180 manifestaciones en todo el país

Huelga en Francia: primer pulso sindical contra la gran reforma de Macron

Primer pulso sindical contra Emmanuel Macron. Varios sindicatos celebran hoy la primera jornada de huelga y protestas contra la reforma laboral por decreto del presidente francés

Foto: Un manifestante durante las protestas contra la reforma laboral de Macron, en Marsella. (Reuters)
Un manifestante durante las protestas contra la reforma laboral de Macron, en Marsella. (Reuters)

Primer pulso sindical contra Emmanuel Macron. Varios sindicatos, encabezados por la Confederación General del Trabajo (CGT), celebran hoy la primera jornada de huelga y protestas contra la reforma laboral por decreto del presidente francés, que a primera hora de la mañana tenía incidencia sobre todo en algunos transportes públicos. Los paros, que no se espera que afecten de forma apreciable al sector privado, se centran en la Administración, en la energía y en el transporte público, muy particularmente en los ferrocarriles.

A la CGT se han unido la Unión Nacional de Sindicatos Autónomos (UNSA) y la organización estudiantil Unef para protestar contra el proyecto de Macron para flexibilizar el mercado laboral, que su Gobierno debe aprobar el próximo día 22 para una aplicación inmediata.

El presidente, que hoy se encuentra en la isla antillana de San Martín -donde el huracán Irma ha provocado diez muertos y daños por valor de 1.200 millones de euros- se enfrenta a su primera huelga en pleno desplome de su popularidad. Tres meses después de su victoria, ha perdido la confianza del 60% de los franceses. La huelga también está marcada por la división sindical: tras semanas de reuniones con sus líderes Macron ha conseguido que la CFDT, el primer sindicato del país y de carácter reformista, y FO, con mucha fuerza entre los funcionarios, no secunden el llamamiento de la CGT, el más combativo en pasadas manifestaciones. El hecho de que Macron tachase a los sindicatos de “vagos, cínicos y extremistas” durante su visita a Grecia el pasado fin de semana no ha ayudado a calmar el ambiente.

En el área metropolitana de París el transporte urbano era esta mañana casi normal, pero había problemas en otras ciudades como Lyon, Marsella, Montpellier o Niza. En la capital francesa, no obstante, la circulación estaba bloqueada esta mañana en la plaza de la Bastilla y en la avenida de los Campos Elíseos por una protesta paralela organizada por los feriantes.

En los ferrocarriles, se han suspendido entre el 10 y el 50% de los trenes de largo recorrido. En los cielos, la huelga está provocando retrasos en los vuelos, de hasta 60 minutos en varios aeropuertos, y anulaciones de algunas compañías 'low cost', en particular Ryanair. Un portavoz de la Dirección General de la Aviación Civil (DGAC) ha declarado a la agencia Efe que la huelga estaba siendo "poco seguida" por los controladores y que se registraban retrasos de entre 20 y 60 minutos, en particular en las líneas que sobrevuelan el sureste de Francia dependiente del centro de tráfico de Aix en Provence. Los principales problemas estaban en los dos aeropuertos de París -Charles de Gaulle y Orly-, Beauvais, Marsella y Estrasburgo.

Más allá de la huelga, las 180 manifestaciones previstas en toda Francia suponen una prueba de la capacidad de movilización de la CGT. La principal será esta tarde en París, en la que participará su secretario general, Philippe Martínez, el gran líder de la protesta.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios