desaparecida desde el 2 de julio

"Nos llevamos a la vieja": el secuestro sin móvil ni rescate de una española en México

Más de dos semanas después de la desaparición de María Pilar Garrido Santamans en México, los secuestradores todavía no se han puesto en contacto con nadie

Foto: María Pilar Garrido Santamans, el día en que tuvo lugar su desaparición. (Foto facilitada por la familia)
María Pilar Garrido Santamans, el día en que tuvo lugar su desaparición. (Foto facilitada por la familia)

Ni una pista, ni una llamada de los supuestos secuestradores pidiendo un rescate y, sobre todo, ningún indicio sobre el paradero de María Pilar Garrido Santamans. La incertidumbre acompaña a la familia de esta mujer de 34 años natural de Massalavés, en Valencia, desde hace dos semanas, cuando tres hombres la secuestraron mientras viajaba con su marido y el hijo de ambos, de apenas un año, en el coche por una carretera secundaria del Estado mexicano de Tamaulipas, una de las regiones más violentas del país.

María Pilar y su familia volvían de pasar el fin de semana en la playa de La Pesca para ver la liberación de tortugas típica de esta época del año en el Golfo de México, que está a solo dos horas en coche de Ciudad Victoria, la localidad donde reside desde hace tres años esta valenciana. Era domingo y cuando llevaban algo más de media hora de viaje se encontraron con que la carretera principal estaba cortada por obras, así que tuvieron que continuar su camino a casa por una vía secundaria.

Fue entonces cuando el marido de María Pilar advirtió que un coche estaba siguiéndoles de cerca. "Entonces los interceptaron", explica Raquel Garrido, hermana de María Pilar, a este diario. Y en cuestión de segundos, lo que había sido un viaje de fin de semana a la playa se truncó sin que pudieran hacer nada para evitarlo.

María Pilar Garrido. (Foto cedida por la familia)
María Pilar Garrido. (Foto cedida por la familia)

Según le explicó su cuñado horas después de lo ocurrido, vieron que desde el coche sacaban un objeto por la ventana y, temiendo que fuera una pistola, detuvieron el vehículo. Se dirigieron al marido de María Pilar para obligarle a que les entregara el vehículo, pero les pidió que esperaran porque tenía que coger al bebé.

Fue entonces cuando les encañonaron con una pistola y uno de los asaltantes gritó: "¡Nos llevamos a la vieja!". La obligaron a entrar en su coche y ahí se le perdió la pista; su móvil se apagó una hora más tarde.

Búsqueda sin cesar

Raquel no puede evitar que su nerviosismo se vuelva transparente al otro lado del teléfono. Se ha adaptado al horario mexicano, duerme de día —cuando puede— y pasa las noches en vela. Dice que se muestra tranquila porque sabe que su "hermana en México vale dinero", pero ante la avalancha de llamadas que está recibiendo, comprueba constantemente si el prefijo es mexicano.

El operativo de búsqueda tiene lugar en una zona boscosa y selvática, cerca de Soto La Marina, el lugar donde fueron asaltados. El dispositivo que se ha desplegado es espectacular y la zona está siendo peinada con perros y helicópteros sin cesar: "La policía está haciendo todo lo que puede para localizar a mi hermana: me prometieron que volverá a casa".

Raquel explica que la policía ha pedido a su cuñado que se mantenga alejado de los medios de comunicación y "que trate de ser precavido" para no poner en peligro la vida de ninguno de los tres. Fue él quien, pocas horas después de que tuviera lugar el secuestro, presentó la denuncia por la desaparición de su mujer.

Este lunes, el portavoz de la policía de Tamaulipas detalló que el estatus jurídico para la investigación es el de "persona no localizada", porque no se puede considerar un secuestro dado que hasta el momento no ha habido una petición de rescate, lo que resulta muy poco común en casos similares.

Tanto el Ministerio de Interior como el de Exteriores siguen el caso de cerca y "están haciendo todo lo humanamente posible" para encontrarla. La policía española trabaja en colaboración con la mexicana para avanzar en el caso, y su familia ha pedido la colaboración ciudadana en el país y que ante cualquier información de utilidad, se llame al 088, el servicio de emergencias del país.

Por el momento prefieren no especular: "Hemos barajado si está muerta, si puede tratarse de un caso de trata. Hemos pensado todo lo que ha podido ocurrir o dónde puede estar", pero Raquel se muestra optimista y espera que el desenlace sea "rápido y positivo y pueda volver pronto a España".

Un estado marcado por la violencia

El caso se investiga como algo muy poco habitual y con todas las líneas de investigación abiertas en un estado marcado por la violencia entre los diferentes grupos del crimen organizado, principalmente el cártel del Golfo y los Zetas, y de estos con las fuerzas de seguridad.

Tamaulipas concentra junto a los estados de México y Veracruz casi la mitad de secuestros que ocurrieron el pasado año en el país.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios