washington pone en duda la cooperación china

China prohíbe la importación de carbón, hierro, plomo y pescado norcoreano

Pekín muestra su compromiso tras ser acusado por EEUU de no controlar lo suficiente a su vecino, que depende en gran medida del gigante asiático para su supervivencia económica

Foto: Ciudadanos norcoreanos, vistos desde el lado chino del río Yalu, en la frontera entre ambos países, en abril de 2017. (Reuters)
Ciudadanos norcoreanos, vistos desde el lado chino del río Yalu, en la frontera entre ambos países, en abril de 2017. (Reuters)

El Ministerio de Comercio de China anunció este lunes la prohibición total, a partir de mañana, 15 de agosto, de la importación desde Corea del Norte de carbón, hierro, plomo y pescado, en aplicación de las sanciones aprobadas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el 5 de agosto. Las sanciones, que podrían suponer para Corea del Norte una pérdida anual de 1.000 millones de dólares, se aprobaron en respuesta a las pruebas de dos misiles balísticos intercontinentales que realizó el régimen norcoreano, tras las cuales afirmó que tenía capacidad nuclear para atacar cualquier parte de Estados Unidos.

La decisión del Gobierno chino ha sido anunciada tras la escalada de tensiones entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y Kim Jong-un, que llevan varias semanas enzarzados en una creciente retórica bélica que ha disparado la alarma entre la comunidad internacional. Pekín se ha comprometido a aplicar las sanciones tras recibir acusaciones de EEUU por su falta de implicación a la hora de controlar a su vecino, que depende en gran medida del gigante asiático para su supervivencia económica.

La prohibición estipula algunas excepciones, como las importaciones tramitadas antes de la fecha, que podrán entrar en territorio chino hasta el 5 de septiembre, o aquellas procedentes de terceros países y que hagan escala en el puerto norcoreano de Rason, siempre que cuenten con el beneplácito del Consejo de Seguridad. China, miembro permanente y con derecho a veto en ese consejo, votó a favor de la Resolución 2371, que contempla sanciones económicas contra Corea del Norte, lo cual fue duramente criticado por el régimen de Kim Jong-un, que aseguró en un comunicado que Pekín "pagaría caro por ello".


Por su parte, Washington ha manifestado en repetidas ocasiones sus dudas sobre el cumplimiento por parte de China de las sanciones comerciales dictadas por la ONU, ante lo que Pekín aseguró que apoyaba totalmente estas medidas, aunque resaltando la necesidad de que no afectaran en exceso a la economía norcoreana. "Deben evitar negativos efectos contra actividades económicas y cooperación que no estén prohibidas", como la ayuda humanitaria o el intercambio de alimentos, subrayó la semana pasada el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang.

Según el experto en desarme y no proliferación Robert Einhorn, China quiere "penalizar a Corea del Norte y cooperar con EEUU" para frenar las ambiciones de Kim Jong-un, pero "existe un límite que no está dispuesta a cruzar": la perspectiva de millones de refugiados norcoreanos, la inestabilidad económica de sus provincias del norte y la posibilidad de una guerra cercana con el régimen norcoreano son realidades más apremiantes para Pekín que el desarrollo de armas nucleares. De hecho, el comercio legal e ilegal que fluye en ambas direcciones a través del río Yaly cada día es un recordatorio diario de que la visión que tiene China del problema difiere mucho de la de EEUU.

El presidente chino, Xi Jinping, pidió el sábado a su homólogo estadounidense, Donald Trump, "contención" para evitar más tensiones en la península de Corea, después de que el presidente amenazara a Pyongyang con "fuego y furia nunca vistos" si atacaba Estados Unidos, mientras Corea del Norte amenazó con lanzar cuatro misiles sobre la isla estadounidense de Guam.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios