gana el referéndum que le otorga todo el poder

El Gobierno da la victoria a Erdogan y la oposición cuestiona el resultado

Según resultados del Gobierno difundidos por la agencia estatal Anadolu, vence el sí a la reforma política más significativa de la historia de Turquía

Foto: El presidente Erdogan saluda a simpatizantes tras votar en Estambul, Turquía. (Reuters).
El presidente Erdogan saluda a simpatizantes tras votar en Estambul, Turquía. (Reuters).

Turquía ha decidido sobre la reforma política más significativa de su historia: 18 enmiendas constitucionales que transforman el sistema parlamentario en uno presidencialista y que otorgarán amplios poderes a Recep Tayyip Erdogan. Con el 98,2% del escrutinio, el "sí" lidera con el 51,31% de los votos, mientras el "no" alcanza el 48,69%, según resultados del Gobierno difundidos por la agencia semipública Anadolu. El primer ministro turco, Binali Yildirim, ha declarado en un discurso público en Ankara ante sus seguidores que la reforma se ha aprobado en el referéndum celebrado hoy. La oposición denunciaba tras conocerse los resultados que eran sin confirmar de la Junta Suprema Electoral y avanzaba que impugnará los resultados por la existencia de irregularidades. Sin embargo, el jarro de agua fría ha llegado solo unas horas después cuando la Junta ha validado el triunfo del sí. Su presidente, Sadi Güven, ha confirmado que validan los votos no sellados de forma reglamentaria, una decisión tomada antes de cerrar el recuento.

La diferencia entre ambas opciones sería de 1,3 millones de votos en una consulta popular cuyo resultado determina el modelo político del país y redefinirá sus relaciones con la Unión Europea, y que para muchos representa un plebisicto sobre la identidad nacional: los partidarios del islamista Erdogan, a un lado; los laicos, al otro. El "sí" vence en Anatolia y en la región del Mar Negro, bastiones del islamista Partido de la Justicia y Desarrollo (AKP), en el Gobierno, mientras que el "no" se impone en la costa del Egeo, el Mediterráneo y en las zonas surorientales, en las que se concentra la población kurda. Han votado el 86,4% de los electores en un país donde los índices de participación son habitualmente muy altos.

La Junta Suprema Electoral permite dar por válidas en el recuento papeletas no previamente selladas por el equipo de la mesa electoralLa oposición cuestiona la legitimidad del referéndum por irregularidades en el recuento. El Partido Republicano del Pueblo (CHP), el mayor de la oposición, que ha hecho campaña contra la reforma, ha denunciado que las cifras del Gobierno, que consideran sesgadas. Erdal Aksünger, un portavoz del CHP, declaró a la prensa que su partido impugnará el 37 por ciento de las urnas escrutadas, porque hay "mucha manipulación".

Entre otras irregularidades denunciadas también destaca la escasez de papeletas en algunas localidades del sureste y la falta de cabinas para mantener el voto secreto en otras. En varios colegios electorales, los sellos que se entregaban para estampar la parte blanca (Sí) o marrón (No) de la papeleta, no marcaban la palabra "Elijo", como es preceptivo, sino "Sí", lo que generó cierta confusión.

Una de las mayores preocupaciones de la oposición es el comunicado de la Junta Suprema Electoral que a última hora de hoy permitió dar por válidas en el recuento papeletas no previamente selladas por el equipo de la mesa electoral, lo que abre la puerta, consideran, a manipulaciones. "Dicen que son válidas papeletas y sobres sin sello oficial. Eso es ilegal. Eso quiere decir que se pueden traer votos de fuera", dijo a los medios el vicepresidente del CHP, Bülent Tezcan.

¿Qué supone la reforma?

Las principales críticas que se han hecho al paquete de enmiendas, que pretende reformar la vigente constitución de 1982, es la eliminación de la figura del Primer Ministro para que el poder ejecutivo sea asumido por el Presidente (Erdogan), que dejará de ser neutral y podrá regresar como el líder del partido; así como la supresión de los contrapesos, es decir, la capacidad del Parlamento para controlar al Presidente; o que el Presidente elegirá a casi la mitad de los miembros del Consejo de jueces y fiscales (que desempeña las funciones disciplinares del sistema judicial); también que el Presidente podrá emitir decretos sin aprobación parlamentaria. La reforma también refuerza aún más la figura del jefe de Estado, al abolir la moción de censura. En definitiva, Erdogan asumirá buena parte del poder ejecutivo, legislativo y judicial.

Erdogan y el partido que fundó en 2001, el AKP, defienden este cambio como esencial para evitar negociaciones de coalición y gobiernos frágiles en el caso de que no haya mayorías absolutas, una situación frecuente en Turquía.

Erdogan asumirá buena parte del poder ejecutivo, legislativo y judicial"El referéndum de hoy no es uno cualquiera, es uno de los más importantes en nuestra Historia", declaró hoy el presidente tras votar en Estambul. El gran impulsor de la reforma volvió a asegurar que el modelo presidencialista acelerará el desarrollo del país y equiparó el cambio con lograr los objetivos de Mustafa Kemal Atatürk, el fundador de la moderna república laica.

"Con este cambio nuestro pueblo decidirá por un salto en su desarrollo. Tenemos que hacer una elección inusual para lograr el objetivo de Mustafa Kemal Atatürk de alcanzar a las civilizaciones contemporáneas", dijo en una declaración que supuso una novedad, ya que los políticos se abstienen de hacer comentarios a favor de ninguna opción durante la jornada electoral, como marca la ley.

En un campaña polarizada, el presidente ha comparado a los partidarios del "no" con quienes apoyan al terrorismo y a los golpistas, y de trabajar junto a las potencias extranjeras que tratan de debilitar el país. Para sus críticos, la victoria del Sí supone que el país se despoja de todos los mecanismos de control al Gobierno, según Esra Ozyurek, responsable de Estudios Turcos Contemporáneos en la London School of Economics: "El Parlamento será totalmente inefectivo, solo firmará las políticas de Erdogan. No habrá Primer Ministro, todo el poder estará en las manos de Erdogan".

La jornada ha transcurrido con tranquilidad -pese a que la campaña y la propia votación se celebraron bajo el estado de emergencia, donde el derecho de asamblea y expresión están restringidos- salvo por un incidente en un municipio de Diyarbakir, la 'capital' de las regiones kurdas del sureste. Una disputa entre dos grupos con lazos familiares en el patio de un colegio electoral derivó en un tiroteo que se saldó con dos muertos y varios heridos, informa la cadena NTV. Si bien se desconocen aún las causas concretas del enfrentamiento, el diario 'Hürriyet' apunta que podría deberse a diferencias políticas. En Estambul, un grupo de unos 30 personas agredió al conocido periodista Ali Bayramoglu, que fue durante años cercano al gobernante AKP pero que explicó recientemente en la prensa progubernamental que votaría no en el referéndum.

¿Qué pasa con la UE?

Los grupos mayoritarios en el Parlamento Europeo (PE) expresaron hoy su preocupación por el resultado y algunas formaciones pidieron incluso que la Unión Europea (UE) suspenda las negociaciones de ampliación con Ankara. "No importa el resultado: con este referendo el presidente (turco, Recep Tayyip) Erdogan está dividiendo al país", indicó a través de la red social Twitter el líder del grupo del Partido Popular Europeo en la Eurocámara, Manfred Weber. "Estamos profundamente preocupados por el resultado".

La mayoría de los expertos coincide en que la acumulación de poder en las manos del presidente será incompatible con el Criterio de Copenhague, requisito indispensable para los países candidatos, que Turquía no cumpliria en cuanto a las garantías democráticas, de derechos humanos y el respeto a minorías. De hecho, varios políticos europeos ya habían advertido de las consecuencias de una victoria del SÍ en el referéndum: “[Las enmiendas de la reforma] alejan todavía más a Turquía de la UE”, dijo Elmar Brok, expresidente del Comité de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo.

“Al eliminar el sistema de controles y contrapesos, las enmiendas no cumplirán con la separación de poderes, sino que Turquía podría transformarse en un sistema presidencial autoritario”, advirtió la Comisión de Venecia del Consejo Europeo. El Europarlamento votó en noviembre para suspender las conversaciones de adhesión, aunque el Consejo no siguió tal requerimiento. En Bruselas, críticos de la candidatura turca recurren a principios técnicos, porque Turquía no cumpliría con dicho Criterio de Cpenhague. El motivo por el que, según los expertos, ni la UE ni Turquía “han desenchufado el proceso de adhesión” es para no entorpecer esas relaciones bilaterales, como el pacto migratorio o aduanero.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios