veinteañeras, guapas y fieles al régimen

'El ejército de la belleza': las animadoras que Corea del Norte enviará a los JJOO

Son un arma diplomática y un medio de promoción fuera y dentro de sus fronteras. Ellas serán las protagonistas de la delegación que enviará Kim Jong-Un. Los requisitos son muy estrictos

Foto: Grupo de animadoras de Corea del Norte en los Juegos de Asia de 2012. (Reuters)
Grupo de animadoras de Corea del Norte en los Juegos de Asia de 2012. (Reuters)

La imagen es más importante que los resultados y bien lo sabe Corea del Norte. Esta semana conocíamos que participarán en los Juegos Olímpicos de Invierno que organiza Corea del Sur tras reabrirse una línea de comunicación entre ambos países. Eso sí, con una delegación de periodistas, deportistas que harán exhibiciones porque no se han clasificado -salvo dos patinadores- y un nutrido grupo de animadoras. Un auténtico 'ejército de la belleza' con el que Kim Jong-Un pretende aliviar las tensiones y hacer que todos se olviden su escalada nuclear por unos días.

Las animadoras son todo un arma diplomática y un medio de promoción de Corea del Norte fuera y dentro de sus fronteras. De hecho, pertenecer a él no es nada fácil ya que es un club de lo más elitista. Hay que cumplir una serie de requisitos para formar parte, entre ellos tener entre 20 y 25 años. También es necesario ser guapa, medir más de 1,63 metros y ser totalmente leal al régimen. Para comprobar esto último, hay que proceder de una familia con buena reputación ya que se hace un estudio pormenorizado del pasado de todos y cada uno de sus familiares. Si el pasado no tiene ni una sola mácula, eres la candidata perfecta.

Totalmente controladas

Su selección es muy cuidadosa y sus coreografías les han convertido en todo un atractivo visual, así como sus hanboks, el vestido tradicional coreano. De hecho, de su formación está muy pendiente la mujer de Kim Jong-Un, Ri Sol-Ju, ya que ella formó parte de esta 'ejército de la belleza' en 2005 durante el Campeonato de Asia de Atletismo. Este año, animarán a sus dos únicos deportistas con opción a medalla, los patinadores Ryom Tae-ok y Kim Ju-ik, sobre los que está puesta toda la esperanza del éxito deportivo de Corea del Norte.

Esta será la cuarta ocasión que las animadoras norcoreanas cruzan la frontera. La primera vez fue en los Juegos Asiáticos de Busán, en 2002. Aquel año fueron 300 las jóvenes que viajaron a Corea del Sur. Llegaron en barco y de allí no salieron salvo para 'promocionar' a su país en las ceremonias. Según informa la prensa surcoreana, la delegación que enviará Kim Jong-Un a los Juegos de Invierno se hospedará en un ferry amarrado en Sokcho, con el fin de facilitar su control por parte de las autoridades.

Prohibido hablar

Desde esa fecha, solo han salido del país dos veces más. La tercera será el próximo mes de febrero. Y es que pertenecer a este grupo no solo es un orgullo, si no que también es una plataforma para ser una estrella fuera del país. Eso es lo que le ocurrió en 2005 a la norcoreana Cho Myung-Ae, cuya belleza cautivó a los surcoreanos y a Samsung, que la eligió como imagen de un teléfono móvil.

Adoctrinadas hasta el extremo, tienen prohibido comentar todo lo que pasa antes y durante de sus salidas fuera de Corea del Norte. Varios disidentes han relatado a medios extranjeros que algunas de las animadoras han sido enviadas a campos de trabajo por romper el pacto de silencio. Otras fueron enviadas a campos de reeducación, conocidos como 'gulags'.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios