brutales imágenes de la pelea

Así era Niccolò, el joven italiano asesinado de una paliza en una discoteca de Lloret de Mar

Trabajaba como frutero en Florencia para ahorrar y comprar una casa e irse a vivir con su novia, Ilaria, al acabar el verano. Este sábado lo mataron en un local de Lloret de Mar

Foto: Así era Niccolò Ciatti. ('Il Corriere')
Así era Niccolò Ciatti. ('Il Corriere')

"Amor, te voy a ir a buscar, te lo juro". Ilaria, la novia de Niccolò Ciatti, escribía este mensaje en su muro de Facebook justo antes de poner rumbo desde Italia al hospital donde estaba ingresado. La joven acababa de enterarse de que su novio se encontraba muy grave por una brutal paliza que le habían propinado en St. Trop, una discoteca en Lloret de Mar. El domingo conseguía llegar a Barcelona para dar el último adiós a "aquel chico fantástico" que había conocido hacía un año y con el que tenía planeado comenzar a compartir casa y vida después de que acabara el verano.

Ilaria y Niccolò habían planificado pasar unos días de vacaciones juntos. Primero en España y luego en la Toscana. En esa región italiana vivían ambos y era allí, precisamente, donde tenían planeado seguir su vida juntos. "Íbamos a buscar una casa que él iba a comprar, por eso se puso a trabajar de frutero en el mercado central de Florencia, para ahorrar más dinero", cuenta la joven al diario 'Il Corriere'.

Sin embargo, el azar tenía otra idea pensada para esta pareja italiana. En la noche del pasado sábado, Niccolò salió de fiesta con unos amigos sin mayor intención que pasar un buen rato y disfrutar de una noche en una discoteca de Lloret de Mar. Sin embargo, se topó con tres jóvenes rusos, originarios de Chechenia y residentes en Francia, que le propinaron una salvaje paliza de la que nunca se recuperó.

Tras recibir múltiples puñetazos y patadas en la cabeza delante de decenas de personas, como puede verse en el vídeo que grabaron las cámaras de seguridad, los agresores no se detienen y le dan una última patada en la cabeza que lo acaba dejando inconsciente en el suelo. El joven de 22 años fallecía en el Hospital Trueta de Girona a la mañana del día siguiente.

Los presuntos autores de la agresión, de 20, 24 y 26 años, no conocían de nada a Niccolò y huyeron del lugar del suceso una vez se dieron cuenta de la gravedad de los hechos. Sin embargo, fueron localizados después por los agentes de la policía autonómica en la zona del paseo marítimo de Lloret de Mar y pasarán a disposición judicial ante el juzgado de instrucción en funciones de guardia de Blanes (Girona).

En cuanto a la situación de los tres agresores, una vez celebrada la comparecencia, el juez ha acordado, de acuerdo con la petición fiscal, prisión provisional, comunicada y sin fianza para uno de ellos. Para los otros dos, libertad (sobre uno de ellos con prohibición de salir del territorio Schengen).

"Reaccionó a un empujón"

Los mensajes en las redes sociales de Niccolò no dejan de aparecer. "Era muy dulce, tranquilo, sereno", escribe uno de sus compañeros de trabajo en esa frutería en la que acababa de comenzar a trabajar, o "no tocaría ni a una mosca", escribe una de sus amigas de infancia: "Estimado Niccolò, nunca habías hecho daño a nadie, nunca. Quienes te han matado pagarán toda esta basura", añade.

El padre de Niccolò ha sido más duro ante las cámaras de la RAI y ha sentenciado: "No son seres humanos, son bestias las que han matado a mi hijo como a un saco de patatas, ni siquiera como a un perro, porque ni un perro se merece una cosa de este tipo". Y "lo más triste", viendo el vídeo de la agresión, es que "todos, todos miraban y nadie se ha metido. Con que uno hubiese intervenido, se podría haber evitado su muerte".

Niccolò, continúa el padre, "ha encontrado la muerte a manos de estas tres personas que lo han tirado al suelo para pegarle. Son chechenos, paramilitares que solo buscaban pelea y lo han masacrado". Su hijo, recuerda, "medía un metro noventa y pesaba 80 kilos, era guapísimo y lo han asesinado porque recibió un empujón y él reaccionó y ellos lo masacraron". Frente a la cólera del progenitor, se contraponen las lágrimas de su novia. Ilaria sigue mandando mensajes emotivos en los perfiles de sus redes sociales: "Ha sido mi gran revolución, mi gigante bueno, mi vida era contigo".

Cierre de la discoteca

El Ayuntamiento de Lloret de Mar ha decretado el cierre cautelar de la discoteca St. Trop, el lugar donde tuvo lugar la brutal paliza después de que responsables del consistorio, del local y de los Mossos d'Esquadra se reunieran esta mañana para revisar los protocolos de seguridad y si se cumplieron ante la brutal agresión.

Una patada en la cabeza acaba con la vida de un joven en Lloret de Mar

Según fuentes municipales, el cierre llega después de que en las investigaciones llevadas a cabo se hayan detectado deficiencias de "carácter grave" en "la seguridad privada con la que debería disponer el establecimiento". En la imágenes del vídeo no se observa que ningún miembro de la seguridad del local se acercara para evitar lo ocurrido. Solamente se visualiza en las imágenes a los amigos de Niccolò, a quienes también golpearon con gran violencia.

En concreto, el consistorio se refiere también a la determinada documentación en materia de seguridad con la que necesariamente deben contar los establecimientos de este tipo. Según el alcalde de Lloret, Jaume Dulsat, cada año requieren la documentación a los establecimientos de ocio nocturno y "hemos comprobado que el local manifestó que cumplía todos los requisitos que establece la ley y ahora hemos comprobado que presuntamente no es así".

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios