renegociar con la ue las normas de inmigración

¿Puede revertirse el Brexit? Tony Blair tiene un plan

Blair sostiene que una renegociación con Bruselas sobre inmigración alcanzaría el doble objetivo de abordar las preocupaciones de los británicos manteniendo la permanencia en la UE

Foto: El ex primer ministro británico Tony Balir durante una entrevista en la BBC. (EFE)
El ex primer ministro británico Tony Balir durante una entrevista en la BBC. (EFE)

Permanecer en la Unión Europea renegociando las normas sobre inmigración. Es la propuesta para impedir el Brexit que ha lanzado el ex primer ministro Tony Blair, quien sostiene que endureciendo las condiciones de entrada al Reino Unido se aplacarán las inquietudes que llevaron a los británicos a apoyar la salida del bloque comunitario. Para el ex 'premier' laborista, una renegociación con Bruselas, sumada a cambios en la política nacional, alcanzaría el doble objetivo de abordar las preocupaciones migratorias de la sociedad manteniendo la permanencia en la UE.

Entre las propuestas de Blair para frenar la inmigración, expuestas en un informe del Instituto para el Cambio Global, se incluyen impedir la entrada a los comunitarios que no cuenten con una oferta de trabajo -quienes no estén autorizados no podrán alquilar una vivienda o acceder a las prestaciones sociales-, prohibir el acceso a la Sanidad pública a los inmigrantes europeos económicamente inactivos o negociar con Bruselas que Reino Unido pueda detener la entrada de comunitarios cuando detecte presión sobre los servicios públicos, algo que ya intentó, sin éxito, David Cameron antes del referéndum de junio de 2016.

Además, se obligaría a los inmigrantes europeos a registrarse al llegar al Reino unido, para que las autoridades sepan si vienen a trabajar o a estudiar, y se permitiría a las universidades cobrar más a los comunitarios que a los británicos por las matrículas.

Las propuestas del ex primer ministro laborista son similares a las esgrime un informe del Ministerio del Interior filtrado la semana pasada y que contiene medidas para reducir la entrada de trabajadores de la UE. El documento propone restringir la residencia a los europeos menos cualificados a un máximo de dos años, además de poner trabas para que los comunitarios se establezcan en el país a largo plazo.

Blair, abiertamente opuesto al Brexit, vuelve ponerse bajo los focos un día antes de que el Parlamento británico vote el proyecto de ley que eliminará la supremacía de las normas comunitarias tras la ruptura con la UE. La votación se considera una prueba de fuego para la estrategia del Brexit duro auspiciada por la primera ministra Theresa May. Los Comunes votarán por primera vez el proyecto de Ley de la Gran Derogación, que anulará el Acta de Comunidades Europeas de 1972, con la que el Reino Unido accedió a la Comunidad Económica Europea, y trasladará el actual cuerpo legal de la Unión a la legislación británica.

De esta forma, Reino Unido quiere preparar un nuevo marco legal para el día en que abandone el bloque comunitario, el 29 de marzo de 2019. La oposición laborista ya ha amenazado con boicotear la salida de la UE, argumentando que May pretende trasladar al sistema británico más de 20.000 leyes europeas por decreto.

El Brexit podría revertirse si Francia y Alemania aceptasen pleno control sobre la inmigración permaneciendo en el mercado único, sostiene AdonisA la propuesta de Blair, a quien los conservadores consideran responsable de abrir las puertas a la inmigración masiva al no imponer restricciones a los inmigrantes de los diez países que accedieron a la UE en 2004, se suma el plan del exministro laborista Andrew Adonis. El antiguo titular de Educación y Transporte asegura que la decisión del pueblo británico podría revertirse en 2018 si Francia y Alemania aceptasen que Reino Unido tenga pleno control sobre la inmigración permaneciendo en el mercado único.

Por ello, señala que Angela Merkel y Emmanuel Macron podrían presentar dicha oferta si creen que, con ella, Reino Unido seguirá en el club comunitario. En un artículo publicado en 'The Observer', Adonis sostiene que una mayoría en la Cámara de los Lores apoyaría una enmienda al proyecto de ley de salida de la UE, lo que haría necesario convocar otro referéndum antes de que se produzca el Brexit. Una opción sería aceptar el acuerdo ofrecido por París y Berlín y permanecer en la UE.

No obstante, revertir el Brexit no parece ser una posibilidad real para los 'pesos pesados' del Partido Conservador. Al menos, públicamente. El exministro 'tory' Ken Clarke, uno de los pocos que se ha mostrado abiertamente europeísta, ha cargado contra Blair por argumentar que es posible revertir la salida de la UE. Lo primordial, señala, es centrarse en "los aspectos prácticos" para conseguir el mejor acuerdo con Bruselas.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios