la cifra de víctimas mortales podría aumentar

Mueren 3 palestinos y 3 israelíes en un día de violencia en Jerusalén y Cisjordania

Las protestas por la decisión israelí de incrementar unilateralmente la seguridad en torno a la Explanada de las Mezquitas se han tornado violentas. Hay un tercer muerto en Cisjordania

La violencia ha marcado la jornada del viernes, día sagrado para los musulmanes, en Jerusalén Oriental y Cisjordania, donde tres palestinos murieron y 400 resultaron heridos en choques con la policía israelí en protesta por las medidas de control de Israel en el entorno de la Explanada de las Mezquitas. Además, tres israelíes murieron y una cuarta resultó herida grave en un ataque palestino con puñal en un asentamiento en el norte del territorio palestino ocupado de Cisjordania, informó el Ejercito israelí. Los palestinos consideran que el refuerzo de las medidas de seguridad (consistentes básicamente en la colocación de arcos detectores de metales) supone un intento de los israelíes por apropiarse del lugar, el tercero más sagrado del Islam y el más sagrado para el judaísmo, pues alberga el también denominado Monte del Templo, a cuyos pies se encuentra el Muro de las Lamentaciones.

Hasta ahora se conocen las identidades de los palestinos fallecidos: Mohamad Sharaf, un joven de 18 años del barro jerosolimitano de Ras Al Amoud, que pereció tras recibir un disparo en el cuello, Mohamad Hasan Abu Ganem, de 19 años, muerto en enfrentamientos en el barrio de A Tur y Mohamad Lafi, de 17 años y herido en el barrio de Abu Dis, en el este del muro de separación que Israel construyó en Cisjordania. El servicio de emergencias de la Media Luna Roja confirmó 391 heridos en los disturbios, muchos de ellos por inhalación de gas, pero también decenas por quemaduras y heridas de munición real y de balas recauchutadas, confirmó a Efe un portavoz.

Los disturbios se han producido después de que un gran número de fieles musulmanes se congregase en las inmediaciones de la Explanada de las Mezquitas, como protesta por las nuevas medidas de seguridad introducidas por las autoridades israelíes, que incluyen detectores de metales y cámaras de vigilancia. Mientras el Ejecutivo israelí asegura que estas medidas se introducen como consecuencia del atentado de la semana pasada en la Ciudad Vieja de Jerusalén, en la que murieron dos policías y los tres jóvenes palestinos que lo perpetraron, tanto la Autoridad Palestina como los estados árabes insisten en que Israel no tiene jurisdicción legal sobre el lugar, el tercer sitio sagrado para el islam.

Por otra parte, tres civiles israelíes murieron y una cuarta persona resultó herida grave tras ser atacados en una vivienda por de un palestino con un cuchillo. "Un asaltante se infiltró en una vivienda privada en la comunidad de Neve Tsuf (también llamada Halamish), al noroeste de Ramala, y apuñaló a cuatro civiles israelíes", señala un comunicado castrense que añade que "se disparó contra el asaltante", sin confirmar si este murió. Una portavoz del Ejército dijo a Efe el atacante era un palestino de Cisjordania.

El suceso tuvo lugar poco después de las diez de la noche. Según informó el servicio de emergencias Maguen David Adom (MDA, Estrella de David Roja), entre las víctimas mortales se encuentran dos hombres, de cuarenta y sesenta años, y una mujer de cuarenta, mientras que la herida es una mujer de sesenta años que ha sido hospitalizada.

El canal 10 de televisión aseguró que el atacante es un joven palestino de un pueblo cercano, que entró al asentamiento a pie, saltando una valla y armado con un cuchillo, antes de entrar en la vivienda, donde había alrededor de una decena de miembros de una familia acabando la cena de shabat (jornada sabática judía, que comienza a la caída de la noche del viernes). El digital Times of Israel identifica al atacante como Omar Al Abed Al Jalil, de 19 años y del pueblo de Kaubar, cercano a Ramala

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios