May: "Londres seguirá contribuyendo al presupuesto de la UE hasta 2020"
  1. Mundo
discurso clave sobre el brexit

May: "Londres seguirá contribuyendo al presupuesto de la UE hasta 2020"

May afirma que su país seguirá contribuyendo al Presupuesto de la Unión Europea (UE) hasta 2020 y que quiere un período de dos años de transición tras abandonarla

placeholder Foto: La primera ministra británica, Theresa May, durante su discurso en Florencia. (Reuters)
La primera ministra británica, Theresa May, durante su discurso en Florencia. (Reuters)

Discurso “clave” sobre el Brexit donde Theresa May desvela su hoja de ruta para la ruptura con la UE, arropada por sus principales ministros para transmitir una imagen de unidad, ahora que las batallas internas hacen estragos en el Gobierno británico, pero sin la presencia de líderes europeos. La 'premier' ha afirmado que Londres seguirá contribuyendo al Presupuesto de la Unión Europea (UE) hasta 2020 y que quiere un período de dos años de transición tras abandonar el club comunitario.

También ha pedido a los líderes de la Unión que sean "creativos" en el diseño de la futura relación. "Ya no seremos miembros de la unión económica y aduanera", ha admitido la primera ministra, quien reconoció que el Mercado Único, en el que todavía participa su país, tiene ciertos "equilibrios", que implica aceptar "obligaciones".

"Reino Unido quiere que la UE sea el mejor socio y amigo", ha dicho May en Florencia, "puede que Reino Unido abandone la UE pero no estamos abandonando Europa. Seguiremos liderando en asuntos que afectan a la seguridad". La 'premier' ha recordado el "debate vibrante" que ha comenzado en el seno de la Unión sobre cuál será su futuro sin el Reino Unido y ha asegurado: "no queremos impedirlo".

"Ya no seremos miembros de la unión económica y aduanera", ha admitido la primera ministra

También ha afirmado que Reino Unido seguirá trabajando con la UE como una nación soberana, dado que el referéndum del Brexit trataba, precisamente, de eso. "El pueblo británico quiere un control más directo. Quiere decisiones tomadas en Reino Unido por las personas a las que han elegido", ha declarado, antes de añadir que "el éxito de la Unión es un interés nacional para Reino Unido".

La salida de Reino Unido de la UE es inevitable y un proceso complejo, a todos nos interesa que las negociaciones tengan éxito (…) Por ello creo que compartimos un profundo sentimiento de responsabilidad para hacer que este cambio se produzca con fluidez, no solo para unas pocas personas sino para la próxima generación”, ha dicho la primera ministra, quien ha añadido que tanto Bruselas como Londres deben ser “imaginativos y creativos” en la búsqueda de una solución.

“Los ojos del mundo están sobre nosotros pero si podemos ser imaginativos y creativos sobre la forma en que establecemos esta nueva relación, creo que puedo ser optimista sobre el futuro que podemos construir para el Reino Unido y para la UE”, ha afirmado May.

Foto: La primera ministra británica Theresa May durante su intervención ante la Asamblea General de Naciones Unidas, en Nueva York. (Reuters)

Transición de dos años tras el Brexit

En un discurso pronunciado en Florencia (centro de Italia), May también ha pedido que haya un período de ajuste de dos años "en el interés mutuo" tras el abandono británico de la UE. "La gente y las empresas se beneficiarían de un período de ajuste a los nuevos acuerdos", ha dicho la primera ministra británica. En cuanto a la cantidad que el Reino Unido tendrá que pagar a las arcas comunitarias en aplicación de los compromisos ya adquiridos y por aportación a políticas decididas con el acuerdo británico, May ha asegurado que "algunas exigencias son exageradas", sin citar una cifra. "No quiero que nuestros socios teman que van a pagar más o reciban menos como consecuencia de nuestro deseo de marcharnos".

En las últimas semanas, se han tratado de limitar a dos las opciones sobre la futura relación con el bloque. La primera -conocida en Whitehall como "Ceta plus"- estaría basada en el acuerdo de Canadá y ofrecería a Londres la libertad prometida ante el Tribunal Europeo de Justicia y el poder para frenar la inmigración. Ésta es la preferencia de los euroescépticos Boris Johnson -ministro de Exteriores- y Michael Gove -al frente de Comercio Exterior-. El problema es que solo se garantizaría una liberalización limitada de los servicios y en la City eso no gusta nada.

Es por eso por lo que el ministro del Tesoro, el eurófilo Philip Hammond, apuesta más por el modelo Noruego, con una alternativa eso sí bautizada como "EEA menos". Se trataría de una versión “light” frente a la completa adhesión al mercado único, para poder dar vía libre a los servicios financierosal tiempo de tener una especie de freno de emergencia para regular la inmigración. En definitiva, mientras que unos quieren “poco acceso al mercado único y más control”, otros buscan “más acceso a costa de poco control”.

Reino Unido Theresa May Brexit Unión Europea
El redactor recomienda