"las negociaciones romperán el gabinete"

La City intensifica su campaña contra el Brexit: "El Gobierno de May caerá en 2018"

El Ejecutivo “probablemente caerá en 2018”, porque las negociaciones del Brexit dividirán de tal forma al Gobierno que May acabará convocando elecciones anticipadas, prevén en Morgan Stanley

Foto: Un trabajador coloca una bandera británica antes de una rueda de prensa de David Davis y Michel Barnier en Bruselas. (Reuters)
Un trabajador coloca una bandera británica antes de una rueda de prensa de David Davis y Michel Barnier en Bruselas. (Reuters)

Malos augurios desde la City. El Gobierno británico “probablemente caerá en 2018” porque las negociaciones del Brexit dividirán de tal forma al gabinete de Theresa May que acabará convocando elecciones anticipadas. El principal argumento para los analistas de Morgan Stanley es que Londres podría ser incapaz de negociar o legislar un Brexit duro y se vería forzado a perseguir un proceso de ruptura más lento.

Las negociaciones para la salida de la UE progresarán durante 2017 porque Reino Unido hará suficientes concesiones para que estas puedan continuar. No obstante, el próximo año, la Unión Europea exigirá a Londres que decida por fin entre un Brexit blando —con el que continuaría en el mercado único y la unión aduanera, pero se mantendría bajo las leyes comunitarias— o “una relación a distancia” con Bruselas, opción que dividirá al gabinete y al propio Partido Conservador y conducirá a una moción de censura en el Parlamento, opinan los analistas de Morgan Stanley.

En su informe, añaden que la inestabilidad política resultante reducirá el consumo y debilitará la inversión, mientras que el crecimiento económico se frenará en seco.

La City lleva 'intoxicando' el proceso de negociación desde hace meses. Como consecuencia del Brexit, Londres perderá unos 30.000 puestos de trabajo en el sector financiero —que representa casi el 12% del PIB británico, unos 208.000 millones de euros—, mientras que la salida de activos se calcula en 1.800 millones de euros en el país, según el centro de estudios Bruegel.

Un 10% de probabilidades de revertir el Brexit

El debate sobre si Reino Unido abandonará definitivamente el bloque comunitario se ha intensificado recientemente, impulsado por la falta de progresos en cinco meses de negociaciones. La frustración en la UE crece ante la “ambigüedad constructiva” que mantiene Londres en cuestiones como el acuerdo financiero o los derechos de los comunitarios. Michel Barnier, jefe negociador de la Unión, advierte de que cada vez está más cerca la medianoche del 29 de marzo de 2019, momento en que Reino Unido quedará automáticamente fuera del bloque. Mientras, la Eurocámara anunció ayer que la próxima ronda de negociaciones podría retrasarse a la cuarta semana de septiembre debido a una “intervención importante” de May el día 21, que se solaparía con las conversaciones en Bruselas.

Pese a los retrasos y a la imprecisión en las negociaciones, los analistas de Morgan Stanley aseguran que solo hay un 10% de probabilidades de revertir el Brexit. “La opinión pública no ha cambiado prácticamente desde el referéndum, y el país está de acuerdo en que el Brexit es la cuestión más importante (…) y, por ahora, el Gobierno no ha modificado su objetivo de abandonar la UE. Todos los partidos mayoritarios siguen comprometidos con el Brexit”, argumentan.

Señalan también que, tras la activación del artículo 50 del Tratado de Lisboa —que fija el protocolo a seguir para romper con la Unión—, el Brexit es el resultado por defecto. “Revocar esta decisión requeriría un cambio radical en la opinión pública y en la clase política antes de que el proceso sea irreversible. En la práctica, esto significa que tendría que revertirse el Brexit antes de que Reino Unido abandone el mercado único y la unión aduanera”, matizan. De hecho, añaden, un cambio de rumbo “probablemente requiera de un Gobierno laborista”.

El informe de Morgan Stanley sale a la luz después de que Philip Hammond, ministro de Economía británico, haya advertido a los diputados 'tories' contra una rebelión anti-Brexit. Ya en junio, unos 30 diputados conservadores se alzaron contra la estrategia de ruptura total, asegurando que el impacto económico de un Brexit duro y el mal resultado de las elecciones generales obligaban a replantear la postura del Gobierno. Los 'rebeldes' anticipaban una fase de transición de entre cinco y 10 años con el Reino Unido dentro del espacio económico europeo.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios