un hombre arroja una furgoneta contra los fieles

"Mataré a todos los musulmanes": confirman que el ataque de Londres es "un atentado"

Un hombre ha arrollado a la multitud con una furgoneta al grito de “quiero matar a todos los musulmanes”. Ya ha sido detenido. La 'premier' May convoca un gabinete de emergencia

Foto: La Policía Metropolitana de Londres acordona la zona del atropello múltiple en Finsbury Park, norte de Londres. (Reuters)
La Policía Metropolitana de Londres acordona la zona del atropello múltiple en Finsbury Park, norte de Londres. (Reuters)

La Policía Metropolitana de Londres (MET) ha confirmado que el ataque con vehículo ocurrido cerca de la mezquita de Finsbury Park, en el norte de la capital británica, en el que murió un hombre y otros diez resultaron heridos, es un "atentado terrorista" de acuerdo a la metodología empleada. En una comparecencia, el subcomandante Neil Basu de Scotland Yard ha declarado que un individuo arrolló con una furgoneta a fieles que acababan de finalizar sus oraciones en la mezquita. Según testigos citados por medios locales, el sospechoso gritó "voy a matar a todos los musulmanes" antes de ser inmovilizado por las personas que estaban junto al templo. Ocho de los heridos hospitalizados se encuentran en "estado crítico".

"Esto ha sido un ataque contra Londres y contra todos los londinenses y todos debemos permanecer juntos contra estos extremistas", afirmó Basu. La MET informa en su página web de que hay una persona de 48 años detenida, cuya identidad no ha sido facilitada. Según testigos, se trataría de un hombre blanco de fuerte complexión física, que fue llevado a un hospital como medida de precaución y, una vez dado de alta, trasladado a una comisaría para ser interrogado. Por el momento, la policía mantiene "una mente abierta independientemente de cuál haya sido el motivo detrás de esta agresión", que ya han condenado los líderes de las diversas comunidades religiosas británicas.

Mientras, Theresa May ha convocado un gabinete de emergencia tras el cuarto atentado en apenas tres meses, después del de marzo ante el Parlamento británico, el de mayo en el estadio Manchester Arena y el reciente ataque en el Puente de Londres. En una declaración fuera de su despacho de Downing Street, la primera ministra ha declarado que las primeras indagaciones de la policía confirman que el atacante "actuó solo". Al parecer, la víctima mortal ya se encontraba recibiendo atención médica de primeros auxilios cuando el agresor arrolló con una furgoneta a los viandantes, todos ellos fieles musulmanes que acababan de terminar sus oraciones en la mezquita de su barrio. La 'premier' ha señalado que este ataque "es un recordatorio de que el terrorismo, los extremismos y el odio adoptan muchas formas" al tiempo que incidió en la "determinación" del Gobierno en "erradicarlos, sin importar quién sea el responsable".

El sospechoso fue reducido por los ciudadanos que se encontraban en el lugar después de abandonar el vehículo que había lanzado contra un grupo de peatones, entre ellos un hombre en silla de ruedas. Varios vídeos en las redes sociales muestran al individuo. Según testigos, un imam protegió al supuesto atacante de la ira de la multitud hasta que llegó la policía. Husain Alí, de 28 años y que estaba presente en el lugar, asegura que el atacante fue protegido por quienes, supuestamente, eran su objetivo. “El líder de la mezquita dijo 'No le toquéis'. (El atacante) estaba sentado mientras la gente le retenía. La Policía y los helicópteros llegaron unos ocho minutos después”, declara este testigo al diario 'The Guardian'.

"El atacante sonreía"

Alí describe la escena ante el Centro Islámico. “Todo lo que escuché fue un fuerte golpe, entonces me giré y vi a la gente corriendo y gritando. También observé cómo personas sacaban a un hombre de debajo de la furgoneta, era negro, estaba sangrando pero no muerto, seguía vivo”. “Había un hombre en silla de ruedas, debajo de la furgoneta, era un infierno. Las personas que estaban cerca dicen que el atacante sonreía, saludaba con la mano, estaba feliz. Mientras, había escenas de pánico, la gente gritaba y corría”, asegura este testigo.

Abdulrahman Saleh Alamoudi, otro testigo citado por medios locales, asegura que se encontraba junto con un grupo de fieles que acababan de terminar los rezos y que, en ese momento, ayudaban a un anciano que "se había caído", quizás a causa del calor, cuando la furgoneta se dirigió hacia ellos. "Se nos vino encima esta furgoneta grande. Creo que al menos diez personas resultaron heridas y, afortunadamente, yo me las apañé para escapar", afirmó. "Entonces, el tipo salió del furgón y le agarré. Estaba gritando: 'Voy a matar a todos los musulmanes, voy a matar a todos los musulmanes', al tiempo que iba dando puñetazos", relató. Cuando lograron reducirle, el atacante pidió que le "mataran".

Las comunidades musulmanas de Reino Unido temen desde hace tiempo ser blanco de crímenes de odio y denuncian que las autoridades no toman en serio esta amenaza. Desde el atentado del Puente de Londres se ha detectado un incremento en este tipo de ataques y agresiones islamófobas. Responsables de seguridad y mandos de la policía reconocen, en privado, que son plenamente conscientes de la necesidad de proteger a las comunidades musulmanas de “ataques violentos en venganza” por las acciones de radicales islámicos, según fuentes citadas por 'The Guardian'.

Extremistas de ultraderecha e islamistas radicales pretenden abrir una brecha entre los musulmans británicos y otras comunidades, advierten las fuerzas de seguridad. Tras el ataque, el Consejo Musulmán Británico (MCB) ha solicitado a las autoridades un refuerzo urgente de la seguridad en las mezquitas del Reino Unido, dado que está por concluir el mes sagrado de Ramadán y comenzará la tradicional celebración musulmana de "Eid", del fin del ayuno. "Las comunidades musulmanes han pedido durante años más medidas para atajar el aumento de los delitos por odio y más medidas deben ser tomadas ahora para afrontar no solo este incidente, sino el importante y preocupante aumento de la islamofobia", ha subrayado el secretario general del MCB, Harun Khan.

Aunque la Policía ha confirmado un muerto, el MCB asegura que estima que entre tres y cuatro fieles habrían fallecido al ser atropellados por la furgoneta cuando salían del Centro de Bienestar Musulmán, próximo a la mezquita de Finsbury Park.

Agentes en el escenario del ataque en Finsbury Park, en el norte de Londres. (Reuters)
Agentes en el escenario del ataque en Finsbury Park, en el norte de Londres. (Reuters)

La mezquita y su lucha contra el extremismo

La mezquita objetivo del ataque tiene un largo historial de trabajo comunitario y recientemente había ayudado a los supervivientes de la tragedia de la torre Grenfell. El templo atrajo la atención mediática por el imam extremista Abu Hamza, una de las figuras islámicas más radicales de Reino Unido, que fue despedido de su 'cargo' en la mezquita de Finsbury Park en febrero de 2003. El centro fue reabierto en 2005 bajo un nuevo liderazgo, caracterizado por la tolerancia cero con el extremismo.

Esta transformación fue reconocida en 2014 cuando la mezquita fue galardonada con el Visible Quality Mark de la Charity Commission. Por aquel entonces, el diario 'The Independent' recogió el 'cambio de rumbo' en un artículo en el que citaba a los nuevos responsables del templo. “Tenemos un fuerte sentido de la responsabilidad. Creemos que deberíamos ser un modelo a seguir para otras mezquitas y otros lugares de culto, combatir el extremismo y otros problemas… Pero nosotros (como musulmanes) queremos sentir que somos parte de un contexto social más amplio. Queremos ser ciudadanos británicos, no ciudadanos de segunda clase, y queremos sentir que tenemos deberes, responsablidades”.

"Mantened la calma y seguid alerta"

Por su parte, el líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, manifestó a través de Twitter su "conmoción" por este ataque e indicó que se solidariza con la comunidad afectada. "He estado en contacto con mezquitas, la Policía y el ayuntamiento de Islington (norte de Londres) en relación con este suceso. Mis pensamientos están con la comunidad y los afectados por este horrible incidente", agregó el político de la oposición.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, calificó de ataque a los "valores compartidos de tolerancia, libertad y respecto" este incidente, además de pedir a los londinenses que mantengan la "calma" y permanezcan "vigilantes" mientras se esclarece este incidente, que la Policía trata como un atentado terrorista, el cuarto en el Reino Unido en tres meses. "Mientras este parece ser un ataque contra una comunidad en particular, como los terribles de Manchester, Westminster y el Puente de Londres, este es también un ataque contra todos nuestros valores compartidos de tolerancia, libertad y respeto".

"Pido a todos los londinenses que mantengan la calma y estén vigilantes. Por favor, denunciad a la Policía cualquier cosa sospechosa", resaltó Khan, que indicó que la Policía reforzó la protección de las distintas comunidades de la ciudad, especialmente las que observan el mes de Ramadán.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
45 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios