en Twitter. También tiene un canal de YouTube junto a Ida Drougge, del partido Moderado.

That beard thou

Una publicación compartida de Hanif Bali (@hanifb) el

Hanif tiene más de 80.000 seguidores en Twitter y no pasa desapercibido. De ello se encarga personalmente subiendo algunas imágenes que han causado controversia: usa símbolos asociados con la extrema derecha. “Me río de ella”, explicaba el parlamentario respecto a una de las imágenes. “Hicieron este símbolo para reirse de la izquierda y yo me río de los dos”. Hanif relataba al Daily Mail su intención de retar a la extrema derecha y a la izquierda: “Es una estrategia”.

Esta actitud en redes sociales se ha comparado con la de Donald Trump. Así lo explicaba Jonathan Leman, investigador de la Fundación Expo, el reportaje emitido por la BBC. “A veces provoco a la gente con lo que digo, pero esa no es la principal razón por la que me comunico”, se defendía Bali. “Solía ponerme un filtro para ser un político correcto y fui comparado con varios nazis. Al final me di cuenta de que daba igual si hablaba de una forma correcta”.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios