"NUESTRAS PUERTAS SIGUEN ABIERTAS"

La declaración de amor de la UE a los británicos, por si se arrepienten del Brexit

“Tenéis aún nuestros corazones abiertos”. Este es el mensaje de (des)amor que Tusk ha enviado a Reino Unido, cuando el debate sobre si celebrar un segundo referendo está sobre la mesa

Foto: Manifestantes antiBrexit ante el Parlamento británico, en Londres. (Reuters)
Manifestantes antiBrexit ante el Parlamento británico, en Londres. (Reuters)

“Tenéis aún nuestros corazones abiertos”. Este es el mensaje de (des)amor que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha enviado hoy a Reino Unido. Con el debate sobre si celebrar un segundo referendo sobre el Brexit de nuevo sobre la mesa, la UE ha querido volver a seducir a su segunda economía.

La intervención del siempre polémico Niggel Farage, uno de los más renombrados partidarios del Brexit, a favor de un nuevo referendo ha hecho correr ríos de tinta en Reino Unido. Sus palabras llegan en un momento en el que los británicos son cada vez más conscientes de las dificultades que acarreará abandonar el club comunitario y sienten ya los primeros síntomas que ya lastran la economía británica.

Por si las dudas, la UE ha querido dejar claro que si los británicos no cambian de idea, en marzo de 2019 se quedarán al margen del club comunitario, “con todas sus consecuencias negativas”, en palabras de Tusk. Y, aunque la normativa europea no prevé como detener el Brexit una vez puesto en marcha, Bruselas ha dado a entender que habría modo de acomodar al hijo pródigo.

Nuestras puertas siguen abiertas. Espero que se escuche con claridad en Londres”, ha recalcado el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ante el pleno del Parlamento Europeo. “En el continente, no hemos cambiado de parecer”, ha recalcado Tusk en un nuevo alegato anti-Brexit.

El Gobierno británico, encabezado por una Theresa May que convirtió en un eslogan aquel “Brexit significa Brexit”, ha rechazado volver a convocar una consulta. A May no le interesa volver a abrir la caja de Pandora, ahora que ha logrado desencallar las conversaciones sobre los térmonos del divorcio y que espera empezar a negociar el futuro acuerdo UE-Reino Unido.

Tras las declaraciones de Farage, otro prominente “brexiter”, el hoy ministro de Exteriores, Boris Johnson, ha cerrado filas con May. "No estoy convencido de que los ciudadanos estén implorando otro referéndum sobre el Brexit”, ha dicho. Desde la oposición, Jeremy Corbyn tampoco ha recogido el guante. El líder laborista se decanta por exigir una consulta sobre el resultado de las negociaciones con los socios europeos.

Pero las palabras de Farage han creado revuelo. Y han dado un nuevo impulso a la petición de otras figuras que, desde las antípodas ideológicas del fundador del UKIP, llevan meses reivindicando la convocatoria de una nueva consulta, como el ex primer ministro Tony Blair o el ex vice premier liberal Nick Clegg.

La victoria de los partidarios del Brexit fue estrecha, con apenas un 52% de los votos frente al 48 % de seguir en la UE. Y, pese a que Farage considera que un segundo referendo confirmaría el deseo de la mayoría de los británicos de dejar la Unión, encuestas como la publicada por el 'Daily Mail' apuntan a que la balanza se habría invertido con un 55% a favor del “Remain”.

Desde la barrera, Bruselas no duda en cortejar a los británicos. Al fin y al cabo, como ha recordado Tusk: “¿No fue el propio David Davis (negociador británico para el Brexit) quien dijo que ‘si una democracia no puede cambiar de idea, deja de ser una democracia?”.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios