los tres cayeron en un cráter superficial

Muere una pareja intentando rescatar a su hijo en un cráter volcánico en Italia

Un niño de 11 años y sus padres han muerto tras caer en uno de los cráteres superficiales de Solfatara, una zona muy frecuentada por turistas en Campi Flegrei, cerca de Nápoles

Foto: Bolsas cubren los cuerpos de las tres personas fallecidas en el cráter volcánico Solfatara en Pozzuoli. (EFE)
Bolsas cubren los cuerpos de las tres personas fallecidas en el cráter volcánico Solfatara en Pozzuoli. (EFE)

Un niño de 11 años y sus padres murieron este martes tras caer en un cráter volcánico cerca de Nápoles. Según la primera reconstrucción del suceso, los tres cayeron en uno de los cráteres superficiales de Solfatara (cráter volcánico superficial) de Pozzuoli, una zona muy frecuentada por turistas en Campi Flegrei. Habrían muerto en el fango hirviente de la Solfatara, una zona volcánica situada en las proximidades de la capital napolitana en la que hay decenas de pequeños cráteres.

La pareja de turistas, procedentes del norte de Italia, y su hijo, de 11 años, visitaban la zona cuando el menor traspasó la cuerda que limita el área de las visitas. Aunque todavía se intentan aclarar los detalles, medios locales informan de que el niño cayó en un cráter de tres metros de profundidad y sus padres intentaron rescatarle. Los tres murieron a causa de las emanaciones tóxicas o por haber sido engullidos por el fango.

"Seguimos tratando de entender lo sucedido", han afirmado fuentes del parque de Campi Flegrei a la agencia France Presse. "Cruzaron las vallas de seguridad y cayeron al agujero", han añadido estas fuentes. "Puede que se produjese una pequeña explosión o que el suelo simplemente cediera por el peso y cayeran al agujero", ha explicado, por su parte, el portavoz del cuerpo de bomberos, Luca Cari.

Vista del lugar donde tres personas han perdido la vida en el cráter volcánico Solfatara en Pozzuoli. (EFE)
Vista del lugar donde tres personas han perdido la vida en el cráter volcánico Solfatara en Pozzuoli. (EFE)

Otro hijo de la familia, de siet años, ha sobrevivido porque no traspasó la zona de visitas, según informan las autoridades. El niño corrió hacia un bar ubicado en la entrada de la zona de cráteres, donde los trabajadores le consolaron durante horas. "Vio cómo sus padres y su hermano caían por el cráter. No sabía si estaban vivos o muertos. En los 40 años que llevo trabajando aquí, nunca vi nada como esto", ha declarado el dueño del bar, Armando Guerreiro.

Medios locales de la ciudad, por otra parte conocida por su proximidad al volcán Vesubio, identifican a las víctimas como Massimiliano Carrer, de 45 años, su esposa, Tiziana Zampella, de 42, y su hijo Lorenzo. Procedían de Meolo, una ciudad del norte de Italia a más de 640 kilómetros de distancia.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios