"eL FUTURO DIGITAL NOS AFECTA A TODOS"

El 'Silicon Valley' de Alemania que apoyan BMW, Mercedes, Facebook o Amazon

El proyecto de 'Cyber Valley' pretende crear un punto de innovación tecnológica centrado en el desarrollo de la inteligencia artificial. La idea es que la segunda revolución digital tenga sede en Europa

Foto: Vista general del Museo Mercedes-Benz en Stuttgart, en febrero de 2016. (Reuters)
Vista general del Museo Mercedes-Benz en Stuttgart, en febrero de 2016. (Reuters)

A lomos de la revolución tecnológica no se cabalga por casualidad. Y para no quedarse atrás en la digitalización, Alemania está poniendo en marcha su propio "Silicon Valley", un polo tecnológico junto a Stuttgart centrado en el desarrollo de la inteligencia artificial (IA). Se trata de una ambiciosa iniciativa en la que, con el respaldo de la política, se han aliado prestigiosos centros de estudios y gigantes empresariales como Mercedes, Facebook, Porsche, BMW, Bosch y Amazon. Otros como Google coquetean con la idea. La inversión anunciada asciende ya a varios miles de millones de euros.

"Nuestro objetivo no es sólo construir las mejores máquinas, sino también construir las más inteligentes", aseguró el jefe de Gobierno de Baden-Württemberg, Winfried Kretschmann, al presentar el proyecto del "Cyber valley" la respuesta alemana al 'hub' californiano donde se enclavan las principales tecnológicas del mundo. "Estamos convencidos de que aquí se puede erigir un centro de excelencia científica para las mejores cabezas mundiales de mañana en el ámbito de la IA", agregó Kretschmann. La propuesta se define en su página web como un intento por crear "un ecosistema para la transferencia tecnológica" que ofrezca "el entorno ideal para start-ups en el ámbito de la IA gracias a la cooperación entre ciencia y sector privado".

La sociedad Max Planck, un referente científico mundial implicado en el plan, asegura que el "Cyber valley" debe ser un lugar "donde se sienten los cimientos tecnológicos" del "futuro digital", en palabras de su presidente, Martin Stratmann. "Con esto queremos no sólo ser un imán y una fragua de talento para las próximas generaciones, sino también un espacio para lograr un diálogo entre personas, porque el futuro digital nos afecta a todos", explicó Stratmann al lanzar la iniciativa.

Hay algo más. El riesgo de perder otro tren. Y de sufrir las consecuencias económicas. Kretschmann subrayó que quiere "impedir" que "la segunda revolución digital pase de largo por Europa". "Hemos perdido la primera parte del partido frente a EEUU. Ahora tenemos la oportunidad de ganar la segunda. Y se lo garantizo: eso es lo que vamos a hacer", apostilló. Con esa intención, el Land de Baden-Württemberg, uno de los más ricos de Alemania y sede de empresas clave en esta iniciativa como Daimler (fabricante entre otros de Mercedes-Benz y Smart) y Porsche, va a aportar a este proyecto un total de 50 millones de euros.

La iniciativa, anunciada a finales del año pasado, está ya cobrando forma. A los primeros participantes se están añadiendo cada vez más empresas con proyectos bien concretos. La última ha sido el coloso estadounidense del comercio online Amazon, que ha anunciado que invertirá 1.250 millones de euros para levantar un centro de investigación y desarrollo de IA. Un centenar de trabajadores y doctorandos deberán centrarse en mejorar "la experiencia de los usuarios, especialmente en sistemas visuales". Ralf Herbrich, director de Aprendizaje de Máquinas en Amazon y director ejecutivo del Centro de Desarrollo de Amazon Alemania, indicó que la empresa se suma de esta forma a "una de las mayores iniciativas investigadores en Europa en el sector de la IA".

Amazon se suma a otros nombres de referencia mundial en el sector privado que ya han anunciado su participación en el "Cyber valley" alemán. Entre ellos destaca Facebook que ha avanzado una inversión total de 1.260 millones de euros en este 'hub' tecnológico. La red social está especialmente interesada en desarrollar el aprendizaje de las máquinas, un ámbito que está dando sus primeros pasos, y en sus posibles aplicaciones al conjunto de algoritmos que emplea tanto para ofrecer contenido a sus usuarios como para la gestión de los datos que comercializada.

Mural en la sede de Facebook en Berlín, en agosto de 2016. (Reuters)
Mural en la sede de Facebook en Berlín, en agosto de 2016. (Reuters)

No obstante, la mayoría de las empresas que hasta al momento se han sumado al proyecto son alemanas y pertenecen al sector de la automoción. Tienen un objetivo claro y común: unir esfuerzos para lograr una sólida ventaja competitiva en la batalla por el coche autónomo. Ante competidores ajenos al sector que han irrumpido con fuerza en esta puja, de Google a Tesla, los potentes fabricantes germanos están combinando sus fuerzas. Por el momento han anunciado que se suman a esta iniciativa el grupo BMW, el grupo Daimler, Porsche (una marca del grupo Volkswagen, el primer fabricante europeo) y los dos proveedores de componentes clave del sector, Bosch y ZF Friedrichshafen.

Algunos ya han empezado a desvelar planes. Daimler, por ejemplo, ha comprometido 50 millones para esta iniciativa. Anke Kleinschmit, responsable de Innovación de Daimler, cree que el "Cyber valley" es una "cuestión de futuro clave". "La IA tiene el potencial de llevar la digitalización en la industria del automóvil a un nuevo nivel. Ya no es ciencia ficción. Lo demuestran de una forma impresionante los avances en la conducción autónoma y sus múltiples campos de aplicación en el desarrollo, la producción, la comercialización y también en el nuevo campo de los servicios de movilidad", asegura.

Daimler consideró en un reciente comunicado que "los sistemas inteligentes capaces de aprender por sí mismos van a cambiar de forma radical la forma en la que vivimos y trabajamos". Esta "ruptura", añadió el fabricante de automóviles, tiene "el potencial de una de las mayores revoluciones en la historia de la civilización moderna. Por eso, la "ofensiva investigadora" del "Cyber valley" debe "responder a la cuestión" de cómo se sitúa Alemania en esta revolución tecnológica.

Bosch, uno de los iniciadores de este proyecto, cree por su parte que "el aprendizaje de las máquinas y la IA son competencias clave para conformar el mundo conectado", en palabras de su presidente, Volkmar Denner. "En la competición internacional por la innovación Alemania debe dejar este campo de innovación a las grandes tecnológicas extranjeras", considera Denner.

Además, la apuesta alemana por la IA disfruta de un sólido respaldo académico. El "Cyber valley" cuenta entre sus fundadores con las universidades de Stuttgart y Tübingen, así como con la sociedad Max Planck y con el Instituto Max Planck para los Sistemas Inteligentes. Todos estos centros de estudios van a ofrecer un nuevo programa de doctorado conjunto, la Escuela Internacional de Investigación sobre Sistemas Inteligentes Max Planck. A partir de la próxima primavera y durante los próximos seis años esperan formar unos cien doctorandos. Además, está previsto que se pongan en marcha distintos grupos de investigación para cuestiones como el aprendizaje de las máquinas (machine lerning), la robótica, el desarrollo de la visión en los ordenadores (computer vision) y las aplicaciones médicas de la nanotecnología.

Se espera además que estos investigadores busquen una aplicación práctica a sus investigaciones, funden start-ups y emprendan. Bosch aspira a que la iniciativa genere a su alrededor una "viva escena de nuevas empresas". Daimler incide en este punto: el "Cyber valley" debe ser "a la vez un centro internacional de investigación fundamental y una plataforma de emprendedores para las aplicaciones comercializables".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios