crea zonas de exclusión aérea

Cómo Rusia 'engañó' a EEUU: el acuerdo de Siria restringe la lucha contra el ISIS

Las zonas de seguridad que Rusia, Irán y Turquía establecen en su acuerdo prohíben el sobrevuelo de aviones de combate. Incluidos los de la Coalición Internacional contra el ISIS

Foto: Dos niñas durante una campaña de seguridad ante ataques aéreos, en Duma, en manos de los rebeldes. (Reuters)
Dos niñas durante una campaña de seguridad ante ataques aéreos, en Duma, en manos de los rebeldes. (Reuters)

Las "zonas de seguridad" que Rusia, Irán y Turquía pretenden establecer en Siria estarán 'cerradas' a aviones de combate de la Coalición Internacional contra el Estado Islámico que lidera EEUU. Así lo ha advertido hoy Alexander Lavrentiev, enviado especial de Vladimir Putin para Siria, quien firmó este jueves el acuerdo para crear cuatro zonas seguras en el país que incluyen espacios de exclusión aérea tras seis años de guerra y más de 400.000 muertos.

Bajo el plan diseñado por Moscú, la fuerza aérea del régimen de Bashar al Assad deberá detener sus operaciones en dichas zonas, cuya delimitación exacta todavía debe concretarse, aunque Rusia, Turquía e Irán han acordado que se crearán en la provincia de Idlib, en el noroeste del país, controlada por una coalición de brigadas islamistas y yihadistas y diversos grupos rebeldes; en el centro de la provincia de Homs, donde milicias opositoras dominan una franja del territorio; en Guta Oriental (provincia de Damasco) y en el sur del país, particularmente las provincias de Daraa y Quneitra, en la que una facción próxima al ISIS tiene presencia.

El acuerdo prohíbe cualquier enfrentamiento armado dentro de las cuatro "zonas de rebaja de tensión", incluido el sobrevuelo de aviones de combate. Lavrentyev ha afirmado hoy que toda actividad de aviones militares, rusos y turcos incluidos, estará prohibida. Coincide en este punto con Naciones Unidas, cuyo secretario general, Antonio Guterres, celebró "los compromisos para interrumpir el uso de todo tipo de armas, particularmente de las fuerzas aéreas".

"Las operaciones en las zonas de seguridad, especialmente de la Coalición Internacional, están absolutamente prohibidas. La cuestión está cerrada"Lavrentyev también especificó que "las operaciones aéreas en las zonas de seguridad, especialmente de las fuerzas de la Coalición Internacional (que lidera EEUU), están absolutamente prohibidas, con o sin notificación previa. La cuestión está cerrada". La coalición contra el Estado Islámico podrá, no obstante, lanzar ataques contra el grupo yihadista en áreas específicas. Las "zonas seguras" no incluyen las tres áreas controladas completamente por el Gobierno: Damasco, Tartús y Sweida. Tampoco las zonas del noreste en manos del Estado Islámico o de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), una coalición kurdo-árabe que combate a los yihadistas con el apoyo de EEUU.

Washington ya ha manifestado su "cautela" ante el acuerdo firmado en las negociocines de Astana (Kazajistán), especialmente por la participación de Teherán, principal aliado junto a Rusia del régimen de Assad. El papel de Teherán como "garante, ya que las actividades de Irán en Siria solo han contribuido a la violencia, no a detenerla", indicó en un comunicado Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado. "Apreciamos los esfuerzos de Turquía y Rusia para lograr este acuerdo", añadió, antes de recalcar que "Estados Unidos no fue un participante directo en las negociaciones y no es, en este momento, parte del acuerdo".

Rusia, Turquía e Irán han fijado el 4 de junio como fecha límite para concretar las "zonas seguras" y consensuar un mapa en el que figuren las posiciones de los grupos opositores 'moderados', a fin de separarles de las áreas ocupadas por el Estado Islámico y Jabhat Fatah al Sham, el antiguo Frente al Nusra.

"Cambios fundamentales" en Siria

La creación de estas zonas provocará, en palabras del vicecanciller iraní Hossein Jaberi Ansari, "cambios fundamentales" en Siria. Esa es precisamente la peor pesadilla de la oposición política siria, que rechaza cualquier papel de Teherán en el proceso de paz, y considera que el acuerdo amenaza la unidad territorial. "Nunca reconoceremos que Irán se denomine en ese acuerdo como país garante. Es una postura de principios. En nombre del pueblo sirio, rechazamos cualquier papel de Irán y de las facciones bajo su jurisdicción, porque se trata de un país hostil al pueblo sirio", subrayó en Asatana un miembro de la delegación opositora, que acusa a Irán de alimentar la naturaleza sectaria del conflicto y de orquestar cambios demográficos para aumentar la presencia de población chií.

La oposición armada -que se presentó al pleno de ayer en el último momento, tras retirarse ayer de las conversaciones- también exigió la retirada de Siria de todos los combatientes respaldados por la República Islámica.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios