VOLUNTARIOS DIRIGIDOS POR EL exlíder del PRAVY SEKTOR

Esta joven en silla de ruedas salva vidas en el frente de Ucrania

A sus 22 años, Yana es fundadora y máxima responsable de un batallón médico de voluntarios. Estos batallones están dirigidos, en su mayor parte, por el exlíder del ultranacionalista Pravy Sektor

Foto: Yana Zinkevich posa en la base de su batallón en Pavlograd. (T. Suárez)
Yana Zinkevich posa en la base de su batallón en Pavlograd. (T. Suárez)

Por cada vida” es el lema del batallón médico “Hospitaliery”, un batallón famoso por sus rescates en los momentos más difíciles de la zona ATO (los territorios fuera del control del Gobierno ucraniano). Su base actual se encuentra en un antiguo orfanato a las afueras de Pavlograd, una pequeña ciudad del Este de Ucrania. El interior es sobrio, las paredes están decoradas con pequeños carteles informativos, a excepción de un pequeño tramo donde se amontonan diferentes objetos traídos del frente -señales de tráfico tiroteadas, cascos, proyectiles...- que nos lleva a un salón donde varios hombres hablan con una mujer con el pelo púrpura y en silla de ruedas. Su nombre es Yana Zinkevich y a sus 22 años es la fundadora y máxima responsable de esta organización.

Los orígenes de Hospitaliery se remontan a los primeros meses del conflicto, en el año 2014. Tras el fin de las protestas en la Plaza de la Independencia de Kiev, Yana dejó de lado las pruebas para acceder a la facultad de medicina de Leópolis y decidió inscribirse, junto con otros muchos, a uno de los batallones de soldados voluntarios dirigidos, en su mayor parte, por Pravy Sektor, un conocido grupo paramilitar ultranacionalista. “No entendía cómo funcionaba [la guerra]. Tras los primeros combates había muchos heridos, muertos. No había medios, medicinas. Nadie los sacaba de allí ni los enterraban… Era un caos”, cuenta a El Confidencial. “Durante un bombardeo en Pisky, un capellán me habló de los hermanos hospitalarios y en ese momento decidí que si sobrevivía crearía algo parecido”, afirma la joven, en silla de ruedas desde que sufrió un accidente de tráfico.

El Ejército de Voluntarios de Ucrania está dirigido por el ultraderechista Dimitri Yarosh, exlíder del Pravy Sektor y ahora diputado Como jefa de medicina del Pravy Sektor, Zinkevich dirigió una pequeña unidad hasta que pudo crear su propia estructura, los Hospitalierys, que desde 2015 forman parte del Ejército de Voluntarios de Ucrania, organismo incluido dentro de las Fuerzas Armadas, dirigido por el ultraderechista Dimitri Yarosh, exlíder del Pravy Sektor y ahora diputado del Parlamento ucraniano.

Su presencia en batallas como la del monumento de Savur-Mohyla, Ilovaisk o en sucesivos momentos del asedio al aeropuerto de Donetsk, ha granjeado a Yana Zinkevich una gran notoriedad en la sociedad ucraniana. “Al poco tiempo la gente se empezó a involucrar más o a ofrecernos ayuda, con su coche, trayendo medicinas, utensilios sanitarios… Poco a poco nos fuimos organizando mejor, formando brigadas internas, grupos por posición. Ahora, 65 personas trabajan activamente en cuatro grandes grupos en el frente, en subgrupos de 5 o 6 personas dependiendo de la intensidad de la zona, sin olvidar a los más de 200 voluntarios reservistas”, explica.

Soldados del ejército ucraniano en sus posiciones, en el frente cercano a la ciudad de Avdiyivka. (Reuters)
Soldados del ejército ucraniano en sus posiciones, en el frente cercano a la ciudad de Avdiyivka. (Reuters)

Zinkevich no oculta su descontento con el Gobierno de Kiev. “No recibimos ningún apoyo económico por su parte, aunque no nos molestan y eso ya es suficiente. Trabajamos gracias a las donaciones de voluntarios o de la diáspora ucraniana”, sostiene, aunque añade que colaboran activamente con el Ejecutivo.

La joven también asegura que, en varias ocasiones, han ayudado a heridos de las milicias prorrusas separatistas. “No creamos esto para trabajar con alguien en concreto, sino para todo aquel que lo necesite, civiles, soldados, voluntarios,… No es una cuestión de bandos, entendemos que son personas y nuestro Gobierno puede intercambiarlas por rehenes. Les dábamos la ayuda necesaria, les transportábamos a un hospital y los dejábamos a cargo del SBU (Servicio de Seguridad de Ucrania)”, asegura. Informes de organizaciones como Amnistía Internacional han acusado a ambos bandos de torturas y ejecuciones extrajudiciales. Los testimonios de prisioneros en manos de las milicias del Pravy Sektor son especialmente aterradores.

El papel de las mujeres en la guerra

De los nueve dirigentes a la cabeza de los diferentes batallones que constituyen el Ejército de Voluntarios de Ucrania, Yana Zinkevich es la única mujer. La presencia de las mujeres en las Fuerzas Armadas Ucranianas sigue siendo reducida, constituyendo el 13% de sus efectivos totales y tan solo el 2,9% de los puestos de más nivel. Unas cifras que no tienen en cuenta a todas las mujeres que, al inicio del conflicto, formaban parte de los batallones de voluntarios.

Pese a todo, la presencia de las mujeres en esta guerra no solo está en la línea de fuego. A lo largo del país, muchas han decidido coordinarse y ser activas desde su posición como civiles. “El círculo de voluntarios es muy amplio, está presente en muchas ciudades. El 90% de los grupos que, por ejemplo, llevan provisiones están dirigidos por mujeres, los hombres suelen ser los conductores o ayudan a mover las cajas” afirma Galina Gocharenko, madre de un soldado abatido en el frente y fundadora de “Soldatsi Prival”, un hostal para soldados en Zaportiyia.

Dana Kuzmiak, en la estación de trenes de Kiev. (T. Suárez)
Dana Kuzmiak, en la estación de trenes de Kiev. (T. Suárez)

Desde el origen del conflicto, los voluntarios han jugado un papel fundamental, ya sea recaudando dinero, realizando mallas de camuflaje o creando lugares de descanso, como el de la estación de trenes de Kiev, coordinado por Dana Kuzmiak. “La guerra cambia todo para siempre. Antes teníamos ese concepto de que los hombres se van a la guerra y las mujeres se quedan cuidado la casa. Actualmente las mujeres están presentes en todos los ámbitos. En el frente son médicos paramilitares, instructoras…. Se ha demostrado que sabemos cuidarnos las espaldas”, concluye.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios