de cara a los juegos de invierno

Corea del Norte y Corea del Sur fijan para el 9 de enero su primera reunión en dos años

Con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno, en la ciudad surcoreana de PyeongChang, se celebrará la primera reunión de alto nivel tras dos años de silencio

Foto: Banderas de las dos Coreas durante los Juegos Asiáticos de Incheon en septiembre de 2014 | Foto: Reuters
Banderas de las dos Coreas durante los Juegos Asiáticos de Incheon en septiembre de 2014 | Foto: Reuters

Corea del Norte y Corea del Sur, finalmente, hablarán. El líder norcoreano, Kim Jong-un, ha aceptado la invitación del Gobierno de su homólogo surcoreano, Moon Jae-in, para retomar conversaciones con su vecino después de de más de dos años sin contactos de alto nivel entre ambos. La excusa que ha servido para un inicio en el proceso de suavización de las relaciones ha sido la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebran en la ciudad surcoreana de PyeongChang este año.

Un portavoz del Ministerio surcoreano de Unificación, Baik Tae-hyun, ha confirmado en rueda de prensa que Pyongyang ha notificado su decisión de aceptar la invitación a conversar, un encuentro que se centrará, principalmente, en "cómo mejorar las relaciones entre las dos Coreas, incluyendo la participación de Corea del Norte en los juegos de invierno". Será la primera reunión entre ambos desde diciembre de 2015.

Entre otros temas, Baik ha explicado que antes de las conversaciones abordarán los detalles necesarios, entre ellos la composición de los delegados que formen la comitiva que viaje a los Juegos de Invierno, y que lo harán a través del intercambio de documentos, tal y como ha indicado en declaraciones recogidas por la agencia surcoreana Yonhap.

La invitación llegó en boca del ministro surcoreano de Unificación, Cho Myoung-byon, que propuso un encuentro en la localidad de Panmunjom, ubicado en la zona desmilitarizada entre ambos países y lugar habitual de este tipo de encuentros. "Esperamos que el Sur y el Norte puedan sentarse frente a frente para abordar la participación de Corea del Norte en los Juegos de Pyeongchang, así como otros temas de interés mutuo para mejorar las relaciones intercoreanas", dijo entonces. Un día después de recibir la invitación, Corea del Norte reabrió su canal de comunicación fronterizo, en suspenso desde hace dos años.

Mejora de las relaciones

La Casa Azul —el palacio presidencial surcoreano, Cheong Wa Dae— ha indicado que las dos Coreas debatirán el modo de mejorar las relaciones, sin embargo este tema no se tocará hasta que finalicen los asuntos relacionados con los Juegos Olímpicos de PyeongChang, que arrancan el próximo 13 de febrero. Entre los posibles temas que abordarán primero se encuentra cómo la delegación norcoreana viajará a la ciudad de PyeongChang, si lo hará por tierra o por otra vía.

Además, se decidirá si las dos Coreas marcharán bajo la misma bandera, una bandera unificada de Corea, en las ceremonias de apertura y clausura de los Juegos, y los costes de las estancias y otras facturas derivadas del traslado de la delegación.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios