el documento no alude a entidades concretas

El Eurogrupo toma el pulso de la banca española en plena venta del Popular

Los Diecinueve discutirán sobre el último informe que la Comisión Europea y el Banco Central Europeo han hecho sobre España. Las conclusiones de ambos organismos son positivas

Foto: Un hombre pasea frente a la sede portuguesa del Banco Popular. (Reuters)
Un hombre pasea frente a la sede portuguesa del Banco Popular. (Reuters)

“Los ministros siempre tratan de evitar entrar a discutir sobre entidades concretas”. Así lo dice un buen conocedor de los entresijos de uno de los foros más poderosos de la Unión Europea, el Eurogrupo. Y de este modo espera Luis de Guindos que no se mencione la delicada situación en la que se encuentra el Banco Popular en el encuentro que mantiene hoy con sus colegas de la eurozona. Pese a que en la agenda figura un punto sobre la última evaluación de la salud de la economía y las finanzas españolas.

Los Diecinueve mantendrán una breve discusión sobre la última misión de la Comisión Europea y el Banco Central Europeo en España, para tomar el pulso a la situación económica y financiera tras el rescate bancario de 2012. Las conclusiones de ambas instituciones, tras su paso por el país en abril, son globalmente positivas. Un parapeto en el que De Guindos podrá escudarse.

El adelanto del informe no hace alusión a entidades concretas. En cambio, sí destaca que la banca ha ganado en solidez y cumple con sus requisitos de capital, aunque algunas entidades podrían necesitar aumentar su capital de cara al futuro. La CE y el BCE dejan poco margen al conformismo, ya que creen necesario seguir mejorando los balances y, sobre todo, reducir los créditos morosos.

El informe destaca que la banca ha ganado en solidez, aunque algunas entidades podrían necesitar aumentar su capital de cara al futuro

Pero, pese al tono positivo de la evaluación, las dificultades que atraviesa el Popular —en pleno proceso de venta— lastran los esfuerzos hechos por el ministro en los últimos años para limpiar la imagen del sector financiero español. Hasta hace bien poco, De Guindos ponía la situación de la banca patria tras el rescate como un ejemplo a seguir.

El ministro también solía repetir que es fundamental mantener una “transparencia absoluta” sobre el estado bancario, para evitar perder la confianza. Pero las especulaciones que envuelven hoy al Popular inquietan a los mercados, que han mostrado esta semana sus serias dudas sobre el futuro del banco. Y todo pese a que De Guindos ha querido apaciguar los ánimos —y cubrirse las espaldas ante sus socios europeos— al asegurar que no se inyectará dinero público en el banco.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, en el Senado. (EFE)
El ministro de Economía, Luis de Guindos, en el Senado. (EFE)

En cualquier caso, no estamos ante un escenario ni remotamente similar al que arrastró a España al rescate bancario. El sexto banco español no plantea un riesgo sistémico, por lo que no crea preocupación ni entre los socios europeos ni en Bruselas. Tan solo la posible entrada de Bankia en la ecuación podría suponer un giro de guion. La entidad aún sigue en manos públicas, pese a la insistencia de Bruselas para finalizar su privatización. Y, además, sigue sujeta a la prohibición de llevar a cabo adquisiciones que Bruselas le impuso durante el proceso de reestructuración.

La prohibición, de todos modos, está cerca de llegar a su fin: su fecha límite es el uno de julio. Esto abre la puerta a que se prepare la operación para ser ejecutada una vez que pase esa fecha, tal y como explicaron fuentes europeas a El Confidencial.

En cualquier caso, y salvo sorpresa, los ministros del Eurogrupo estarán más ocupados tratando de resolver el enésimo rompecabezas griego, con la evaluación de las últimas medidas aprobadas en Atenas que han vuelto a aumentar la tensión en el país, que vivió el pasado miércoles su primera huelga general del año.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios