A LAS RIENDAS

Mário Centeno, el 'Ronaldo' que enderezó las finanzas lusas, presidirá el Eurogrupo

El portugués Mário Centeno ha sido elegido para presidir el Eurogrupo. Así lo han decidido los ministros de Finanzas del euro, que han votado por el socialista

Foto: Mário Centeno. (Reuters)
Mário Centeno. (Reuters)

Al portugués Mário Centeno (Olhão, 1966) le han apodado 'el Ronaldo del Ecofin'. Y no fue cualquiera, sino Wolfgang Schäuble, quien hasta hace apenas dos meses era quien marcaba el paso de las finanzas europeas. La buena opinión del exministro alemán de Finanzas es compartida por la mayoría de los titulares económicos de la zona del euro, que este lunes han decidido poner las riendas del Eurogrupo en manos de su colega portugués.

No consta que Centeno, quien no dudó en celebrar la victoria lusa en la Eurocopa luciendo una bufanda de su selección durante un Eurogrupo, se ganara el reconocimiento del parco Schäuble y sus colegas por su talento con los regates. El fuerte del ministro portugués de Finanzas es haber puesto orden en la economía de su país, después de que en 2011 tuviera que pedir un doloroso rescate para evitar la bancarrota.

“Es un buen economista, conoce bien la problemática de la zona del euro y creemos que puede jugar un papel importante en las reformas que habrá en los próximos años”, ha resumido su colega español Luis de Guindos. El ministro, quien se postuló sin éxito en 2015 a presidir el Eurogrupo, tiene ahora los ojos puestos en la vicepresidencia del BCE, que dejará vacante el próximo mayo el luso Vitor Constancio. Y no ha dudado en mostrar su rotundo apoyo a Centeno, pese a que este no forma parte de la familia conservadora, sino que es el candidato de los socialistas y demócratas.

Aunque no logró de entrada el voto de los 10 países necesarios para hacerse con el puesto, Centeno ha conseguido imponerse a sus rivales —el luxemburgués Pierre Gramegna y el eslovaco Peter Kazimir— en un segundo intento. La letona Dana Reizniece-Ozola, quien ha destacado por ser la única mujer candidata y su particular perfil (fue maestra de ajedrez), cayó en la primera ronda.

Centeno fue aupado como ministro por António Costa, el socialista que formó una coalición con el Bloco de Esquerda y el Partido Comunista para destronar al conservador Pedro Passos Coelho, ganador en minoría de las elecciones hace dos años. El movimiento alarmó a varias capitales europeas, que se lograron imponer al izquierdista heleno Alexis Tsipras a base de mucho desgaste y tensión. Se temía que Portugal, alumno aventajado durante la crisis europea, se descarriara.

Los recelos de conservadores y liberales europeos han mostrado ser infundados. Costas y su equipo, muy en especial Centeno, han logrado encontrar un equilibrio entre las demandas de su electorado, la posición de su socio más de izquierdas y las exigencias que se derivan de la pertenencia al euro y la Unión Europea. Portugal se vende hoy como una historia de éxito, en un momento en que el populismo ha perdido la pegada que alcanzó a principios de año pero mantiene su influencia.

El mensaje de Centeno, horas antes de ser elegido como próximo presidente del Eurogrupo, ha sido tranquilizador: “Mi candidatura precisamente busca el consenso, más allá de lo partidario”. Un punto clave, tal y como ha recordado su predecesor, Jeroen Dijssebloem, quien ha advertido a su sucesor de que un buen líder es aquel que “mantiene el Eurogrupo unido”. “Y esto es lo más difícil”, ha añadido.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios