¿El mayor asesino en serie de Alemania? Un enfermero, acusado de matar a 86 pacientes
  1. Mundo
ASESINABA "por aburrimiento"

¿El mayor asesino en serie de Alemania? Un enfermero, acusado de matar a 86 pacientes

Entre los años 2000 y 2005, Högel mató a casi un centenar de personas administrándoles sobredosis de medicamentos cuando se encontraban en estado crítico o en fase de reanimación

Foto: Ex-enfermero condenado por asesinato en Alemania podría haber matado otros 84. (Efe)
Ex-enfermero condenado por asesinato en Alemania podría haber matado otros 84. (Efe)

Un enfermero alemán, encarcelado por matar a dos de sus pacientes, es sospechoso de haber matado al menos a otras 84 personas, según ha informado la Policía este lunes. El hombre, identificado por la prensa local como Niels Högel. y de 40 años de edad, fue condenado en Oldenburg, una ciudad localizada en el norte de Alemania, por matar a dos personas en 2015 e intentar acabar con otras dos más.

En audiencias pasadas, el enfermero admitió haber puesto inyecciones con dosis letales de forma intencionada en dos clínicas del norte de Alemania y después haber intentado revivir a sus pacientes para demostrar sus capacidades, según ha informado la cadena alemana NDR. No mostraba preferencias de edad o sexo, sino que escogía a pacientes que se encontraban en estado crítico, con el fin de llevarles hasta el borde de la muerte y tratar de reanimarlos después. Durante el juicio, pidió perdón a las familias y alegó que había cometido los asesinatos "por aburrimiento".

Foto: El asesino en serie británico Ian Brady.

Los investigadores han relacionado a Niels Högel con otras 84 víctimas tras encontrar vínculos entre 134 restos mortales y el enfermero, según ha explicado la Policía. El jefe de Policía de Oldenburg, Johann Kuehme, ha manifestado en declaraciones a NDR que el número de víctimas podría ser mayor, dado que algunos de los fallecidos habían sido incinerados, lo que ha imposibilitado las labores de autopsia pertinentes. En el caso de que fuese condenado, se trataría de uno de los asesinos en serie más prolíficos de Alemania.

Aunque las muertes de los pacientes solían ocurrir cuando Högel estaba de servicio, nadie dio la alarma ni quiso asumir responsabilidades. El caso salió a la luz en 2005, después de que uno de sus compañeros le sorprendiera administrando una inyección no autorizada a un paciente en la clínica Delmenhorst. Ambas clínicas están siendo investigadas para determinar hasta que punto los asesinatos habrían podido evitarse. Tanto el director de la UCI como dos ex médicos jefes del hospital de Oldenburgo deberán comparecer ante la justicia, acusados de homicidio por omisión.

Homicidios Enfermeras
El redactor recomienda