DESPUÉS DE MÁS DE 30 HORAS DESAPARECIDO

El increíble rescate de película de un padre desesperado (con doble final feliz)

Un padre tuvo una corazona y decidió adoptar medidas desesperadas para buscar a su hijo, desaparecido desde hacía más de 30 horas. Al final, su coraje tuvo la recompensa esperada

Foto: Los servicios de emergencia, atendiendo el vehículo accidentado del joven Samuel. (FOTO: Evening Standard)
Los servicios de emergencia, atendiendo el vehículo accidentado del joven Samuel. (FOTO: Evening Standard)

La realidad muchas veces supera la ficción y lo ocurrido en Crangan Bay (Nueva Gales, Australia) es un claro ejemplo. Tony Lethbridge se encontraba tranquilamente en su casa, pero con el paso de las horas algo le empezó a preocupar: su hijo Samuel, de 17 años, no había vuelto y no respondía al teléfono. El miedo a que pudiera haberle pasado algo comenzó a crecer en su interior, por lo que decidió acudir a la policía en busca de ayuda. Lo que no sabía, es que él iba a ser el verdadero héroe.

La policía australiana atendió al señor Lethbridge y comenzaron pronto las investigaciones para tratar de esclarecer el paradero del joven. Después de más de 30 horas de búsqueda, Samuel continuaba desaparecido y las autoridades empezaron a plantearse opciones: así, le comunicaron al padre que existía la posibilidad de que hubiera huido con su vehículo y que simplemente se tratara de una rabieta juvenil. Pero él estaba convencido de que eso no era posible: "Mi hijo no es así".

Esa madrugada fue larga, pero a Tony se le ocurrió una idea que iba a cambiar el curso de los acontecimientos: decidió, con la primera luz del nuevo día, alquilar un helicóptero y recorrer la carretera por la que su hijo debía de regresar a su hogar. Tenía una corazonada. ¿El motivo? La denominada autopista del Pacífico cuenta con algunas zonas peligrosas y en uno de esos tramos se produjo un accidente hace algunos años... que fue mortal por la tardanza en encontrar a la víctima.

"Tuvimos un accidente aquí hace unos cinco años, exactamente en el mismo sitio, y desafortunadamente aquel tipo murió porque nadie lo encontró en cinco días. No iba a dejar que eso sucediera con mi hijo. Todo el mundo decía que seguramente se escapó. Pero eso no era normal en Samuel. Mi hijo me había dicho el domingo que estaba cansado cuando cogió el coche, así que pensé que podría haberse salido de la carretera", confesó posteriormente Tony ante los medios de comunicación.

Consciente de esta situación, sacó 1.000 dólares de su cuenta de ahorro y acudió a por el helicóptero para recorrer la autopista del Pacífico. Y cuando se acercaba a la zona del anterior accidente, divisó algo. Según fue descendiendo metros el aparato, tuvo la certeza de lo que veían sus ojos: el vehículo de su hijo se encontraba a unos veinte metros de la carretera, empotrado entre unos árboles que se encontraban allí. Tras aterrizar a 150 metros del accidente, Tom echó a correr hacia el automóvil.

Con el corazón en un puño, comenzó a respirar cuando vio que su hijo estaba moviendo la cabeza dentro del coche: "Realmente no quería ir, tenía miedo de lo que me podía encontrar. Cuando me acerqué, vi que Sam se movía. Pasé de estar aterrorizado a estar en éxtasis en un par de segundos". Tras avisar a las autoridades, que tardaron en llegar por tratarse de una zona de difícil acceso, estas tardaron horas en poder liberar al joven, atrapado entre el amasijo de hierros del vehículo.

Gran gesto de la compañía de helicópteros

El joven se encuentra en el Hospital John Hunter, recuperándose de las cirugías a las que ha sido sometido tras sufrir diversas fracturas como consecuencia del fuerte impacto contra la arboleda cercana, pero su vida no corre peligro. Pero no era la única buena noticia que iba a recibir esta familia: la empresa de helicópteros, Skyline Aviation, decidió devolverle los 1.000 euros del alquiler: "Bastante sufrimiento ha tenido que pasar ya esta familia", confesaban ante los medios.

La hermana del joven accidentado, Megan, no dudó en agradecer la acción en redes sociales: "Solo quería que todos supieran que esta compañía, como si no hubieran hecho lo suficiente por mi hermano y mi familia, han reembolsado los 1.000 dólares por el vuelo para encontrarlo. Es difícil creer que todavía existan personas tan maravillosas en este mundo. Se lo agradezco desde el fondo de mi corazón". Una increíble historia con (doble) final feliz.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios