la operación no ha causado daños

Arabia Saudí derriba un misil yemení que asegura que se dirigía a La Meca

Las fuerzas aéreas de la coalición árabe liderada por Riad interceptaron anoche el proyectil, que, según las autoridades saudíes, pretendía interrumpir el peregrinaje a la primera ciudad santa del islam

Foto: Vista de la Kaaba y la mezquita al-Haram en La Meca, centro de peregrinación del islam. (Reuters)
Vista de la Kaaba y la mezquita al-Haram en La Meca, centro de peregrinación del islam. (Reuters)

La coalición árabe liderada por Arabia Saudí contra las milicias hutíes de Yemen ha anunciado que sus fuerzas aéreas han conseguido interceptar con éxito un "misil balístico" que los insurgentes yemeníes habían disparado contra La Meca anoche.

"Las fuerzas de defensa aérea de la Alianza para el Apoyo de la Legitimidad en Yemen han conseguido interceptar este jueves el misil que lanzaron las milicias hutí contra La Meca para interrumpir el peregrinaje del Hajj", ha asegurado la coalición en un comunicado recogido por la agencia oficial de noticias saudí SPA. El misil fue derribado cuando se encontraba a 69 kilómetros de la ciudad santa, concretamente sobre la provincia de Al Taif y la operación no ha causado daños, según la nota oficial.

Un episodio similar se produjo en octubre de 2016, cuando las autoridades saudíes aseguraron haber interceptado otro misil balístico lanzado por los hutíes contra este mismo lugar. Estos, sin embargo, lo negaron, asegurando que sus milicias "no atacan a civiles". Entra dentro de lo posible que el objetivo del misil fuese otro, y Riad esté tratando de capitalizarlo acusando a los hutíes -chiíes apoyados por Irán- de atacar la primera ciudad santa del islam, con la intención de movilizar a la población suní a su favor.

El misil de 2016 era de origen ruso, obtenido por los rebeldes de los arsenales del ejército regular yemení, si bien se desconoce todavía las características del proyectil de este nuevo incidente. Arabia Saudí y EEUU acusan a Irán de facilitar armamento moderno a los insurgentes.

Rebeldes hutíes claman consignas contra Arabia Saudí en Saná, en junio de 2017. (EFE)
Rebeldes hutíes claman consignas contra Arabia Saudí en Saná, en junio de 2017. (EFE)

El conflicto en Yemen estalló cuando los rebeldes hutíes ocuparon en septiembre de 2014 la capital, Saná, y otras provincias del norte y centro del país, lo que forzó al Gobierno yemení a trasladarse a la ciudad costera de Adén, en el sur y a exiliarse a Arabia Saudí. La guerra se recrudeció en marzo de 2015 cuando la coalición militar integrada por países suníes intervino en Yemen a favor de las fuerzas leales al presidente, Abdo Rabu Mansur Hadi.

Mientras, Yemen sufre "el peor brote de cólera en el mundo en medio de la mayor crisis humanitaria" a nivel mundial, según el comunicado conjunto de tres agencias de Naciones Unidas emitido el 26 de julio. Solo en los últimos tres meses se han producido "casi 1.900 muertes asociadas al cólera y unos 400.000 casos sospechosos de haberla contraído", según registraron la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Los servicios sanitarios, de agua y saneamiento "han sido paralizados por más de dos años de hostilidades y han creado las condiciones ideales para que las enfermedades se propaguen", se indica en la nota.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios