"debe haber unidad en Westminster, ahora no la hay"

Theresa May anuncia elecciones anticipadas en el Reino Unido el 8 de junio

Obligada por la división en el Partido Conservador y las consecuencias económicas del Brexit, May adelanta los comicios. Las encuestas dan una enorme ventaja a los 'tories'

Foto: La primera ministra británica, Theresa May. (EFE)
La primera ministra británica, Theresa May. (EFE)

Elecciones anticipadas en el Reino Unido del Brexit. La 'premier' Theresa May ha anunciado que el país celebrará elecciones generales el próximo 8 de junio. Obligada por la división en el Partido Conservador y por las consecuencias económicas de la salida del bloque comunitario, la primera ministra convoca a los británicos a las urnas tres años antes de lo previsto. Todo en pos de "la estabilidad" y de la legitimidad de su mandato de cara a la negociación del Brexit. Tras el anuncio, la libra esterlina despunta y alcanza máximos del año.

En rueda de prensa, May ha explicado que ha tomado esta decisión después de varias disputas internas con algunos miembros del Gobierno y varios parlamentarios a cuenta del Brexit. "Debe haber unidad en Westminster y ahora mismo no la hay", ha reconocido la 'premier', quien presentará este miércoles ante la Cámara de los Comunes una moción para solicitar la convocatoria, que requiere una mayoría de dos tercios para salir adelante. May, quien no hace mucho negaba esta posibilidad, admite ahora "a regañadientes" que el país necesita "seguridad, estabilidad y un liderazgo fuerte" -es decir, un liderazgo estable- de cara a las negociaciones de ruptura con el bloque comunitario.

La jugada de May es inteligente. Ahora encara las correosas negociaciones del Brexit, que encabezan un equipo 'inexperto' liderado por el euofilo Oliver Robbins, y se enfrenta a una Cámara de los Comunes dividida -gran parte de la misma se opone a la ruptura con la UE-, un Partido Conservador fracturado por la salida de la UE y una Cámara de los Lores hostil. Las últimas encuestas dan una amplísima ventaja al Partido Conservador que May lidera desde que David Cameron dimitió tras el resultado del referéndum. De hecho, supera en hasta 20 puntos a los laboristas de Jeremy Corbyn, algo que no ocurría desde los tiempos de Margaret Thatcher. No obstante, hay un factor que ha recibido una atención escasa: la creciente amenaza que suponen los Liberal Demócratas, tal y como alertaba una encuesta reciente del Partido Conservador.

Consciente de los sondeos que le colocan de nuevo en Downing Street, durante la comparecencia la líder conservadora ha explicado que la relación con la UE será idéntica a la que ella misma anunció hace tres semanas en el Parlamento británico cuando solicitó formalmente la salida de Reino Unido."Queremos una asociación profunda y especial entre una Unión Europea fuerte y exitosa y un Reino Unido libre para trazar su propio camino en el mundo", ha señalado.

Pero, sin duda, sus palabras han sido el pistoletazo de salida de una campaña electoral que se prevé intensa. "Vamos a recuperar el control de nuestro dinero, nuestras leyes y nuestras propias fronteras. Seremos libres para llegar a acuerdos comerciales con viejos amigos y nuevos socios. Este es el enfoque correcto y el interés de esta nación, pero el resto de partidos se oponen a ella. El país se está uniendo, pero no Westminster".

Sin embargo, estas elecciones no frenan la cuenta atrás para el Brexit como confirma nuestra corresponsal en Bruselas María Tejero. Nadie allí esperaba el anuncio. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, se preguntaba si es el genio de Alfred Hitchcock, el maestro del suspense, el que está dirigiendo el Brexit. “Primero un terremoto y luego la tensión aumenta”, ha asegurado el conservador polaco, poco después de mantener una “buena llamada telefónica” con May.

El encargado de arrojar algo de luz sobre cómo va a afectar este nuevo giro dramático a la salida de Reino Unido de la Unión Europea ha sido el portavoz de Tusk. “Las elecciones británicas no cambian los planes del resto de la Unión Europea, a Veintisiete”, ha explicado Preben Amman. Dicho de otro modo, con comicios o sin ellos, la cuenta atrás para el Brexit se activó el pasado 29 de marzo. Y no va a detenerse ahora.

¿Una cuestión de credibilidad?

La posibilidad de que convocase elecciones anticipadas se bajaraba desde hacía tiempo por la necesidad que tiene la 'premier' de ratificar su liderazgo tanto dentro como fuera del Partido Conservador, ya muy fracturado por la campaña del referéndum del Brexit -en la que May apostó por la permanencia pero mantuvo un perfil bajo-. Medios británicos de la talla del 'Times' sostienen desde hace meses que acudir a las urnas sería positivo para la primera ministra, formó el actual Gobierno en cuestión de días tras el repentino triunfo del Brexit y la dimisión de Cameron, por una mera cuestión de credibilidad. No obstante, fuentes diplomáticas sostienen que May tiene un mandato claro porque los 'tories' ganaron las últimas elecciones con mayoría absoluta, en contra de lo que auguraban los sondeos, y que la 'premier' mantiene un nivel de apoyo de en torno al 47%.

La división en el Gobierno y el impacto económico de la ruptura con la UE juegan un papel clave en la decisión. De hecho, las consecuencias económicas de la ruptura preocupan a casi la mitad de los británicos, que creen que su nivel de vida empeorará tras abandonar el bloque comunitario. El hecho de que May haya apostado por un 'Brexit duro' -fuera del mercado común pero con absoluto control de fronteras- ha provocado choques entre el responsable del Tesoro, Philip Hammond, y la 'premier', obsesionada con reducir la inmigración neta, el motivo principal por el que los británicos apoyaron el Brexit.

La Oficina Nacional de Estadísticas destacó a finales de febrero que la migración neta a largo plazo en el Reino Unido se redujo en los 12 meses hasta el pasado septiembre en 49.000 personas, hasta un total de 273.000, desde los niveles récord de 330.000 personas en 2015. No obstante, la cifra está lejos del objetivo fijado por el Gobierno de reducir la migración neta por debajo de las 100.000 personas.

Bandera a favor del Brexit. (REUTERS)
Bandera a favor del Brexit. (REUTERS)

Corbyn: "Somos una alternativa eficaz"

A los que tampoco les va bien en las encuestas es a los liberaldemócratas. Su líder, Tim Farrow, mueve ficha y pide el voto para "cambiar el rumbo de nuestro país" para evitar así una "desastrosa negociación dura". "Si se desea mantener a Reino Unido en el mercado único, si quiere una Gran Bretaña abierta, tolerante y solidaria, esta es su oportunidad. Usted puede impedir una mayoría conservadora", ha declarado.

Por su parte, Jeremy Corbyn, líder de los laboristas, se ha mostrado a favor de nuevas elecciones alegando que, "por primera vez se podrá votar un Gobierno que ponga los intereses de la mayoría en primer lugar". "Somos una alternativa eficaz frente a un Gobierno que no ha logrado reconstruir la economía, ha bajado el nivel de vida y ha hecho recortes perjudiciales en educación y sanidad", ha dicho en una breve declaración.

Paul Nuttal, líder del UKIP, también celebra la temprana fecha de los comicios y apunta que cada voto a su partido "será un recordatorio de que los británicos quieren un Brexit limpio y con las fronteras restauradas".

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios