NUEVO ESCÁNDALO

Trump reveló por teléfono el despliegue de submarinos nucleares hacia Corea del Norte

El mandatario estadounidense le contó al presidente filipino Duterte que había enviado dos aparatos de este tipo a la zona por si debía recurrir a ellos. La conversación ha sido filtrada

Foto: Un submarino nuclear de la clase Ohio sale de la base naval de Kings Bay, Georgia, en febrero de 2013. (Reuters)
Un submarino nuclear de la clase Ohio sale de la base naval de Kings Bay, Georgia, en febrero de 2013. (Reuters)

Donald Trump parece tener un serio problema con la información clasificada. Después del escándalo generado por la revelación de datos sensibles al ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, sobre un plan terrorista del Estado Islámico, el presidente estadounidense vuelve a ser objeto de controversia por otro desliz. Según informa la revista 'Newsweek', Trump habría revelado el envío en secreto de submarinos nucleares a Asia como refuerzo en caso de conflicto con Corea del Norte. Lo hizo el pasado abril en una conversación telefónica con el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, cuya transcripción ha obtenido la publicación de investigación ,The Intercept,.

“Está jugando [el presidente norcoreano Kim Jong-un] con bombas, con sus juguetes, y por su forma de mirar, su cabeza no funciona demasiado bien y se puede volver loco en cualquier momento”, dijo Duterte, según el documento. “Tenemos mucha potencia de fuego ahí. Tenemos dos submarinos, los mejores del mundo, tenemos dos submarinos nucleares… No es que queramos usarlos para nada. Nunca he visto nada igual, pero no tenemos que usarlos, aunque igual está loco, así que ya veremos qué pasa”, le respondió Trump.

“No podemos dejar que un loco con armas nucleares ande suelto así. Tenemos mucha potencia de fuego, más de 20 veces más que él, pero no queremos usarlas”, añadió. Entre otras cosas, la conversación revela la enorme ignorancia de Trump sobre las capacidades armadas de su propio país, puesto que EEUU tiene 680 veces más cabezas nucleares que Corea del Norte, según los expertos. El contenido de la conversación ha sido confirmado por un funcionario de la Casa Blanca al 'The New York Times'.

El presidente filipino Rodrigo Duterte, durante su conversación telefónica con Trump, el 29 de abril de 2017. (EFE)
El presidente filipino Rodrigo Duterte, durante su conversación telefónica con Trump, el 29 de abril de 2017. (EFE)

Revelación antes de tiempo

La presencia del submarino nuclear USS 'Michigan' es ahora pública, pero no así la del otro aparato. Y de esta manera, el presidente estadounidense daba a conocer antes de tiempo la presencia de estas dos embarcaciones con capacidad de lanzar misiles nucleares en aguas cercanas a la península norcoreana, lo que, a diferencia de la llegada del portaaviones 'Carl Vinson' y su grupo de ataque, imposible de ocultar, debería haber sido un secreto militar de máximo nivel. Y lo hacía en una simple llamada telefónica en una línea no segura, conversando con otro líder mundial que ha demostrado ser cualquier cosa menos discreto. Trump, de hecho, alabó la preocupante “guerra contra las drogas” lanzada por Duterte, que ha provocado más de 7.000 muertos en apenas 11 meses. “Estás haciendo un trabajo increíble”, le dijo el mandatario estadounidense.

En cualquier caso, la revelación subraya otro elemento preocupante: el despliegue de las fuerzas armadas estadounidenses en la zona es meticuloso y mayor de lo que se pensaba en un principio, lo que, según algunos analistas, significa que la posibilidad de una acción armada es una realidad. “No es un secreto que el USS 'Carl Vinson' ha estado cerca de la península desde hace unas semanas. Pero ahora el USS 'Ronald Reagan', que tiene su base en el vecino Japón, se le ha unido. El USS 'Nimitz', con base en el estado de Washington, está de regreso en puerto, habiendo completado recientemente un ejercicio de entrenamiento, igual que el USS 'Theodore Roosevelt', más al sur en San Diego. La Armada estadounidense ha dicho que el 'Roosevelt' será desplegado de nuevo pronto, aunque ha evitado mencionar un destino”, indica George Friedman, director de la agencia de inteligencia privada Stratfor.

D. IriarteD. Iriarte

Despachar tres grupos de portaaviones es una acción sensible, cuando no necesaria, para una acción militar contra Corea del Norte, aunque no está realmente claro qué papel jugaría la Armada en la misión. Pero esta es clara: si fuese a atacar Corea del Norte, EEUU intentaría destruir sus instalaciones nucleares y eliminar las baterías de artillería en el sur que apuntan a Seúl. Y lo haría principalmente desde el aire”, especula. “Estados Unidos está anunciando sus preparativos para la guerra —en sí mismo un acto de disuasión—, y el anuncio no pasa desapercibido en Corea del Norte. Pero no es un farol; farolear de esta manera es muy caro y bastante inefectivo. Por lo que podemos decir, Corea del Norte parece asumir que un ataque no es algo inevitable, sino un riesgo que está dispuesta a correr”, señala.

Gracias a Trump, ahora sabemos que EEUU también ha desplegado varios submarinos nucleares. Ciertamente, aunque la decisión final no es suya, el Pentágono no va de farol.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios