Canadá pagará 8 millones al preso más joven de Guantánamo
  1. Mundo
CONDENADO POR MATAR A UN SOLDADO DE EEUU

Canadá pagará 8 millones al preso más joven de Guantánamo

Omar Khadr se declaró culpable de asesinar a los quince años al sargento Christopher Speer en Afganistán, confesión que, asegura, realizó bajo coacción en la cárcel de Guantánamo

Foto: Canadá pagará 8 millones al preso más joven de Guantánamo
Canadá pagará 8 millones al preso más joven de Guantánamo

Omar Khadr se declaró culpable de asesinar con quince años al sargento Christopher Speer, confesión que según él realizó bajo coacción en Guantánamo. Ahora, el Gobierno de Canadá pedirá disculpas y compensará generosamente al ex-prisionero de Guantánamo, que fue declarado culpable por asesinar a un soldado estadounidense en Afganistán a los quince años, según informa el diario The Guardian. El Tribunal Supremo canadiense ha declarado que el prisionero fue interrogado en circunstancias opresivas, por lo que Omar Khadr recibirá una recompensa de 10,5 millones de dólares canadienses (unos 8 millones de dólares estadounidenses).

Kadhr, de nacionalidad canadiense, tenía quince años cuando fue capturado por las tropas estadounidenses tras un tiroteo contra un recinto donde se encontraban supuestamente escondidos miembros de Al-Qaeda. El enfrentamiento se saldó con la muerte del sargento Christopher Speer, médico estadounidense de las Fuerzas de Operaciones Especiales.

Khadr, sospechoso de haber lanzado la granada que mató a Speer, fue conducido a Guantánamo y condenado por crímenes de guerra ante un tribunal militar. Se declaró culpable de asesinato en 2010 y se le condenó a ocho años de prisión, sumándose al tiempo que ya llevaba detenido. Regresó a Canadá dos años más tarde para cumplir el resto de la condena y fue liberado en mayo de 2015, con un recurso de apelación pendiente acerca de su declaración de culpabilidad, que fue realizada bajo coacción según él.

Foto: Trump recupera la "guerra contra el terror": Guantánamo, torturas y cárceles secretas

En total pasó diez años en Guantánamo. Su caso llamó la atención de los medios internacionales cuando se habló de él en términos de niño soldado. El Tribunal Supremo canadiense resolvió que el convicto había declarado su culpabilidad en 2003 en circunstancias opresivas, como la privación de sueño, y que los miembros del servicio de inteligencia canadiense que le interrogaron compartieron posteriormente dicha confesión con sus homólogos estadounidenses.

Sus abogados presentaron una demanda de 20 millones de dólares contra el Gobierno canadiense por prisión indebida, argumentando que el Ejecutivo había violado las leyes del derecho internacional al no proteger a un ciudadano canadiense y conspirar con Estados Unidos en el abuso cometido contra Khadr. Los abogados del joven convicto han declarado en repetidas ocasiones que Omar fue forzado por su padre a participar en la guerra, ya que su familia había estado en contacto con Osama Bin Laden. El padre de Khadr, nacido en Egipto, falleció en 2003 cuando un helicóptero pakistaní bombardeó la casa donde se encontraba reunido con altos mandos de Al-Qaeda.

Khadr se ha convertido en el último detenido occidental y el más joven de la prisión de Guantánamo.Tras su liberación en 2015 de la cárcel en Alberta, Canadá, Omar Khadr pidió perdón a las familias de las víctimas, declaró estar en contra de la yihad violenta y dijo que buscaba un nuevo comienzo para completar sus estudios y trabajar en el sistema sanitario. Actualmente vive en Edmonton, Alberta.

Guantánamo Terrorismo Estados Unidos (EEUU) Tortura Canadá
El redactor recomienda