HEZBOLLAH DECLARA “LA VICTORIA” EN SIRIA

Trump prepara una estrategia militar más agresiva contra Irán

EEUU se desliza hacia una nueva crisis con Irán. La Casa Blanca prepara un cambio de estrategia que permita respuestas más agresivas. Trump podría aprobar el plan antes de octubre

Foto: Donald Trump junto a Tillerson y Mattis durante una reunión del gabinete en la Casa Blanca. (Reuters)
Donald Trump junto a Tillerson y Mattis durante una reunión del gabinete en la Casa Blanca. (Reuters)

EEUU se desliza hacia una nueva crisis con Irán. La Casa Blanca ha diseñado un cambio de estrategia que permita a los altos mandos del Ejército estadounidense lanzar respuestas más agresivas contra la República Islámica, las milicias chiíes que combaten en Irak, Siria y Yemen y los grupos armados que actúan en la región con el apoyo de Teherán, según una exclusiva de la agencia Reuters. El nuevo plan sale a la luz cuando la milicia chií Hezbollah, la mayor fuerza 'proxy' de Irán y aliada del régimen de Bashar al Assad, ha declarado “la victoria” en la guerra de Siria.

La nueva estrategia, diseñada por el secretario de Defensa James Mattis, el secretario de Estado Rex Tillerson y el asesor de seguridad nacional H.R. McMaster, fue presentada al presidente Donald Trump el pasado viernes durante una reunión del Consejo de Seguridad Nacional. Fuentes familiarizadas con el contenido del borrador aseguran que el plan podría ser aprobado y anunciado públicamente antes de octubre.

Su objetivo es aumentar la presión sobre Teherán para entorpecer su programa armamentístico y su apoyo a grupos armados. “Definiría (el plan) como una amplia estrategia para toda la gama de actividades perversas de Irán: financieras, de apoyo al terrorismo y de desestabilización en la región, especialmente en Irak, Siria y Yemen”, declara un alto cargo de la Administración Trump citado por Reuters, que añade que el plan también apunta a los programas de ciberespionaje y a la potencial proliferación nuclear.

Entre las acciones de respuesta se incluyen interceptar “de forma agresiva” los envíos de armamento iraní a los rebeldes hutíes en Yemen o a grupos armados palestinos en la Franja de Gaza. De ser aprobada, la nueva estrategia permitirá a la Armada de EEUU “reaccionar con contundencia cuando sea hostigada por lanchas de la Guardia Revolucionaria Iraní. En la actualidad, las fuerzas estadounidenses solo pueden abrir fuego cuando consideren que sus embarcaciones o la tripulación están en peligro. Los incidentes entre buques de guerra iraníes y de EEUU en aguas del Golfo Pérsico son frecuentes: en 2016 la Armada registró hasta 35 casos. El último tuvo lugar este domingo, cuando un acorazado de EEUU se aproximó a un pesquero, provocando una respuesta por parte de un buque portamisiles iraní.

Hezbollah declara “la victoria” en Siria

La nueva estrategia que sopesa Trump no incluiría un aumento de la presencia militar estadounidense en Irak y Siria, que se ha incrementado exponencialmente desde que el magnate se hizo con la presidencia. Los asesores de seguridad nacional consideran que una mayor respuesta a las fuerzas 'proxy' de Irán en Siria e Irak entorpecería la guerra contra el Estado Islámico, que según las fuentes citadas por Reuters “sigue siendo la prioridad para Washington”. Mandos estadounidenses reconocen que tanto Hezbollah como las milicias chiíes han jugado un papel trascendental en la guerra contra el ISIS, reconquistando amplias zonas del “Califato” que el grupo yihadista declaró en 2014.

Banderas de Hezbollah y sirias sobre un vehículo militar en Qalamun, Siria. (Reuters)
Banderas de Hezbollah y sirias sobre un vehículo militar en Qalamun, Siria. (Reuters)

En el pasado, tanto Mattis como los altos mandos del Comando Central de EEUU y el Comando de Fuerzas Especiales rechazaron autorizar respuestas más contundentes ante “las provocaciones de la Guardia Revolucionaria, Hezbollah y otras milicias chiíes respaldadas por Irán” porque unas reglas de actuación más permisivas podrían terminar provocando un conflicto entre EEUU e Irán.

Trump sopesa el trascendental cambio de estrategia cuando el líder de Hezbollah, Hasán Nasrallah, acaba de declarar la victoria en Siria, describiendo los combates por venir como “batallas aisladas”. Supone el mensaje más triunfalista del bando gubernamental hasta la fecha, ahora que la milicia más poderosa de Oriente Medio, actor clave en la guerra civil desde su estallido en 2011, ha reconquistado amplias zonas del Este en un rápido avance contra el Estado Islámico. Nasrallah también ha revelado que al comienzo de la guerra visitó Irán para obtener el respaldo del líder supremo, Ali Jamenei, para intervenir en favor del régimen de Damasco, aliado de Teherán.

Los avances de Hezbollah y las fuerzas gubernamentales permiten que Irán acaricie su gran objetivo estratégico en la guerra de Siria: establecer un corredor terrestre desde Teherán hasta el Mediterráneo, lo que facilitaría a Teherán el desplazamiento de combatientes proiraníes entre Irak, Siria y Líbano y el flujo de armamento hacia Damasco y Hezbollah.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios