un sondeo pide la dimisión de la líder conservadora

May nombra un nuevo jefe de personal tras la dimisión de dos de sus asesores

Se trata de Gavin Barwell, de 45 años, que había perdió su escaño parlamentario por la circunscripción de Croydon Central (Londres) en las elecciones generales del jueves

Foto: Gavin Barwell (dcha.) junto a Theresa May. (Reuters)
Gavin Barwell (dcha.) junto a Theresa May. (Reuters)

La primera ministra británica, Theresa May, ha nombrado a Gavin Barwell, antiguo secretario de Estado de Vivienda, como nuevo jefe de personal de Downing Street, su despacho oficial, tras la dimisión de los dos asesores que ocupaban esa responsabilidad. Barwell, de 45 años, perdió su escaño parlamentario por la circunscripción de Croydon Central (Londres) en las elecciones generales del jueves, en las que el Partido Conservador no ha logrado mantener su mayoría absoluta.

Las presiones internas llevaron a los hasta ahora jefes de personal de May, Nick Timothy y Fiona Hill, a presentar su renuncia. Ambos habían recibido críticas en las últimas horas por la elaboración del programa electoral y la campaña de May, así como por su forma de gestionar el equipo de Downing Street. Según medios británicos, diversos diputados habían amenazado a la primera ministra con iniciar el proceso para celebrar unas primarias si no forzaba la salida de Timothy y Hill, dos de sus asesores más cercanos.

Nick Timothy y Fiona Hill. (Reuters)
Nick Timothy y Fiona Hill. (Reuters)

Barwell fue uno de los miembros del Partido Conservador que salió en defensa de la primera ministra, al asegurar en la BBC que "hay en el partido una voluntad de mantenernos a su lado y apoyarla". "Estoy encantada de que Gavin Barwell haya aceptado el puesto para ser mi jefe de personal. Ha sido un secretario de Estado de primera categoría y es ampliamente respetado", afirmó May en un comunicado. "Como dije ayer, quiero reflexionar sobre las elecciones y por qué no logramos el resultado que yo esperaba. Gavin jugará un importante papel en eso", subrayó la jefa de Gobierno.

La primera ministra continúa diseñando un nuevo Gabinete, aunque ya ha confirmado en el cargo a sus principales ministros, al tiempo que negocia el apoyo del Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte, ante su falta de mayoría absoluta en el Parlamento.

'Mea culpa'

La dimisión de Hill ha sido confirmada en un primer momento por portavoces del partido a la cadena BBC y al diario 'The Guardian' y ratificada después por la propia Hill en la misma web con un escueto párrafo."Ha sido un placer servir en el Gobierno y un placer trabajar con tan excelente primera ministra", ha escrito Hill. "No tengo ningún género de duda de que Theresa May seguirá sirviendo al país y trabajando duro como primera ministra, y de que lo hará con brillantez", ha concluido. Timothy ha sido quien ha entonado el 'mea culpa' completo a través de una extensa carta en la que ha achacado la derrota a "la división existente en el pueblo británico" y, sobre todo, a su propia incapacidad para convencer a los votantes de las condiciones de la Seguridad Social propuestas por la primera ministra.

Con todo, y frente a "extrañas informaciones" aparecidas en los medios británicos, Timothy ha querido subrayar que este aspecto del programa de May ha sido examinado a conciencia y que en ningún momento se trató de "un experimento personal".

May debe dimitir, según un sondeo

El 59,5 % de los miembros del Partido Conservador que han respondido a una encuesta en 'Conservative Home" creen que la primera ministra debe dimitir tras perder la mayoría absoluta en las urnas. El sondeo recibió 1.503 respuestas por parte de afiliados de la formación, de los cuales el 36,6 % cree que May debe continuar en su puesto, mientras que el 3,9 % no tiene una opinión formada al respecto.

La página web que ha divulgado la encuesta, dirigida por el exdiputado conservador Paul Goodman, es un punto de encuentro habitual de miembros y simpatizantes del Partido Conservador, en el que escriben de forma regular algunos de los máximos responsables de la formación.

Protesta contra la primera ministra tras los resultados electorales. (EFE)
Protesta contra la primera ministra tras los resultados electorales. (EFE)

A pesar de las presiones que ha recibido May para dimitir, la primera ministra recalcó ayer que no tiene intención de dar un paso atrás y trabaja para forjar un acuerdo con los unionistas en Irlanda del Norte que le permita gobernar. En las elecciones generales celebradas el jueves, los conservadores sumaron 318 diputados, ocho por debajo de la mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes, donde necesitarán apoyos a partir de ahora para sacar adelante sus propuestas. Algunas voces dentro del Partido Conservador se han mostrado en contra de que May presente ahora su renuncia.

El exministro "tory" para Irlanda del Norte Owen Paterson alertó hoy en una entrevista con la BBC de que iniciar un proceso para elegir a un nuevo líder sumiría a los conservadores en el "caos" en un momento político complejo, cuando están a punto de iniciarse las negociaciones sobre la salida de la Unión Europea (UE).

"Faltan nueve días para que empiece el diálogo sobre el Brexit, hemos sufrido dos horribles incidentes de seguridad, y abocar ahora al Partido Conservador a unas nuevas primarias sería muy poco inteligente", dijo Paterson. Horas después de conocer el resultado electoral, May confirmó en su puesto a los cinco principales ministros de su gabinete, que controlan las carteras de Economía, Interior, Exteriores, Defensa y "Brexit".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios