jaula de oro tras la purga en arabia saudí

El hotel de cinco estrellas convertido en prisión para los príncipes saudíes

Desde su construcción, el Ritz-Carlton ha sido un hogar lejos del hogar para billonarios. Ahora, el hotel de cinco estrellas se ha convertido en la cárcel más lujosa del mundo

Foto: Entrada del Hotel Ritz-Carlton de Riad, capital de Arabia Saudí. (Reuters)
Entrada del Hotel Ritz-Carlton de Riad, capital de Arabia Saudí. (Reuters)

Tiene 492 habitaciones y ocupa más de 200.000 metros cuadrados rodeados por hileras de enormes palmeras. Desde su construcción, hace seis años, el Ritz-Carlton de Riad ha ejercido de 'refugio' de billonarios, jefes de Estado y miembros de la familia real saudí, un hogar lejos del hogar para los más acaudalados. Ahora, tras la purga sin precedentes ordenada el pasado fin de semana por el rey Salman ben Abdulaziz, el extravagante hotel de cinco estrellas se ha convertido en la cárcel más lujosa del mundo.

El Ritz-Carlton 'acoge' a parte de la élite política y empresarial saudí arrestada por cargos de corrupción. La mayoría de los once príncipes, cuatro ministros y decenas de exministros detenidos -entre ellos Al Waleed ben Talal, el árabe más rico del mundo- estarían bajo arresto en el hotel. Un vídeo publicado por el diario 'New York Times' muestra uno de los opulentos salones del Ritz-Carlton ocupado por colchonetas repartidas por el suelo. En las imágenes pueden verse hombres con uniformes oscuros y un rifle apoyado en una esquina, que parece ser un fusil de asalto M4, de fabricación estadounidense.

Varios medios identifican el lugar como el salón B del hotel, un espacio utilizado como sala de banquetes con capacidad para 2.000 personas. En las redes sociales han circulado fotos del interior del salón. Aunque no se identifica a las personas que duermen bajo unas mantas de colores, el lugar estaría siendo utilizado como barracón improvisado para los guardias mientras los 'detenidos VIP' permanecen retenidos en las habitaciones del hotel.

La web del hotel indica que “no hay habitaciones disponibles” hasta el 16 de diciembre. También anuncia que “debido a circunstancias imprevistas, las líneas de internet y telefónicas están desconectadas hasta nuevo aviso”. Desde el pasado domingo, el complejo está rodeado por vehículos policiales y los portones de la fachada se mantienen cerradas, según el corresponsal de AFP en Riad, Anuj Chopra. Asimismo, el pasado sábado los huespedes que estaban en el Ritz-Carlton recibieron la orden de reunirse en el vestíbulo y fueron trasladados a otros hoteles de Riad, informa 'The Guardian'.

Una purga sin precedentes

Oficialmente, la detención de parte de la élite saudí -actualmente hay más de 100 príncipes en detención administrativa- se engloba dentro de la campaña anticorrupción impulsada por el rey Salman, para la que ha creado un comité específico dirigido por el príncipe heredero, Mohamed ben Salman, con potestad para emitir órdenes de arresto y prohibiciones de viajar al extranjero, además de congelar los bienes de los investigados. No obstante, la operación es parte de la lucha contra quienes rechazan el liderazgo del joven Ben Salman, de 32 años, artífice de la nueva corriente reformista. Poner en la diana a príncipes y ministros en activo supone una escalada en la campaña de arrestos que han lanzado los líderes del Reino.

Imagen del Ritz-Carlton de Riad, capital de Arabia Saudí. (Reuters)
Imagen del Ritz-Carlton de Riad, capital de Arabia Saudí. (Reuters)

El movimiento ordenado por el rey -que incluye la destitución del responsable de la Guardia Nacional, el comandante de la Armada y el ministro de Economía- aumenta considerablemente el poder su hijo, al consolidar su control sobre las instituciones de seguridad del Reino, durante años en manos de poderosas ramas de la familia real. El príncipe Ben Salman, de hecho, se ha convertido en la persona que aglutina más poder en el país desde hace mucho tiempo: ocupa el cargo de ministro de Defensa y ha sido responsable de la intervención saudí en la guerra de Yemen, dictar una política energética que tiene consecuencias globales y diseñar los planes para construir un futuro más allá del petróleo.

El arresto de miembros de la familia real que en el pasado fueron intocables es el ejemplo más claro hasta la fecha de la estrategia del príncipe Mohamed para aplastar a sus potenciales rivales o a los críticos con sus decisiones. El ascenso de Ben Salman -considerado el auténtico responsable de la política del reino desde que su padre ocupó el trono en enero de 2015- ha puesto en su contra a miembros más veteranos de la familia Al Saud, que tradicionalmente ha gobernado por consenso.

El fiscal general de Arabia Saudí, el 'Sheikh' Saud al Mujeb, declaró este lunes que los detenidos están siendo sometidos a "detallados interrogatorios" y que las investigaciones se mantienen en secreto para proteger la integridad de los procedimientos legales y asegurar que el alto estatus social de los arrestados no los exime de la justicia. EEUU ha pedido a Arabia Saudí procesos contra la corrupción "justos y transparentes" mientras organizaciones como Human Rights Watch (HRW) han denunciado "las detenciones en masa sin explicar los motivos" y pedido a las autoridades que hagan públicas las acusaciones en su contra.

HRW denunció este miércoles que las autoridades saudíes no han hecho públicas las acusaciones contra decenas de detenidos desde mediados de septiembre, arrestos que "se enmarcan en las violaciones de derechos humanos contra disidentes y activistas pacíficos, que incluyen el acoso, la intimidación, campañas de difamación, la prohibición de viajar, la detención y la persecución".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios