siguen la estela de los de argentina

La rebelión se extiende: huelga de empleados de Turespaña en EEUU, Canadá y Suecia

La congelación de salarios desde 2009 ha llevado a muchos trabajadores de diferentes instituciones españolas en el extranjero a encabezar protestas, a la espera de la negociación en Madrid

Foto: Protesta de los trabajadores de la Embajada de España en Washington, en una foto difundida por ellos mismos
Protesta de los trabajadores de la Embajada de España en Washington, en una foto difundida por ellos mismos

La huelga de empleados en las oficinas de exteriores de España se está extendiendo: afecta ya a las delegaciones de turismo en Miami, Chicago y Los Ángeles; a la de Canadá, en Toronto, y a la de Suecia. Sus reivindicaciones siguen la estela marcada por la huelga de 16 días de los trabajadores de la embajada en Buenos Aires: salarios que consideran muy por debajo del creciente coste de vida y disparidad de condiciones con quienes tienen rango de funcionario.

La mayoría de empleados de Turespaña en Miami, Chicago y los Ángeles se declararon ayer en huelga “debido a condiciones salariales injustas”, según el comunicado, en inglés, recibido por El Confidencial. “Todos nuestros salarios han sido congelados por el Gobierno desde 2009. Con el aumento de la inflación y el índice de coste de vida entre 2009 y 2017, esto equivale a una caída de salario”.

Nazaret Castro. Buenos AiresNazaret Castro. Buenos Aires

El paro podría extenderse a otras oficinas, embajadas y consulados, que han mostrado su solidaridad con concentraciones que han hecho públicas en Twitter los últimos días. La secretaria general de UGT en Washington DC, Yolanda Benítez, que representa a los trabajadores de la embajada y la oficina de Defensa, reconoce a este diario que sopesan declararse en huelga: “Estamos a la espera de lo que se negocie el 20 en Madrid”, declara, ya que esperan conocer la propuesta que presentará el Gobierno.

Los empleados movilizados en Washington piden un aumento de sueldo del 25% para compensar nueve años de congelación salarial y sufragar el coste de vida en EEUU, que, afirman, se ha vuelto insostenible. Benítez explica que el empleado que menos cobra de la embajada de la capital americana recibe 2.400 dólares al mes de los que luego tiene que pagar impuestos en EEUU: entre un 20 y un 34%, dependiendo de cada caso. Un salario considerado insuficiente en una ciudad donde alquilar un piso de una habitación cuesta 2.000 dólares de media, según el DC Fiscal Policy Institute.

“Además en nuestro caso tenemos muchísimos problemas con la asistencia sanitaria, con la póliza que nos han contratado aquí, que es DKV, y por lo tanto también pedimos que todos esos problemas”, añade Benítez. “Aquí en EEUU la asistencia sanitaria es toda privada y muy cara. Nos encontramos totalmente aislados, el resto del mundo no es así”.

Diferencias salariales del 70%

Otra de las protestas se centra en la disparidad salarial y de condiciones laborales entre los empleados (47 entre la embajada y la oficina de Defensa en Washington) y los funcionarios (en torno a 70). La media salarial de un contratado, según datos facilitados por el sindicato, ronda los 3.000 dólares al mes, frente a los 5.000 de un funcionario. En el caso de Benítez, ella dice ganar 3.300 dólares brutos al mes, de los que separa 700 para pagar al fisco estadounidense. La portavocía de la embajada española en Washington no había respondido inmediatamente a las llamadas en el momento de entregar este artículo.

Trabajadores de la oficina de Defensa en Washington se solidarizan con la protesta
Trabajadores de la oficina de Defensa en Washington se solidarizan con la protesta

Los trabajadores de la oficina de Turespaña en Suecia también llevan dos días en huelga, así como los de la de Canadá. “Llevamos desde 2004 mandando escritos a Turespaña y a nuestro Ministero solicitando aumentos de salarios. Los directores acogen nuestros escritos, incluso lo solicitan a Hacienda diciendo que sí, que tenemos razón, pero no nos suben el sueldo”, se queja Juan Carlos Muñoz, de la oficina de Toronto y representante de UGT en ese país. “En Canadá somos los peores pagados. Por ejemplo, los de Comercio cobran un 70% más que nosotros, cuando somos auxiliares administrativos igual. El trabajo que hacemos es casi el mismo”, asegura. Ambos grupos llevan 9 años con el salario congelado, pero en su caso es peor, porque no tienen estatus de funcionarios sino de laborales, es decir, contratados locales.

Muñoz cifra su sueldo en 33.000 dólares brutos anuales, que se quedan en unos 2.700 dólares brutos al mes, de los cuales un 34% están destinados a impuestos. Un salario que, para Canadá, no es ni mucho menos para tirar cohetes. “Para que te hagas una idea, el sueldo medio en Canadá es de 1.300-1.500 euros semanales”, explica. “Torono ha crecido abismalmente, es una de las primeras ciudades de Norteamérica, y los alquileres han subido un 30% en el último año. Ahora mismo es imposible encontrar una casa por menos de 1 millón de dólares”, dice, asegurando que muchos de ellos tienen que recurrir al pluriempleo para llegar a fin de mes.

Otro motivo de agravio, según él, es la diferencia de rango. “Nos contratan como administrativos y hacemos funciones de técnicos: viajamos, hacemos conferencias de prensa, vamos a ferias por todo el país… Yo he tenido que ir a Winnipeg a 42 bajo cero”, señala. “¡Y nos encanta! A mí me gusta decirle a la gente que en lugar de irse a México o a Portugal vayan a España. Los canadienses se han gastado 760 millones de euros en 2016 en España. Ha habido 400.000 canadienses en España, un 40% más que en el año anterior. Así que mira qué trabajo que estamos haciendo. Las 33 oficinas que tenemos en todo el mundo somos la punta de lanza del sector turístico en el extranjero, pero somos las peores pagadas de Exterior”, comenta.

Muñoz cree que su reivindicación es totalmente justa. “Tampoco pedimos un aumento en abstracto, sino que nos equipare a nuestros compañeros. Por lo menos que seamos iguales. Se lo hemos dicho a nuestros jefes muchas veces, pero la única solución que nos ha quedado es ir a la huelga”, dice.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios