el conductor ha sido detenido

Terror yihadista en Manhattan: al menos ocho muertos en un atropello múltiple

El atropello ocurrió en el cruce de West Street y Chambers Street, según han relatado varios testigos. El atacante gritó "Allahu Akbar" al bajar del vehículo y fue tiroteado por un agente

Foto: Varios vehículos de emergencias atienden a los heridos. (Reuters)
Varios vehículos de emergencias atienden a los heridos. (Reuters)

La macabra ruleta del terrorismo ha vuelto a girar. Esta vez, un camionero uzbeko de 29 años se metió en dirección contraria por un carril bici matando a al menos ocho personas e hiriendo a once. El atacante, que recorrió 17 manzanas junto al río Hudson, se estrelló contra un autobús escolar y salió corriendo al grito en árabe de “Alá es grande”, con dos pistolas: una de perdigones y otra de pintura. Un policía logró alojarle una bala en el abdomen.

El sospechoso, detenido y en estado crítico, ha sido identificado como Sayfullo Habibullaevic Saipov: un conductor de Uber residente en Nueva Jersey que llegó de Uzbekistán en 2010. Alguien sin antecedentes, más allá de algunas multas por exceso de velocidad. Las autoridades encontraron dentro del vehículo usado, una pick up alquilada a la tienda Home Depot, una nota que refleja la adhesión de Saipov al grupo terrorista ISIS.

Terror yihadista en Manhattan: al menos ocho muertos en un atropello múltiple

Aunque de dimensiones mucho más reducidas, técnicamente se trata del peor ataque terrorista que sufre Nueva York desde el 11 de septiembre de 2001, y ocurrió en el mismo lugar: el distrito financiero. El día de Halloween entre las tres y las cuatro de la tarde, con miles de niños disfrazados saliendo a borbotones a las calles de Manhattan.

Una escuela cercana echó el cierre con todos los padres dentro. Habían ido a recoger a sus hijos y tuvieron que permanecer en cuarentena por orden de la policía. “Nos hemos quedado con los niños encerrados unas dos horas”, dice a El Confidencial una profesora española que estaba presente. “Estábamos celebrando Halloween y estábamos todos disfrazados, padres inclusive con cara de terror de verdad y los niños sin enterarse de nada”.

El autobús tras el accidente. (EFE)
El autobús tras el accidente. (EFE)

La dirección del colegio mandó a padres y personal una nota de agradecimiento por su “inquebrantable compostura, paciencia y seguridad”. Cada uno de los allí presentes, según la carta, “se colocó inmediatamente a la altura de las circunstancias”. Otros testigos citados por los medios de comunicación reconocen que, al principio, el ataque les pareció que se trataba de “una inocentada de Halloween”.

El FBI ha evitado declarar si ya conocía al sospechoso. La compañía para la que trabajaba Saipov, Uber, publicó un comunicado de condena y prometió dar “asistencia completa” a las fuerzas del orden. De los ocho fallecidos, cinco eran de nacionalidad argentina y uno belga. Los argentinos eran amigos que se encontraban de viaje para celebrar 30 años de su graduación. Uno de ellos permanece ingresado.

[Vea todas las imágenes del atentado en Nueva York]

La investigación está en manos de la policía federal. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, declaró que de momento “no hay evidencia que sugiera un plan o un complot más amplio”, y el alcalde de la ciudad, el demócrata Bill de Blasio, lo consideró un ataque terrorista “particularmente cobarde” por ensañarse con civiles desarmados.

Otro neoyorquino, el presidente de Estados Unidos, ofreció en Twitter sus condolencias a las familias y víctimas del atropello. Donald Trump tuiteó poco después que ha ordenado al Departamento de Seguridad Nacional intensificar el escrutinio de los refugiados interesados en EEUU. “Ser políticamente esta bien, ¡pero no para esto”, declaró, en referencia a su afirmación de que, a más refugiados, más posibilidades de terrorismo. Una idea popular de su campaña, pese a no estar respaldada con datos empíricos.

Este atentado podría reanimar el debate sobre las medidas migratorias de la Administración Trump, que ha logrado imponer, pese a los constantes baches de la justicia. El paréntesis de 120 días en la acogida de refugiados acaba de terminar y el presidente aún debe decidir las restricciones migratorias que impondrá a 11 países en el futuro. El actual gobierno ha reducido a la mitad el número de refugiados aceptados.

No es la primera vez que Uzbekistán, una antigua república soviética de mayoría musulmana en Asia Central, aflora en la lucha contra el terrorismo. El pasado abril, un joven uzbeco mató a cuatro personas atropellándolas en Estocolmo. En 2015 la policía estadounidense detuvo a dos uzbekos y un kazajo por planear un atentado terrorista.

Imagen del atacante tras salir de la camioneta.
Imagen del atacante tras salir de la camioneta.

El ataque en Nueva York sigue el patrón del atentado de Barcelona, que dejó 13 muertos y más de 100 heridos el pasado agosto, y el de Berlin en diciembre de 2016, y el de Niza el mes de julio anterior. Un atropello masivo cometido según los preceptos del grupo terrorista ISIS. En su revista Rumiyah, los radicales recomiendan exactamente lo que hizo Saipov: arrollar con un vehículo grande, seguir el ataque con cuchillo o arma de fuego, y gritar o dejar notas que certifiquen la naturaleza yihadista de la barbarie.

El jefe de policía de Nueva York, James O’Neill, felicitó a los conciudadanos que, pese a todo, se agolparon en el West Village para celebrar el desfile de Halloween. “Gracias por enseñarle al mundo quiénes sois”, tuiteó con el característico orgullo neoyorquino.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios