los tripulantes tienen oxígeno para una semana

Argentina confirma que la mancha detectada no es del submarino: "No hay contacto"

Ya se ha concluido al 100% el patrullaje por vía aérea, y la Armada sigue sin ningún tipo de contacto. "Seguimos teniendo sobre la mesa los tres escenarios"

Foto:

De nuevo vuelven a caer las esperanzas. Si por la mañana se hablaba de una mancha de calor descubierta durante las labores de búsqueda del submarino ARA San Juan, que desapareció frente a las costas de Argentina el pasado 15 de noviembre, esta tarde la Armada ha hecho desaparecer esa pequeña esperanza al confirmar que por ninguno de los medios disponibles se ha podido confirmar aún la presencia del buque, ni en superficie ni en el fondo del mar. "Seguimos manejando los tres escenarios", ha señalado el portavoz de la Armada, el capitán Enrique Balbi, en rueda de prensa.

Estos tres escenarios que son que el submarino se encuentre en superficie sin propulsión, que esté en superficie con propulsió o que esté en inmersión sin posibilidad de salire. Lo único que sí ha podido confirmar es que sigue sin saberse absolutamente nada de la localización del ARA San Juan.

Según publicaron varios medios argentinos, la mancha de calor detectada indicaba la presencia de un objeto metálico de grandes dimensiones a media agua, a unos 70 kilómetros de profundidad y a 300 kilómetros de la costa. Las labores de búsqueda se intensificaron en esta zona, a donde se trasladaron varios de los equipos de rescate que desde hace varios días buscan sin descanso a los 44 tripulantes del ARA San Juan.

Mientras que quienes dirigen este operativo pedían prudencia ya que la señal quizá hubiera detectado restos de algún naufragio, el capitán Balbi ya ha confirmado que no han podido ubicar el submarino por ninguno de los medios. "También se habían divisado hacia el este tres bengalas, una de color naranja y dos de color blanco", ha explicado, datos que le fueron trasladados al centro de coordinación de los equipos de rescate, en Puerto Belgrano.

"Se ordenó el despliegue de tres unidades en superifice para que hiciera patrullaje marítimo y evaluaran cualquier contacto", ha señalado, antes de añadir que también se desplegó el P-8 con todos su sensores a la misma zona. "Al momento, no hay ningún reporte oficial de ninguna imagen térmica de las tres bengalas", ha concluido. ¿De dónde salieron las bengalas, entonces? Según ha explicado el propio capitán, puede haber multitud de posibilidades, ya que en la zona en la que se ha buscado el submarino, a unas 200 millas al este de la península de Valdés —"la misma área que el submarino habría seguido hacia Mar de Plata"— está "llena de pesqueros".

"Ningún tipo de contacto"

Balbi ha hecho mucho hincapié en estos términos: no hay ningún tipo de contacto. "Toda la noche y toda la madrugada se ha patrullado la zona, y no hay ningún tipo de contacto, ni en forma pasiva ni activa". Además de las embarcaciones, el capitán ha explicado que se trasladó a la zona un P-3 brasileño para realizar un "vuelo bajo de 300 metros con un detector de anomalías magnéticas". "Pasó por esta zona, y no pudo detectar ningún tipo de anomalía", respondió a la prensa.

"De los tres medios que hemos utilizado para corroborar si hay o no contacto —acústico, infrarrojo y el sistema de detección de anomalías magnéticas— no hay ningún tipo de contacto que suponga que ahí está el submarino", ha lamentado.

El portavoz de la Armada, Enrique Balbi (EFE)
El portavoz de la Armada, Enrique Balbi (EFE)

Así, tal y como ya se había asegurado en la vípsera, el operativo de búsqueda y rescate continúa en fase crítica. El capitán ha señalado que "suponiendo que hace siete días que no tiene capacidad de ir a la superficie al estar en inmersión" lo preocupante es el oxígeno, aunque insiste, no se descarta que esté en superficie. "Seguimos manejando los tres escenarios", ha repetido.

100% del patrullaje aéreo

Por otro lado, ha señalado que ya se ha explorado el 100% del espacio aéreo previsto. "Tenemos un esfuerzo permanente", ha señalado, recordando que disponen de diez aviones de diferentes países para llevar a cabo el patrullaje. Sin embargo, con respecto a la exploración marítima, "es difícil calcular el porcentaje, porque los primeros cinco días fueron de mala meteorología y poca efectividad".

Aun así, ha señalado que las condiciones climáticas han ido mejorando y el miércoles ha amanecido como "día óptimo para la exploración". "Pero a partir de mañana se vuelve a complicar", ha advertido.

A la búsqueda del submarino se ha sumado cuatro batiscafos dirigidos por control remoto enviados por el Departamento de Defensa de Estados Unidos. Los cuatro aparatos que ya participan en las tareas de rastreo, un Bluefin-12D y tres Iver-580, son controlados por el Escuadrón de Vehículos Submarinos Teledirigidos, cuyo centro de operaciones se encuentra en la base naval de Pearl Harbor (Hawái).

También España ha enviado ayuda. Se trata de tres contenedores estanco con alcance de hasta 600 metros de profundidad, que se utilizarían para suministrar oxígeno y víveres a un submarino apoyado en el fondo del mar con una avería, situación en la que podría encontrarse el ARA San Juan argentino.

Argentina confirma que la mancha detectada no es del submarino: "No hay contacto"

Más de 4.000 personas trabajan ya en el operativo de búsqueda —sobre barcos, en aeronaves de exploración o en los cinco puntos logísticos en tierra—, entre personal argentino y de los países que prestan su ayuda en la misma: Colombia, Chile, Perú, Brasil, Uruguay, Reino Unido y Estados Unidos, además de España.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios