para "proteger la dignidad" de la ciudad

'Cañonazos' de agua en Florencia contra los turistas: no quieren que 'acampen' en la calle

"El centro es Patrimonio de la Humanidad, un museo al aire libre y no un sitio para que acampen", dice el alcalde, que ha decidido 'regar' zonas turísticas de la ciudad para evitar que se sienten y coman

Foto: Turistas en la plaza de la Señoría de Florencia. (Reuters)
Turistas en la plaza de la Señoría de Florencia. (Reuters)

Varias ciudades de Italia ya barajaban limitar el número de turistas en algunos de sus monumentos, pero Florencia ha ido a más. Este miércoles ha puesto en marcha una polémica medida para poner fin a esa imagen de grupos de turistas sentados en escaleras, plazas y calles mientras comen un trozo de pizza o un helado. Se trata de mojar con agua estas zonas varias veces al día para evitar imágenes que parecen desagradar a algunos florentinos y a su alcalde, Dario Nardella, que cree que esta es la mejor manera de "proteger la dignidad" del centro de la ciudad.

S.D.S.D.

Para el alcalde de Florencia esta medida tiene un doble objetivo: limpiar las calles y evitar lo que ha calificado de "campamentos de turistas". "El centro de Florencia es Patrimonio de la Humanidad, un museo al aire libre y no un sitio para que acampen", ha opinado. Y dicho y hecho, ya que este mediodía ha sacado a la calle varias mangueras con las que operarios de limpieza del Ayuntamiento ha empapado, literalmente, las escaleras que dan a la fachada principal de la basílica de la Santa Croce, uno de los monumentos más importantes de la ciudad y donde están enterrados, entre otros, Nicolás Maquiavelo, Galileo Galilei o Miguel Ángel.

El propio alcalde ha presenciado cómo los operarios mojaban las escaleras ante la sopresa de varios turistas, que han tenido que levantarse para evitar que les alcanzara el agua. Pero esta medida no se limita a este lugar. Durante el día de hoy se hará lo mismo en varios puntos de la ciudad como en la iglesia del Santo Spirito, una de las más importantes de Florencia y situada en el barrio de OItrarno. Uno de los mejores ejemplo de la arquitectura del Renacimiento, son muchos los turistas que aprovechan las sombras que hay en la plaza en la que está situada para descansar o comer algo antes de seguir haciendo turismo.

"Puntos calientes": Duomo, Palacio Vecchio...

Después de estas dos iglesias, el Ayuntamiento pondrá el foco en lo que denomina "puntos calientes". Se trata de la Plazza del Duomo donde, estre otros monumentos se encuentra la catedral de Santa María del Fiore, sede episcopal y uno de los centros neurálgicos de los turistas. Los restaurantes, locales de comida rápida y supermercados que hay alrededor hacen que algunos turistas, para ahorrarse dinero, se sienten en el suelo y aprovechen para comer, merendar o cenar en sus inmediaciones.

Otro punto que será mojado a 'cañonazos' será la plaza de Santa María Novella, muy cercana a la estación de tren de la ciudad, la de San Firenze e, incluso, las inmediaciones del Palacio Vecchio. De hecho, este último acaba de aprobar una resolución que prohíbe la apertura de nuevos restaurantes y supermercados (sobre todo que vendan alcohol) en todo su perímetro.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios