17.000 evacuados

El huracán Harvey desborda los embalses de Houston y deja al menos 30 muertos

La presa de Addicks, a 31 kilómetros de Houston, ha superado su límite en 33 metros por primera vez en la historia, lo que supone una amenaza inmediata para las áreas residenciales

Foto: Varias personas caminan entre las aguas tras las inundaciones en Houston, el 28 de agosto de 2017. (Reuters)
Varias personas caminan entre las aguas tras las inundaciones en Houston, el 28 de agosto de 2017. (Reuters)

Las autoridades locales subieron este miércoles a al menos 30 muertos la cifra provisional de víctimas en el sur de Texas por las inundaciones tras el paso del huracán Harvey, aunque reconocieron que probablemente el número subirá, dado que las labores de rescate y las lluvias continúa.

En un condado cercano a Houston (EEUU) han alertado además de que dos embalses de la zona se han desbordado por las lluvias torrenciales de la tormenta Harvey y ordenaron a los vecinos que evacúen inmediatamente la zona. En su cuenta de Twitter, el condado de Brazoria avisó de que los embalses de Barker y Addicks habían alcanzado sus niveles máximos de capacidad y se estaban desbordando, por lo que los vecinos de la zona debían abandonar sus hogares inmediatamente.

La Cruz Roja informó además de que 17.000 personas pasaron la noche en albergues en el estado de Texas a causa de las inundaciones que afectan al sur del estado. En rueda de prensa, el jefe de policía de Houston explicó que, hasta ahora, las autoridades han rescatado a 3.500 personas solo en Houston, por lo que el desbordamiento de las presas podría incrementar esa cifra de rescates.

En una rueda de prensa, un meteorólogo encargado de asesorar al condado de Harris, al que pertenece Houston, consideró que el aumento del nivel del agua en los embalses era "algo que nunca se ha visto antes". El nivel del agua de la presa de Addicks, localizada a unos 31 kilómetros de Houston, ha superado su límite en 33 metros por primera vez en la historia, lo que supone una amenaza inmediata para las áreas residenciales y los parques que rodean el embalse. Durante toda la noche, las autoridades trataron sin éxito de contener el agua de los embalses, abriendo sus compuertas para dejar salir el líquido sobrante.

Un camión circula en solitario por una de las arterias principales de Houston, totalmente inundada, el 28 de agosto de 2017. (EFE)
Un camión circula en solitario por una de las arterias principales de Houston, totalmente inundada, el 28 de agosto de 2017. (EFE)

El agua acumulada en zonas del sureste de Houston ha alcanzado un récord histórico en el estado, informó este martes el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos. El NHC destacó en un boletín que los pluviómetros de Texas indican que "se ha roto el récord de lluvia acumulada por un ciclón tropical en Texas", al alcanzar 1,25 metros en Mary's Creek, al sureste de Houston, la cuarta ciudad más poblada del país. Se trata de una cantidad superior a los 1,21 metros medidos en la localidad texana de Medina durante el paso de la tormenta tropical Amelia en 1978, precisó el NHC. Los expertos del NHC alertaron nuevamente sobre las "lluvias torrenciales" que continúan cayendo sobre el sureste de Texas y suroeste de Luisiana, y pidió de nuevo a la población que "no intente viajar a las zonas afectadas, permanezca en lugar seguro y evite conducir por carreteras inundadas".

La tormenta tropical, cuyo ojo se sitúa frente a la costa central de Texas, sigue arrojando este martes fuertes lluvias y se espera que las inundaciones "empeoren" en el sureste del estado y el suroeste de Luisiana hasta que su centro toque tierra de nuevo este miércoles. Harvey presentaba a esa hora vientos máximos sostenidos de 45 millas por hora (75 km/h) y se ubicaba a 115 millas (185 kilómetros) al sursuroeste de Cameron (Luisiana) y a unas 105 millas (170 kilómetros) al sur-suroeste de Port Arthur, en Texas. Se desplaza lentamente hacia el nornoreste con una velocidad de traslación de cinco millas por hora (7 km/h) y, según un probable patrón de trayectoria, el ojo se mantendrá esta noche fuera de la costa central y superior de Texas, para luego "moverse en la madrugada del miércoles tierra adentro por el noroeste de la costa del Golfo".

Harvey tocó tierra en la pequeña ciudad de Rockport como huracán el viernes sobre las 22:00 hora local (03:00 GMT del sábado) con unos vientos de 215 kilómetros por hora y una potencia de categoría 4 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de 5. Convertido ya en tormenta tropical, Harvey ha sido el huracán más potente en llegar a Estados Unidos desde 2005 y a Texas desde 1961. Se teme que podría dejar hasta el jueves nuevas lluvias que podrían alcanzar las 10 y 20 pulgadas (entre 25 y 50 centímetros) en el suroeste de Luisiana y el norte de Texas. El otro gran peligro es el aumento del nivel del mar en las zonas costeras, debido a la marejada ciclónica y las altas olas que provocan los fuertes vientos. Por el momento, las autoridades locales han confirmado la muerte de una decena de personas, al menos seis de ellas en los alrededores de Houston, la cuarta ciudad más poblada de EEUU y donde las lluvias han provocado "catastróficas inundaciones" y miles de personas aún tienen que ser rescatadas.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios