los "ruidos" detectados no son del submarino

EEUU destina cuatro batiscafos teledirigidos a la búsqueda del submarino argentino

EEUU ha destinado cuatro batiscafos dirigidos por control remoto a la búsqueda del ARA 'San Juan', que desapareció el miércoles en aguas del Atlántico Sur con 44 tripulantes

Foto: Fotografía cedida por la Armada argentina que muestra el submarino desaparecido. (EFE)
Fotografía cedida por la Armada argentina que muestra el submarino desaparecido. (EFE)

El Departamento de Defensa de EEUU ha destinado cuatro batiscafos dirigidos por control remoto de su Armada a la búsqueda del submarino argentino ARA 'San Juan', que desapareció el pasado miércoles en aguas del Atlántico Sur con 44 tripulantes. Los cuatro aparatos que ya participan en las tareas de rastreo, un Bluefin-12D y tres Iver-580, son controlados por el Escuadrón de Vehículos Submarinos Teledirigidos, cuyo centro de operaciones se encuentra en la base naval de Pearl Harbor (Hawái), informa el Pentágono en un comunicado.

Asimismo, el Departamento de Defensa indicó que ha puesto a disposición de las autoridades argentinas personal de la Marina de EEUU, un avión y equipamiento submarino específico para la búsqueda y rescate de submarinos.

El ARA 'San Juan' había partido el pasado día 13 desde el sureño puerto de Ushuaia, donde participó en unas maniobras de adiestramiento integrado, y se dirigía de regreso a su base, en Mar del Plata, cuando se perdió toda comunicación con el aparato. La "gran preocupación" de las familias de los 44 tripulantes es si todavía tienen oxígeno, según explicó este martes uno de los psicólogos que los atienden. "Lo único que los compensa es decir, 'bueno, mi hijo está haciendo lo que realmente le gusta' y eso es importante porque genera un sentimiento de pertenencia", relató el licenciado en psicología y capitán de fragata Víctor Hugo Dugar, uno de los especialistas que tratan a los familiares.

Los "ruidos" detectados no son del submarino

La Armada argentina confirmó que el "ruido" detectado en la zona del Atlántico Sur donde se busca el submarino no corresponde al sumergible, aunque se hará un último barrido por ese mismo punto "para que no queden dudas". "Ese ruido se analizó, la firma acústica, y no corresponde a un submarino, a un patrón de lo que sería golpes de casco en sistema morse. Es un ruido continuo, constante, que podría llegar a ser ruido biológico", remarcó, en declaraciones a la prensa desde la sede central de la Armada en Buenos Aires, el capitán Enrique Balbi, portavoz de este cuerpo castrense.

Siguen las labores de búsqueda

En la tarde de este lunes, se informó de que varias embarcaciones que participan en las labores de búsqueda del submarino habían detectado un "ruido" que podía pertenecer a la nave a 360 kilómetros de la península Valdés, en la Patagonia argentina, donde hay una profundidad promedio de 200 metros. Ese punto coincide con el viaje que debía hacer el submarino, que había partido el lunes con 44 tripulantes a bordo del sureño puerto de Ushuaia y se dirigía de regreso a su base, en Mar del Plata. "La línea directa que iba a llevar el submarino de Ushuaia a Mar del Plata justo va coincidiendo con el limite de la zona económica exclusiva [argentina], donde está el talud", añadió Balbi.

Hasta el lugar donde se detectó ese sonido se había desplazado una aeronave de exploración submarina de la Armada de Estados Unidos, que llevó una grabación de ese ruido a la base naval donde se encuentra el centro coordinador de búsqueda y rescate. Allí se analizó y procesó esa información, lo que llevó a descartar cualquier vínculo con el sumergible.


No obstante, el portavoz de la Armada reiteró que se va a aprovechar la navegación que venían haciendo dos buques oceanográficos del cuerpo y un buque polar brasilero para hacer "un barrido con sus ondas" por ese mismo "punto para que no queden dudas y descartar si el ruido, como dice bien el estudio, no es de un submarino".

Fue el pasado viernes cuando autoridades de la Armada señalaron que el submarino había reportado por última vez su posición en la madrugada del miércoles, por lo que, pasado un tiempo prudencial sin tener comunicación con la nave, se resolvió activar a última hora de la tarde del jueves el protocolo de búsqueda.

El pasado sábado aumentaron las esperanzas después de que el Ministerio de Defensa señalase que unas comunicaciones satelitales registradas ese mismo día podían proceder del submarino desaparecido, aunque la Armada lo ha descartado.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, viajó hasta Mar del Plata, donde se encuentra la base de operaciones del submarino y donde vive la mayoría de sus tripulantes, para informarse de la situación y apoyar y acompañar a todos los familiares, que aguardan, entre nervios e incertidumbre.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios