publica un manual para fabricar la pieza adecuada

Al Qaeda difunde un manual en el que insta a sus seguidores a descarrilar trenes

La rama de la Península Arábiga, la más peligrosa de la organización, explica en el último número de su revista 'Inspire' cómo hacerlo y detalla las ventajas de este tipo de operaciones

Foto: Imagen extraída del número 17 de la revista 'Inspire'.
Imagen extraída del número 17 de la revista 'Inspire'.

Una pieza específicamente diseñada, una pequeña rampa metálica adosada al raíl, para hacer descarrilar trenes. Esa es la nueva arma que la revista 'Inspire', la publicación oficial de Al Qaeda en la Península Arábiga, llama a ser utilizada por los “lobos solitarios” y aquellos que quieran contribuir a la yihad. El último número, titulado 'Atacar medios de transporte', aborda casi exclusivamente esta cuestión, incluyendo 18 páginas dedicadas a la fabricación de la mencionada pieza, desde el molde hasta su forma final.

Tras un capítulo en el que se argumenta a favor de los ataques contra civiles, y de una entrevista con el jeque Abu Mus’ab Abdul Wudood, destacado emir de Al Qaeda en el Magreb Islámico, la revista publica un gráfico sobre los principales descarrilamientos de trenes en EEUU. Posteriormente, incluye un reportaje titulado “Operaciones de descarrilamiento de trenes”, repleto de datos sobre diferentes tipos de ferrocarriles y su importancia para la economía moderna, así como sobre su vulnerabilidad. El artículo cita el testimonio de los responsables de la Oficina de Responsabilidad Pública del Gobierno de EEUU ante el Senado: “El tamaño y la diversidad del sistema de ferrocarriles de carga es difícil de asegurar adecuadamente. Su extensiva infraestructura cruza la nación y se extiende fuera de nuestras fronteras moviendo millones de toneladas de carga cada día. Hay más de 100.000 millas de ferrocarril en Estados Unidos. La extensión de la infraestructura crea un número infinito de objetivos para los terroristas”.

La publicación está enfocada en gran medida en sugerir ataques en EEUU, pero da a entender que lo mismo vale para Europa y otros países occidentales. El artículo, de hecho, está ilustrado con una fotografía del choque del Alvia en Santiago de Compostela en 2013, aunque en ningún momento se da a entender que dicha tragedia fuese otra cosa que un accidente, ni mucho menos que AQPA tuviese la más mínima responsabilidad en ello.

Imagen extraída del número 17 de la revista 'Inspire', en la que se ve el accidente del Alvia.
Imagen extraída del número 17 de la revista 'Inspire', en la que se ve el accidente del Alvia.

El reportaje incluye numerosos consejos para hacer más efectivo el descarrilamiento, tal y como que el tren choque contra puentes o infraestructuras o caiga desde una altura elevada. También propone provocar accidentes de ferrocarriles que transporten materiales peligrosos en zonas altamente pobladas. Un elemento interesante, que ha sido señalado por varios expertos antiterroristas, es que el artículo subraya que en este tipo de operaciones “no es necesario el martirio”, por lo que un solo combatiente puede repetirlas varias veces. El brazo mediático de la organización ha difundido también un vídeo que, a modo de tráiler cinematográfico, subraya los aspectos más destacados de esta estrategia.

"Hagamos que su economía sangre"

“Oh, muyahidín, es hora de que provoquemos el miedo y les hagamos imponer estrictas medidas de seguridad en los trenes como hicieron con su transporte aéreo. Continúa desangrando la economía estadounidense con más pérdidas, incrementa la guerra psicológica y haz que se preocupen, teman y se debiliten mucho más”, insta el artículo. “Tenemos que exponer más de sus debilidades en seguridad. Y cuando gasten millones de dólares para hacer frente a una vulnerabilidad, debemos estar listos para abrir otra nueva, con la fuerza de Alá. Así podemos hacer que su economía sangre y llevar a cabo una guerra psicológica abriendo brechas en su seguridad”, sentencia.

La aparición de esta publicación hay que entenderla en el contexto de la rivalidad entre Al Qaeda y el Estado Islámico. Esta última organización se ha convertido en la preferida de muchos individuos autorradicalizados, y una gran proporción de los últimos atentados cometidos en países occidentales parece inspirada por el mensaje de su fallecido portavoz Abu Mohamed al Adnani, que hizo un llamamiento a matar occidentales allá donde pudiese encontrárselos. “Machaca su cabeza con una roca, o descuartízale con un cuchillo, o pásale por encima con tu coche, o arrójale desde un lugar elevado, o estrangúlale, o envenénale”, pidió Al Adnani en el verano de 2014. Una petición que la revista oficial del ISIS, 'Dabiq', y su sucesora, 'Rumiyah', no han dejado de repetir desde entonces.

Esta idea viene reforzada por la inclusión, en este número, de otro artículo de Hamza Osama bin Laden, el hijo del fundador de Al Qaeda —cuyo reclutamiento obedece al deseo de la organización de recuperar parte del prestigio perdido ante el Estado Islámico—, y también de un gráfico sobre cuatro atentados recientes, Orlando, Niza, Minnesota y Westminster, analizando las fortalezas y debilidades de cada uno, el número de víctimas, y el número de 'Inspire' en el que, según la publicación, se habrían inspirado sus perpetradores, pese a que en varios de esos casos los terroristas tenían presuntos vínculos con el ISIS.

Y que España sigue muy presente en las mentes de la organización lo prueba la entrevista con Abdul Wudood, que la menciona en dos ocasiones: una referencia a los atentados del 11-M y otra a la caída de Granada. Una señal de que nuestro país no debe bajar la guardia, dado el grado de actividad de Al Qaeda en el Magreb, la rama de Wudood. Este pasado fin de semana, el grupo perpetró un sangriento atentado contra un restaurante turco en Burkina Fasso, que se saldó con 18 muertos y decenas de heridos graves.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios