Españoles emprendiendo en México: "Aquí hay oportunidades, queda de todo por hacer"
  1. Mundo
"CON la ACTITUD APROPIADA, EL RETORNO ES SEGURO"

Españoles emprendiendo en México: "Aquí hay oportunidades, queda de todo por hacer"

El país acoge ya a una comunidad de más de 130.000 compatriotas nuestros. Muchos de ellos son profesionales cualificados que han encontrado excelentes nichos comerciales y están triunfando

Foto: Los españoles Alfonso Polanco, Pablo Pedrejón y Javier Resa. (C. Castellón)
Los españoles Alfonso Polanco, Pablo Pedrejón y Javier Resa. (C. Castellón)

Javier Resa era directivo en Sevilla de una importante empresa de comunicación europea. Además de un excelente puesto trabajo en España en aquellos maravillosos años 2000, gozaba de varios beneficios como coche de empresa y de un seguro de sanidad privada para él y su familia. Pero la crisis económica llegó y se llevó el vehículo, los seguros de salud y recortó su salario a la mitad. Aunque el escenario era desolador, Javier y su equipo trataron “de mil maneras” de devolver a la empresa al camino de la solvencia, pero la crisis económica que asolaba España era despiadada y forzó a la compañía a seguir por la senda de los recortes.

“Intentamos todo por mejorar los números de la compañía: reconstruir las redes sociales, aumentar las horas de trabajo, ofrecer descuentos y nuevos servicios a los clientes… pero nada, el negocio no remontaba”, explica el sevillano. Así que ante un escenario gris y de recesión, Javier decidió con casi 50 años emigrar a México en 2013 en búsqueda de nuevas oportunidades y retos profesionales. Hizo un análisis de diferentes países latinoamericanos, se decantó por México y se compró un billete decidido a cruzar el Charco para hacer las Américas.

Foto: Manifestantes en la Plaza de la Constitución durante una protesta por los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala, en Ciudad de México (Reuters).

“México es un país perfecto para el emprendimiento”, afirma con confianza Javier casi cuatro años después de pegar el salto. Al llegar empezó a trabajar como directivo en una agencia de comunicación para después, ya en 2017, crear junto con varios socios Dígito R, su propia compañía dentro de este sector.

“Creo firmemente que cualquier persona bien formada, con la actitud apropiada y con ganas de trabajar, aquí obtiene retorno seguro”, asegura este sevillano que además embarcó a su mujer y sus dos hijos en esta experiencia mexicana. “Venir aquí me ha rejuvenecido. De verdad, no me esperaba que a mi edad pudiera disfrutar tanto de una cultura y de una gente que me ha recibido con los brazos abiertos”, afirma un español que en pocos años dejó atrás los aciagos días de los recortes en España para cruzar el océano para hablar de negocios y oportunidades en México.

Y es que al igual que Javier son miles de españoles los que han llegado a México tras el estallido de la crisis económica. El Instituto Nacional de Estadística calcula que hay unos 130.000 españoles viviendo en México, un 50% más que 2009. Es la mayor ola de emigración hispana a México desde la Guerra Civil. Y entre tanto emigrado, hay mucho español que ha llegado con la idea -o se le ha ocurrido ya allí- de emprender un negocio para sacar provecho a las muchas ventajas que tiene el país. De hecho, “la oportunidad es enorme, aquí queda de todo por hacer”, es la frase que más pronunciada por los españoles que han sido entrevistados para este reportaje.

placeholder Imagen promocional de Petsy, la empresa de Pablo Pedrejón (Fuente: Twitter de Petsy)
Imagen promocional de Petsy, la empresa de Pablo Pedrejón (Fuente: Twitter de Petsy)

¿Nichos de negocio? Muchos

“Tras acabar el máster, mi idea era empezar un negocio en Brasil. Pero me puse a analizar y vi que este era un mejor mercado para mi sector”, dice Pablo Pedrejón, un madrileño que en 2013 creó Petsy, una empresa líder en el comercio en línea de productos para mascotas en todo México. Pablo se define como un “apasionado de los animales” y no veía en el mercado mexicano una compañía que se diferenciara por abordar la parte emocional de los dueños de las mascotas. “Había sólo un jugador enorme en el mercado pero que no atacaba la parte sentimental del cliente, así que nos lanzamos a crear una compañía online que se diferenciara por apelar al lado emocional,” explica.

Fueron tres las razones que hicieron que Pablo se decantará por México en vez de Brasil: un enorme mercado interno que aunque es más pequeño que el brasileño, tiene una población de 120 millones de personas; una reforma de telecomunicaciones destinada a disparar la penetración de internet y, por último, es el país de toda América Latina en el que hay mayor facilidad a la hora de hacer negocios según el informe Doing Business que realiza anualmente el Banco Mundial.

“Este es un mercado muy abierto al extranjero. En Brasil, por ejemplo, un inversor extranjero no puede tener más del 50% del negocio, mientras que en México no hay ningún problema”, asegura Pablo. Y es que si algo ha caracterizado la historia de México desde los últimos 100 años, es su facilidad para acoger las diferentes oleadas de inmigrantes que huían de sus países cuando la crisis económica apretaba. El multimillonario Carlos Slim, por ejemplo, es descendiente de libaneses llegados a inicios del siglo pasado; miles son los argentinos que llegaron tras el corralito en los 2000 y por su parte, los españoles conforman una de las colonias más grandes entre los extranjeros que viven en México.

Foto: Carlos Slim lee el libro "How to make America great again" de Donald Trump durante una rueda de prensa en Ciudad de México, el 27 de enero de 2017. (Reuters)

“La forma de trabajar de los españoles gusta mucho en México”, comenta Alfonso Polanco, quien en abril de 2014 montó con un socio la firma de headhunting Narváez y Polanco debido a que vio una oportunidad de negocio para emprender. “La rotación de personal es muy elevada en México, es decir, es muy habitual que los trabajadores cambien de empleo de manera recurrente a diferencia de España”, explica Alfonso, lo que supone un reto para las compañías que quieren retener o atraer talento y, para ello, necesitan de firmas especializadas en el área de recursos humanos.

Como especialista en recursos humanos y contratación de personal, este madrileño ve México como un país de oportunidad para trabajadores cualificados, ya que no hay suficiente oferta de profesionales para la demanda existente. “El nivel de paro de trabajadores cualificados aquí es realmente bajo y existen importantes oportunidades de proyección dentro de las empresas, es decir, una persona en México que demuestra sus capacidades puede llegar a ascender tres puestos en poco tiempo”, afirma.

Una creciente cultura emprendedora

Javier, Alfonso y Pablo han llegado además a México justo en un momento en el que un ecosistema emprendedor comienza a brotar en el país con mayor número de hispanohablantes del mundo. El Gobierno federal ha inyectado alrededor de 1.000 millones de dólares desde 2013 para ayudar a los proyectos en etapas tempranas, mientras del lado privado en pocos años se ha multiplicado el número de fondos de capital riesgo. “En 2008 no había más de tres fondos, mientras que en 2015 ya había más de 50; lo que nos convierte en uno de los principales países hispanohablantes por número de fondos”, dice Marcus Dantus, director de SUM, una aceleradora que desde 2014 ha lanzado más de 170 startups.

Además de un mayor músculo financiero para apoyar estos proyectos, Dantus señala otros factores que han colaborado para crear un entorno favorable al emprendimiento en México. Primero, antes de la llegada de Trump los diarios internacionales hablaban constantemente del ‘Mexican moment’, debido a las buenas perspectivas que había para su economía junto con una serie de reformas estructurales -financiera, educación, petrolera y telecomunicaciones- que hicieron más atractiva la inversión extranjera directa.

Foto: Mexicanos se manifiestan contra el presidente de EEUU, Donald Trump, en Ciudad de México. (Reuters)
Los inversores en México pierden el miedo a Trump
Adrián Espallargas. México D.F.

Segundo, es más barato iniciar una empresa en México que en el mundo desarrollado. “Con unos 60.000 dólares una empresa en etapas tempranas aguanta un año, mientras que en Europa necesitarías entre 100.000 y 300.000 dólares al inicio”, explica el director de SUM. “Y tercero”, agrega, “la vida es mucho más económica, contratar talento de alta calidad es más barato, el mercado es enorme y un emprendedor tiene menos competencia que en mercados desarrollados”.

No obstante, el principal reto para emprender en México que destacan los españoles es que todo va más despacio de lo que se está acostumbrado. “Aquí todo va más despacio y es algo a lo que hay que aprender a adaptarse”, dice Javier Resa, quien considera que otro de los principales retos que hace fracasar a algunos de los negocios que tratan de iniciar algunos españoles es la falta de actitud adecuada. “No se puede venir con actitud de conquistador. Hay que saber tomarse antes unos tequilitas con los mexicanos para que te conozcan, eso es clave”, afirma.

México Crisis
El redactor recomienda