ni los viernes, ni los domingos

Por qué las elecciones en Reino Unido se celebran en jueves

El Gobierno estableció el cuarto día de la semana para la llamada a las urnas para intentar asegurar el mayor número de participación posible

Foto: Una señal indica el lugar de un centro de votación en Londres (Reuters)
Una señal indica el lugar de un centro de votación en Londres (Reuters)

Las elecciones en Reino Unido se celebran los jueves. Sí, ha leído bien: jueves. Aunque la prensa ha cumplido su cometido y ha informado convenientemente de que los comicios británicos se convocaban el 8 de junio, no han sido pocos los que se han sorprendido al consultar los periódicos a primera hora y darse cuenta de que la llamada a las urnas tiene lugar entre semana. Pero, ¿por qué las elecciones que han dado la victoria a Theresa May –sin mayoría absoluta– se hacen en jueves?

[Todo lo que hay que saber de las elecciones británicas]

En los países democráticos las elecciones se desarrollan, aunque con excepciones, los domingos. Sin ir más lejos, las elecciones generales que se celebraron en España en 2016 se fecharon un 26 de junio que caía en el último día de la semana. Las anteriores, convocadas seis meses antes, también tuvieron a un domingo como protagonista –en este caso, 20 de diciembre–. En Francia, país vecino, las elecciones presidenciales –en sus dos vueltas– tuvieron lugar en domingo y también será en ese día cuando se convoque a los ciudadanos para los próximos comicios legislativos del 11 de junio.

Sin embargo, en Reino Unido la tradición electoral es diferente y el día elegido para ejercer el derecho democrático de la votación se reserva a los jueves. Aunque la convocatoria se ha mantenido a lo largo de los años de manera esporádica, en 2011 se aprobó una ley que regulaba los jueves como día de elecciones de forma oficial. Así, las elecciones a la Cámara de los Comunes debían celebrarse el primer jueves de mayo cada cinco años.

En 1970 se convocaron elecciones un miércoles porque el jueves comenzaba el Mundial de Fútbol

Son muchas las teorías que existen en torno a por qué el jueves se eligió como día de convocatoria de las elecciones, pero una de las más aceptadas es la que apunta a que el Gobierno prefería hacer la llamada a las urnas un día que se asegurara una buena afluencia de votantes. Los viernes era el día en que se cobraba el salario y, de realizar los comicios durante esa jornada, era más probable que los trabajadores salieran a disfrutar de su dinero en bares y restaurantes y 'olvidaran' ejercer su derecho democrático.

Los domingos quedaban directamente excluidos de los días de convocatoria puesto que era el momento en que se acudía a misa. Evitando las elecciones durante los domingos se eludían los posibles sermones religiosos que alteraran el correcto desarrollo de la jornada electoral.

En Estados Unidos tampoco se vota los domingos, sino que se hace los martes. La tradición viene de lejos. Históricamente, Estados Unidos ha sido un país agrícola que acudía a misa los domingos y al mercado los miércoles. Por eso se fijó el segundo día de la semana como el más idóneo para la llamada a las urnas: los agricultores y granjeros tenían tiempo para votar y llevar sus productos al mercado al día siguiente.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios